31 dic. 2015

feliz año nuevo !!!!

bizcocho esponjoso con nueces

Os deseo una buena salida y mejor entrada de año. FELIZ 2016!!!.....
Hasta el año que viene!!!!




30 dic. 2015

turrón de chocolate con avellanas


Un nuevo turrón para añadir a nuestra bandeja de dulces, muy fácil de hacer, muy rico y seguro que uno de los primeros en desaparecer.



ingredientes
125 g de chocolate negro
125 g de chocolate con leche
100 g de crema de chocolate 

      con avellanas
40 g de manteca de cerdo
100 g de avellanas tostadas













elaboración
Preparamos un molde rectangular, si no es de silicona, lo forramos con papel vegetal. Como yo no tengo ninguno con esa forma, ni tamaño, lo he hecho utilizando un cartón de leche recortado, bien lavado, seco y ligeramente engrasado.



Troceamos las dos clases de chocolate, los colocamos en un bol con la manteca de cerdo y lo ponemos a derretir al baño María. Una vez derretido, retiramos del fuego, añadimos la crema de chocolate y mezclamos hasta que se integre en el chocolate. Después agregamos las avellanas tostadas, mezclamos bien y lo vertemos en el molde preparado. Lo alisamos con unos ligeros golpecitos y dejamos que se enfríe hasta que endurezca. El chocolate también lo podemos derretir en el microondas, pero con cuidado de no quemarlo, hay que calentarlo a pequeños intervalos y remover.



Fuente: del blog "La cocina de Marga"



29 dic. 2015

bizcocho de calabaza y coco


Otro estupendo bizcocho hecho con calabaza mezclada con coco, fruta con la que casa a la perfección.



ingredientes
4 huevos tamaño "M"
150 g de azúcar
100 g de aceite
300 g de calabaza limpia
50 g de coco rallado
150 g de harina tamizada
1 sobre de levadura
una pizca de sal
azúcar glacé y coco para espolvorear










elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC y engrasamos con mantequilla un molde de 22-24-26 cm de diámetro, depende de lo alto que queramos el bizcocho. Lo espolvoreamos con harina y para quitar el sobrante lo ponemos boca abajo y damos unos golpecitos. Lo guardamos en la nevera mientras preparamos la mezcla.
Cocemos la calabaza y una vez cocida la escurrimos bien y la aplastamos con un tenedor hasta obtener un puré espeso.
En un bol cascamos los huevos, añadimos el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas batimos bien hasta conseguir una mezcla espesa y cremosa. Sin dejar de batir añadimos el aceite. A continuación con una cuchara de madera o espátula incorporamos, removiendo suavemente con movimientos envolventes, el puré de calabaza y el resto de ingredientes hasta que la mezcla quede homogénea.





Vertemos esta masa en el molde y lo horneamos durante 40-50 minutos, pero como siempre, antes de sacarlo comprobamos que está cocido metiendo una varilla en el centro. Lo dejamos reposar fuera del horno y dentro del molde unos minutos, para después desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla. Antes de servir espolvoreamos con azúcar glas y un poco de coco.


Fuente: del blog "Ana en la cocina"



28 dic. 2015

turrón de chocolate y nueces



Menudo empacho de dulces llevo en esta recta final de año, no todo va a ser verdura, que es lo que más abunda en el blog, como veis el "dulcerío" también nos gusta y como este turrón no quiero que se quede olvidado en borradores, aquí os dejo como hacerlo.



ingredientes
230 g de chocolate negro o con leche
160 g de leche condensada
70 g de nueces














elaboración

Preparamos un molde rectangular, no es necesario ir a comprar ninguno, haremos un buen apaño usando un brick de leche o zumo, una vez recortado, lo lavamos, secamos y engrasamos un poco, esto facilitará el desmoldado.

Troceamos el chocolate, sólo negro, sólo chocolate con leche o una mezcla de ambos en la proporción que más nos guste; lo ponemos en un bol con la leche condensada, y lo derretimos poniéndolo al baño María. Se retira del fuego y añadimos las nueces troceadas, dejamos unas mitades para decorar. Lo mezclamos todo bien y lo vertemos en el molde preparado. Alisamos con unos ligeros golpecitos y dejamos que se enfríe hasta que endurezca.




El chocolate también se puede derretir en el microondas, pero con cuidado de no quemarlo, hay que calentarlo a mínima potencia, a pequeños intervalos y removiendo de vez en cuando.
Cuando haya empezado a coger cuerpo, pegamos las nueces reservadas con un poco de chocolate derretido.


26 dic. 2015

pan de trigo, centeno, pasas y nueces


En estas fechas también hay que prestar atención a los desayunos, y a parte de preparar algún que otro bizcocho, se puede preparar un rico pan y éste de pasas y nueces lo es.
Sencillo de preparar y que vale para combinar tanto con dulce como con salado, por lo que también podemos hacer unos estupendos biscotes para servir junto a patés. Se conserva super bien de un día para otro, que es el tiempo que ha durado.
Las nueces y pasas las podemos sustituir por pipas y por alguna semilla de sésamo y lino.



ingredientes
para el prefermento

140 g de harina de fuerza

60 g de agua
1 g de levadura de panadero fresca

para la masa

400 g de harina de fuerza

100 g de harina integral de centeno

290 g de agua, ajustar según harina

100 g de pasas sin semillas

100 g de nueces

15 g de sirope
12 g de sal

6 g de levadura de panadero fresca
15 g de miel
todo el prefermento



elaboración
El día anterior preparamos el prefermento, para ello disolvemos la levadura con el agua, incorporamos la harina y amasamos hasta formar una bola de masa homogénea, costará que se absorba el agua. Colocamos la masa en un bol ligeramente engrasado cubierto con film transparente, lo dejamos a temperatua ambiente una hora y 
después lo metemos en la nevera a baja temperatura durante 24 horas.
Al día siguiente, sacamos el prefermento de la nevera y preparamos la masa.
Para ello ponemos la harina en un bol, a un lado ponemos la sal, hacemos un agujero en el centro y añadimos el sirope, la miel, el agua templada, la levadura desmigada y el prefermento en trozos. No todas las harinas absorben igual, por lo que puede que tengamos que ajustar la cantidad de agua. Yo he tenido que añadir 30 ml.
Mezclamos, y una vez que la harina haya absorbido todo el líquido la dejamos reposar bien tapada unos 5 minutos y mezclamos todo de nuevo hasta formar una masa que se pega un poco a las manos. Volcamos esta mezcla a una superficie lisa y amasamos, girando y doblando la masa, hasta que se vuelva lisa, suave y muy manejable. Si alternamos este amasado con pequeños reposos, con la masa bien tapada, el trabajo se simplifica, el reposo amasa.




Una vez que esté amasada incorporamos las pasas y las nueces amasando suavemente otra vez durante unos segundos, hasta que todo esté homogéneamente incorporado. Dejamos fermentar en un lugar cálido bien cubierta hasta que haya doblado su volumen.
Una vez que haya doblado su volumen, sacamos la masa del bol y la damos un ligero amasado para desgasificarla, la dividimos o no en porciones, y damos forma al pan, bien de barra u hogaza.
Una vez formadas las barras u hogaza, las dejamos reposar sobre una bandeja forrada con papel de hornear, tapadas con un trapo hasta que doblen su volumen, el tiempo dependerá de la temperatura ambiente.
Antes de que el pan esté fermentado del todo, precalentamos el horno a 230 ºC con la bandeja dentro.

Una vez que el pan esté listo, le damos unos cortes, pulverizamos y metemos el pan en el horno, con calor arriba y abajo, pasándolo a la bandeja caliente del horno y lo cocemos durante unos 25 minutos, bajando la temperatura a lo largo de la cocción hasta acabar cerca de los 200 ºC. Este tiempo dependerá del tamaño de los panes que hagamos. Si vemos que se doran mucho ponemos papel aluminio por encima.
Sacamos el pan a una rejilla para que se enfríe.







Para hacer biscotes, una vez que el pan esté completamente frío, lo cortamos en rebanadas finas, las colocamos encima de la rejilla del horno y la metemos en el horno precalentado a 200 ºC, con calor arriba y abajo, durante 5-8 minutos, o hasta que empiecen a tomar un poco color. Les damos la vuelta y dejamos unos minutos más. Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Fuente: del programa de tv Robin food



23 dic. 2015

tostadas de intxaursaltsa


La intxaursaltsa es un postre típico de Euskadi que tradicionalmente ponía el broche final a las cenas Navidad, es una crema ligera elaborada a base de nueces y leche aromatizada con azúcar y canela. Hoy, como veis, a la receta tradicional le damos un giro y lo convertimos en una crema espesa con la que hemos hecho unas tostadas, un postre contundente por lo que conviene comer una ración pequeña.






ingredientes
125 g de nueces
500 ml de leche entera
canela en rama
100 g de azúcar
35 g de harina de maíz refinada
3 yemas de huevo
12 g de mantequilla
harina y huevo batido para rebozar
aceite de girasol para freír
nueces para rallar

confitura de membrillo






elaboración

Trituramos finamente las nueces. En un cazo ponemos a hervir la leche con el palito de canela, agregamos la pasta de nueces y la mitad del azúcar. Lo cocemos a fuego muy suave durante media hora, hasta que nos quede una crema ligera, removiendo para que no se pegue. Retiramos el cazo del fuego, quitamos la canela y dejamos templar la mezcla.
En un bol, mezclamos las yemas de huevo con el azúcar restante y la harina, incorporamos poco a poco la crema de nueces, volvemos a colocar la mezcla en el cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y con cuidado de que no hierva en ningún momento. Retiramos del fuego, añadimos la mantequilla que se derretirá por el calor y la mezclamos bien. Extendemos la crema en una fuente plana, formando una capa de por lo menos un par de centímetros, y la dejamos enfriar.



Una vez fría, cortamos la masa en cuadrados o rectángulos y los pasamos por harina y huevo batido. Los freímos en aceite de girasol a fuego medio dejándolos escurrir sobre papel de cocina.
Las tostadas las servimos con unas nueces ralladas y acompañadas de una confitura de membrillo. Si a esta crema la dejamos menos espesa, podemos tener una estupenda crema para rellenar.

fuente: blogs el correo










22 dic. 2015

natillas de turrón blando


De vez en cuando me gusta hacer natillas caseras de postre y cuando digo caseras me refiero a las clásicas hechas a base de huevo y no las que se preparan a base de polvos, que también las hago y me encantan. Pero hoy las he dado un aire navideño, una forma diferente de comer turrón y para más adelante un modo perfecto de aprovechar el que sobre.

ingredientes
500 ml de leche entera
4 yemas de huevos tamaño
75-100 g de turrón blando
50 g de azúcar















elaboración
En una cazuela de fondo grueso ponemos a calentar a fuego suave la mitad de la leche junto con el turrón, éste se irá deshaciendo pero cuando la leche rompa a hervir lo trituramos con la batidora.
Mientras esperamos a que hierva batimos las yemas de huevo con el azúcar, y unimos el resto de la leche. Cuando lo tengamos mezclado añadimos poco a poco la leche cocida con el turrón, removiendo sin parar hasta mezclarlo todo.
Volvemos a poner la mezcla en la misma cazuela de fondo grueso o en un recipiente al baño María y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y con cuidado de que no hierva en ningún momento, evitando así que se corte al cuajar las albúminas del huevo.
Retiramos del fuego y del cazo para enfriar la crema cuanto antes, para ello la distribuimos en 4 cuencos individuales. Espolvoreamos por encima un poco de almendra crocante, si tenemos podemos acompañarlas de unos barquillos o de nata montada.




Si no queremos poner tantos huevos, podemos sustituir parte de éstos por harina de maíz refinada, para un litro de leche ponemos 4 huevos y unos 30-35 g de maicena.

Y si queremos hacer crema de relleno o para tostadas tan sólo hay que hacer la crema más espesa añadiendo a esta receta un poco de maicena.
Si no sois muy golosos prescindir del azúcar o poner algo menos, y si queréis una crema de sabor mas suave poner menos cantidad de turrón.

Y con las claras que no hemos usado se puede hacer un bizcocho o merengue para hacer unos pastelitos.





20 dic. 2015

marquesas


Las marquesas son unos bizcochitos deliciosos con sabor a almendra, muy fáciles de encontrar en estas fechas en las tiendas, pero también muy fáciles de hacer en casa.
La forma típica de este dulce es cuadrada, pero si no encuentras moldes de papel con esta forma, se hacen con forma redonda y punto, lo que interesa es el sabor.

ingredientes
4 huevos tamaño grande
250 g de almendra molida
120 g de azúcar glas
120 g de azúcar
40 g de harina
40 g de maicena
ralladura de limón
1 cucharadita de levadura química
azúcar glas para decorar









elaboración
Precalentamos el horno a 180 ºC. En un bol mezclamos la almendra molida, la levadura y las dos clases de harina.
En otro bol ponemos los huevos y con la ayuda de unas varillas eléctricas los batimos junto con el azúcar hasta que doblen su volumen. Añadimos la ralladura de limón y mezclamos hasta integrarla.
Agregamos poco a poco la mezcla de almendra y harina y removemos, con ayuda de una cuchara de madera o espátula hasta que todo esté bien mezclado.




Ponemos los moldes de papel encima de una bandeja de horno y mejor dentro de algún molde para que al hornear mantengan la forma. Yo al no tener ninguno apropiado, he salido del paso usando papel de alumino, como se ve en la foto superior.
Repartimos la mezcla entre los moldes y horneamos a 180 ºC, con calor arriba y abajo, sin ventilador, alrededor de 15-20 minutos, pero todo dependerá del horno de cada uno.
Desmoldamos los pastelitos sobre una rejilla, espolvoreamos con azúcar glas y a disfrutarlos cuando estén fríos.



Fuente: del blog Asopaipas


18 dic. 2015

turrón tres chocolates con almendras


En casa los turrones de chocolate en cualquiera de sus especialidades son la perdición, es el primero que se acaba y del que nunca sobra, bueno y si de los demás sobra es porque los guardo "bajo llave" para hacer algún helado o postre durante el verano.
Por ahora sólo me he atrevido con los de chocolate, son bien sencillos de hacer y en los que mi hijo ha disfrutado un montón ayudándome.


ingredientes
130 g de chocolate negro
130 g de chocolate blanco
130 g de chocolate con leche
60 g de manteca de cerdo
90 g de almendras













elaboración

Tostamos las almendras ligeramente y las machacamos groseramente. Preparamos un molde rectangular, si no es de silicona, lo forramos con papel vegetal. Como yo no tengo ninguno con esa forma, ni tamaño, lo he hecho utilizando un cartón de leche recortado, bien lavado, seco y ligeramente engrasado.





Troceamos el chocolate con leche, lo ponemos en un bol con 20 g de la manteca de cerdo, y lo ponemos a derretir al baño María. Se retira del fuego y añadimos 30 g de las almendras. Lo mezclamos todo bien y lo vertemos en el molde preparado. Lo alisamos con unos ligeros golpecitos y dejamos que se enfríe hasta que endurezca. El chocolate también lo podemos derretir en el microondas, pero con cuidado de no quemarlo, hay que calentarlo a pequeños intervalos y remover.
Ahora es el turno del chocolate blanco, hacemos lo mismo que antes con 20 g de manteca y 20-25 g de almendra. Una vez hecha la mezcla la vertemos con cuidado encima de la del chocolate con leche, la alisamos y dejamos endurecer.
Para acabar troceamos el chocolate negro, lo derretimos y le añadimos los 20 g de manteca y 30 de almendras. Lo vertemos encima de las otras dos capas, alisamos y espolvoreamos por encima los 5 -10 g de las almendras que nos quedan. Dejamos enfriar por completo y desmoldamos.
Como fruto seco podemos poner el que más nos guste o una combinación de varios.









Fuente: del blog Ana Sevilla



16 dic. 2015

merengue italiano


El merengue básico se hace con claras de huevo batidas a punto de nieve y azúcar, lo podemos usar para añadir a cremas para hacerlas más ligeras, como mousses, o para hacer o adornar pasteles que luego vayan horneados.
Pero al merengue le podemos añadir azúcar "a punto de gran bola" entonces tendremos el merengue italiano, más consistente y duradero.
Éste es el que vamos a hacer, recetas he visto muchas, con más o menos azúcar y agua para el almíbar, así que al final y después de hacer unas cuantas pruebas me quedo con estas proporciones, la receta es del libro "Confitería y repostería vasca". Las cantidades las podemos aumentar o disminuir, pero siempre manteniendo la misma proporción.


ingredientes
2 claras de huevo
30 g de azúcar glas
1-2 gotas de zumo de limón
una pizca de sal
para el almíbar

130 g de azúcar
30 ml de agua












elaboración
Preparamos el almíbar, para ello ponemos al fuego un cazo con el agua y el azúcar, movemos un poco y dejamos hervir hasta que se consiga un almibar denso, punto bola, unos 8-10 minutos en ebullición. Si echamos una gota en la encimera veremos que coge forma de bola y si tenemos termómetro hasta alcanzar los 120 ºC.
Mientras se hace el almíbar montamos las claras a punto de nieve
, sin restos de yemas y añadiendo el limón (o una pizca de cremor tártaro) y la sal, hasta que la mezcla blanquee y espese, momento en el que añadimos el azúcar glas poco a poco.
Cuando tenemos a punto el almíbar, sin dejar de batir, vamos añadiéndolo a las claras montadas en hilo fino y continuo hasta terminar con todo y continuamos batiendo hasta que se enfríe. Y ya está listo para rellenar hojaldres, hacer pasteles de merengue, adornar tartas... o comerlo tal cual.






merengue básico


El merengue se hace con claras de huevo batidas a punto de nieve y azúcar, preparación muy sencilla y que puede acompañar a un montón de postres.

ingredientes

2 claras de huevo
125 g de azúcar glas
una pizca de sal

elaboración

Con ayuda de unas varillas eléctricas, en un bol, batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal, hasta que la mezcla blanquee y tenga consistencia. Después añadimos poco a poco, sin dejar de batir, el azúcar. Una vez que lo hayamos echado todo, seguimos montando el merengue unos 3-4 minutos más.
El porcentaje de azúcar puede variar, dependiendo de la consistencia final con la que queramos el merengue. Puede ir desde el mismo peso que las claras hasta duplicar el peso de éstas.




15 dic. 2015

nevaditos


Estos nevaditos los he visto últimamente por muchos blogs y no me he podido resistir a hacerlos. Una receta para nada complicada, sencilla, por lo que es perfecta para hacerla con los más peques, les encanta andar con el rodillo y con los cortapisas.

ingredientes
500 g de harina
200 g de manteca de cerdo
125 g de vino blanco
½ cucharadita de sal
50 g de azúcar
azúcar glass para rebozar













elaboración

Ponemos la manteca reblandecida en un bol, tiene que estar a punto pomada, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien con una espátula. Cuando esté todo unido, amasamos con las manos hasta tener una pasta homogénea que no se pegue a las manos.
Ponemos la masa dentro de una bolsa de plástico, la estiramos con ayuda de un rodillo hasta dejarla con 1½ cm de grosor. La dejamos enfríar en la nevera un buen rato, cuanto más fría esté mejor cortaremos los nevaditos y no se deformarán.





Sacamos la masa de la nevera, cortamos los laterales de la bolsa y con un cortapastas redondo de 3½ cm de diámetro hacemos las piezas y vamos colocándolas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, dejando un poco espacio entre ellas, ya que crecerán hacia arriba.
Metemos en el horno precalentado a 180 ºC durante 20-30 minutos o hasta que estén ligeramente dorados los bordes. Una vez cocidos, los sacamos del horno, dejamos que se enfríen un poco y los rebozamos con el azúcar glas. Por aquí ya me están dando ideas de hacerlos con cobertura de chocolate.


fuente: Ana en la cocina, Mis cosillas de cocina y Aly´s Cakes



14 dic. 2015

intxaur pastak


Pastas de nuez, son muy sencillas y fáciles de hacer, se hacen con pocos ingredientes y en muy poco tiempo. Receta perfecta para que los más peques de la casa ayuden en su elaboración, seguro que usar el mortero y la manga pastelera les gusta.


ingredientes
300 g de nueces limpias
200 g de azúcar moreno
1 huevo grande

elaboración

Picamos las nueces hasta que estén muy finas usando el mortero y si lo hacemos en la picadora cuidado de no hacerlo en exceso, parar antes de que suelten aceite.
Ponemos las nueces en un bol, mezclamos con el azúcar y añadimos el huevo, la cantidad de éste igual hay que ajustarla, ir echando poco a poco, y si es necesario poner más. Trabajamos todo hasta tener una mezcla ni demasiado dura ni demasiado suave. Lo colocamos en una manga pastelera con una boquilla grande en forma de estrella y depositamos rosetas sobre la bandeja de horno forrada con papel vegetal.
Metemos la bandeja en el horno precalentado a 180 ºC durante 12-15 minutos. 

Dejamos enfriar y listas para comer.



Fuente: del programa de tv no es país para sosos