23 ago. 2012

pimientos del piquillo rellenos de carne picada
en salsa de setas


Este es otro de esos platos en el que con una pequeña variación en uno de sus ingredientes tenemos un plato totalmente distinto, y es que los pimientos del piquillo los podemos rellenar con infinidad de productos distintos desde la tradicional carne picada hasta el marisco, pasando por el pescado, las verduras… y si además del relleno le cambiamos la salsa…


ingredientes 
500 gr de carne picada 
1 cebolla
1 pimiento verde pequeño
un trozo pequeño de pimiento rojo
1 puerro pequeño
1 zanahoria
1 diente de ajo
25 gr de harina
200 ml de leche
50 ml de caldo de pimientos
24 pimientos del piquillo
harina para rebozar
huevo batido
pimienta, sal y aceite

salsa de setas



elaboración

Con estas cantidades yo he rellenado dos docenas, en salsa sólo he puesto la mitad, el resto los he congelado, y los pondré otro día con una salsa diferente.
Para congelarlos, los colocamos encima de una superficie dura, separados unos de otros para que no se toquen y se meten al congelador, una vez congelados se ponen en un tupper o en una bolsa, sacamos bien el aire y de nuevo al frigorífico.




Ponemos a escurrir los pimientos del piquillo, por supuesto el caldo no lo tiramos. 
Para preparar el relleno, en una sartén grande calentamos un poco de aceite, y ponemos a pochar a fuego suave la cebolla, el puerro, los pimientos, el ajo y la zanahoria, todo muy bien picadillo y salamos. Si hay algún pimiento del piquillo roto, es el momento de añadirlo bien picado.
Cuando tengamos la verdura bien pochada, añadimos la carne picada salpimentada, yo he usado carne picada de ternera mezclada con un poco de cerdo, la rehogamos bien y la mezclamos con las verduras. También quedan muy ricos usando carne de cocido. Cuando la carne pierda el color rosadito, espolvoreamos la harina por encima, la cocinamos un poco y vamos añadiendo la leche caliente poco a poco, sin dejar de remover, no nos tiene que quedar una masa demasiado espesa. Probamos, si hace falta añadimos un poco más de sal y la dejamos templar.



Rellenamos los pimientos con ayuda de una cucharilla, los pasamos por harina y huevo batido y los freímos. Los escurrimos y los vamos colocando encima de la salsa, que hoy es de setas. Damos un hervor a la cazuela y listo para presentar.



7 comentarios: