27 ene. 2015

crema pastelera de calabaza




ingredientes
½ litro de leche
1 huevo tamaño "L"
3 yemas de huevo tamaño "L"

150 g de puré de calabaza
100 g de azúcar
35 g de harina fina de maíz
un trozo de canela en rama
un trozo de piel de limón
una nuez de mantequilla (opcional)











elaboración

Disolvemos la maizena en una cuarta parte de la leche fría. En un cazo 
calentamos el resto de la leche con la canela y la piel de limón hasta que rompa a hervir. Mientras, batimos el huevo entero con las yemas y el azúcar, unimos a esta mezcla el puré de calabaza y la leche con la harina, mezclándolo todo bien de forma que no quede ningún grumo. Cuando lo hayamos mezclado añadimos poco a poco la leche cocida pasándola por un colador fino, donde quedará la canela y la piel de limón, removiendo sin parar hasta mezclarlo todo. La leche tiene que estar caliente pero no hirviendo, ya que el huevo cuajaría inmediatamente.



Volvemos a poner la mezcla en un cazo y la cocemos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese y con cuidado de que no hierva en ningún momento, para evitar que se corte.
 Retiramos del fuego y del cazo para enfriarla cuanto antes, y para que no forme costra la cubrimos con film transparente.
Para obtener una crema pastelera más cremosa y suave, cuando la crema esté templada podemos añadir una nuez de mantequilla a temperatura ambiente y remover bien la crema hasta incorporarla. La dejamos enfriar cubierta con film transparente y lista para rellenar bizcochos, bollos, pasta choux, hojaldres....






Si ponemos más cantidad de maizena, unos 60 g, tendremos una crema más espesa, perfecta para hacer unas tostadas de crema de calabaza o leche frita de calabaza para quitar el sentido.




No hay comentarios: