29 dic. 2010

conejo en salsa con chocolate

Aquí teneis una receta de mi amiga Itzi con la que suelo intercambiar recetas y alguna cosa más, un guiso un poco diferente a lo acostumbrado debido al chocolate, pero que nos gustó mucho y que seguro que repetimos, y la fotografía con publicidad explícita (tomá ya), a ver si se estirán los de nestlé y nos mandan un pequeño lote de productos (si es grande mejor) y podemos seguir haciendo el conejo en salsa de chocolate, una mousse de chocolate, unas trufas, un chocolate con churros, unos... uff, ya paro...


ingredientes
un conejo                                   
1 cucharada de vinagre
el higado del conejo                    
un trozo de limón (gajo)
1 cebolla                                    
harina
1 zanahoria                                
200 ml de agua
1 pimiento verde                         
2 dientes de ajo
un trozo de pimiento rojo             
½ pastilla de caldo de carne
200 ml de vino blanco                 
perejil
una onza de chocolate                 
aceite
 
elaboración

Lavamos el conejo que tendremos partido en trozos al gusto de cada cual, lo secamos y salamos.
Los trozos los pasamos por harina y los freímos en una sartén con aceite, al igual que el higado del conejo que lo usaremos para la salsa. Reservamos.
En la olla rápida pocharemos la cebolla, la zanahoria y los pimientos todo bien picado, cuando esté pochada toda la verdura añadimos el conejo con el higado y el resto de ingredientes, el vino blanco, el vaso de agua, el vinagre, una onza de chocolate, los ajos enteros, el limón, el perejil y media pastilla de caldo de carne (si en lugar de agua añadimos caldo de carne no echamos la pastilla).



Tapamos la olla y cuando suba la válvula o comience a salir el vapor según la olla contamos 15 minutos. 
Abrimos la olla retiramos el conejo a una cazuela y la salsa la pasamos por el chino incluido el higado, si queremos que la salsa quede más fina la pasamos de nuevo por un colador.
Incorporamos los trozos de conejo a la salsa y dejamos que se cocine todo durante unos minutos.




28 dic. 2010

pan de manzana



Se trata de un bizcocho, no un pan, pero lo llamo "pan" porque es menos dulce y más consistente que el típico bizcocho. La fruta hace que sea suave y ligeramente húmedo. 


ingredientes 
2-3 manzanas reinetas
2 huevos tamaño "L"
3 cucharadas de azúcar
1 cucharada de coñac

100 g de harina de repostería
1 cucharada de levadura en polvo
una pizca de sal

canela en polvo
100 g de mantequilla reblandecida









elaboración 
Preparamos un molde tipo plum cake de 25 cm de largo, para ello lo untamos con mantequilla hasta el borde, espolvoreamos harina, y lo ponemos boca abajo dando unos golpecitos para quitar el sobrante de harina. Precalentamos  el horno a 180 ºC.
Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas finas.





























Para hacer la masa del bizcocho, ponemos en un bol la mantequilla, añadimos el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas lo batimos hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa. A continuación añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo bien entre uno y otro. La mezcla puede cortarse pero luego se arreglará. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y la incorporamos en un par de veces a la mezcla anterior con ayuda de una cuchara de madera, hasta conseguir una masa homogénea. Por último añadimos la cucharada de coñac.
Cubrimos el fondo del molde con una cuarta parte de esta masa, colocamos encima una capa de manzana, y seguimos alternando una capa de masa con otra de manzana hasta terminar con una capa de masa. Lo metemos al horno durante 30 minutos, como en todo lo que metamos al horno debemos vigilar la superficie, así, a partir de los 20 minutos si vemos que toma mucho color, ponemos un trozo de papel de aluminio por encima para evitar que se nos dore demasiado, abriendo la puerta del horno el menor tiempo posible. Antes de sacarlo comprobamos que esté hecho, introduciendo un palillo en el centro, este tiene que salir limpio. Dejamos reposar 10 minutos dentro del molde, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Para los bizcochos la temperatura del horno no tiene que ser alta, de ahí los 180 ºC. Es importantísimo que el horno alcance la temperatura adecuada, pues de lo contrario el bizcocho subirá por los lados y el centro quedará hundido.
Si el horno está muy caliente, pasará lo contrario el bizcocho subirá por el centro muy rápido, tostándose enseguida y la masa se quedará sin hacer.



26 dic. 2010

pastel de puerros y langostinos


Y por si os habéis quedado con hambre estos días, aquí tenéis una propuesta ligerita. Este pastel se puede presentar como pincho o como un entrante templado, de ambas formas está buenísimo...


ingredientes 
para el pastel 
6 puerros medianos 
150 g de langostinos pelados
3 huevos tamaño "L"
250 ml de nata
aceite
sal
para la crema de pimientos 

pimientos del piquillo
harina
leche
sal y aceite
cebolla 










elaboración
Lo primero, limpiamos bien los puerros, les hacemos unos cortes longitudinales en la parte superior y bajo el chorro de agua les retiramos bien la tierra, retiramos la parte verde, al final nos tiene que quedar unos 300 gr de puerros. 
Vamos preparando el molde para el horno (mejor si se elije uno que sea bajo) lo untamos con mantequilla y ponemos un poco de papel de horno para facilitar el desmoldado.
Partimos los puerros en pequeño y los ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite y sal, no dejamos que tomen color. Cuando los tengamos hechos los escurrimos bien, y en el mismo aceite salteamos los langostinos picados y los escurrimos también.
En un bol batimos los huevos, echamos un poco de sal e incorporamos los puerros, todo ello lo batimos un poco con la batidora, para que quede más suave y así los trozos de puerro quedan más disimulados (pero si se quiere se puede dejar sin batir) a esta mezcla añadimos los langostinos y la nata.
Todo ello lo echamos al molde e introducimos al horno al baño maría durante 45 minutos o hasta que comprobemos que el interior está cuajado.
Dejamos reposar el pastel unos minutos antes de desmoldarlo y lo cortamos en porciones y las servimos acompañadas con mahonesa o con una crema de pimientos del piquillo o de una crema de langostinos o con una crema de calabaza o espinacas. También se puede acompañar de una ensalada.
Para variar esta receta podemos sustituir los langostinos por mejillones picados, por gambas, por vieiras o por pescado.

Para preparar la crema de piquillos, preparamos una besamel clarita, y a la que vamos añadiendo pimientos del piquillo salteados, la cantidad dependerá del tamaño de estos y del sabor a pimiento que más nos guste. También podemos sustituir la besamel por nata.

Si la opción es preparar crema de langostinos, aprovechamos las cabezas y cáscaras que hemos quitado para hacer el pastel, las salteamosen un poco de aceite como si fuéramos hacerlas a la plancha, cuando hayan cogido color, echamos agua (250 ml) y lo dejamos cocer unos minutos. Lo trituramos y pasamos bien por un colador. Reservamos.
Pochamos un poco de cebolla y cuando ésta coja un poco color añadimos un poco de harina, que rehogaremos bien para que no sepa a crudo. Vamos echando poco a poco, sin dejar de remover, el caldo que hemos hecho con los restos de los langostinos y para clarificarla, si es necesario, podemos añadir más caldo.
A la hora de la presentación, ponemos un poco de crema y sobre ella un trozo de pastel y unos langostinos, luego cada uno verá sus gustos... los pinchos como veis hemos seguido los mismos pasos sobre una rebanada de pan.


21 dic. 2010

cardo con anchoas


Es una vegetal, muy relacionado con la Nochebuena o Navidad aunque creo que desconocida para muchos, incluso en algunos lugares difícil de conseguir, pero conservas hay en todos los sitios, por lo que os animo a probarla y ahora es el momento perfecto pues estamos en plena temporada. Su limpieza parece complicada, pero no es para tanto, en una entrada anterior explico como se hace y si no en conserva o congelado sale igual de bueno. En casa nos gusta mucho, da mucho juego, pues se prepara de muchas maneras. Y una cosa importante tiene pocas calorías cosa que en estas fechas hay que valorar. En esta entrada como veís lo hemos preparado con anchoas, una receta super fácil de preparar. En otras entradas podeís ver el cardo con nueces, con uvas, con jamón, con alcachofas, con almejas...

ingredientes 
1 kilo de cardo
1 lata de anchoas en aceite
3 dientes de ajo
aceite

elaboración
Limpiamos el cardo, lo troceamos y ponermos en la olla con abundante agua con sal. Si no queremos que se oscurezca podemos echar un poco de limón, aunque yo prefiero no hacerlo, porque al final el sabor del limón se nota.

Tapamos y cuando suba la válvula o empiece a salir el vapor según la olla contamos 5-7 minutos, antes de escurrir comprobamos que están hechas pinchándolas con la punta de un cuchillo, el filo de este las tiene que atravesar con facilidad. Una vez cocido lo dejamos escurrir y reservamos. Podemos ahorrarnos todo esto si abrimos un tarro de cardo envasado al natural, lo dejamos escurrir y ya lo tenemos listo para hacer la receta. En el mercado hay unas conservas estupendas.
Ponemos un poco de aceite en una cazuela, añadimos el ajo muy bien picado y los filetes de anchoa partidos (reservamos 2 filetes), rehogamos todo hasta que veamos que los filetes de anchoa se hayan deshecho, momento en el que incorporamos el cardo escurrido. Cocinamos todo durante unos minutos y otro plato listo para comer. Animaros a probarlo...



18 dic. 2010

rollitos de puerro en salsa verde con huevo escalfado



Entre tanta comida de trabajo, despedidas con amigos y tal, hay que cuidar un poco la dieta, así que hoy un poco de verdura junto con un buen postre como por ejemplo un pastelito de manzana y ya tenemos la comida completa.
 
ingredientes
para los rollitos
6 puerros
6 lonchas de jamón cocido 

queso en lonchas
harina
huevo batido
sal
aceite
agua
 

para la salsa verde
2 dientes de ajo
1 cucharada de harina
100 ml de vino blanco
caldo
perejil al gusto
aceite
sal 


para los huevos escalfados
4 huevos
agua
sal
un chorrito de vinagre
 

elaboración
Calculamos tres rollitos por ración. Lo primero limpiamos bien los puerros, les hacemos unos cortes longitudinales en la parte superior y bajo el chorro de agua les retiramos bien la tierra; después separamos la parte verde de la blanca, calculando que de cada puerro vamos a sacar dos trozos de la anchura de la loncha de jamón cocido.
Ponemos a cocer los puerros en abundante agua con sal durante 18-20 minutos, no deben de quedar demasiado cocidos.Una vez cocidos los dejamos escurrir y templar. Guardamos un poco del agua de cocción para hacer la salsa verde.
A continuación, partimos los puerros en dos trozos, sobre cada uno ponemos un poco de queso y lo envolvemos en media loncha de jamón cocido. Los rollitos los pasamos por harina, huevo batido y los freímos. Los dejamos escurrir y reservamos.
Para hacer la salsa verde, limpiamos los dientes de ajo, los picamos y ponemos a dorar en una cazuela con un chorrito de aceite. Cuando empieze a bailar el ajo añadimos la harina, la cocinamos un poco para que no sepa a crudo, echamos el vino blanco, un poco del caldo que habíamos reservado, perejil picado al gusto y removemos hasta tener una salsa homogenea, ponemos a punto de sal. Si nos queda espesa echamos más caldo.
A esta salsa le anadimos los rollitos y todo ello lo cocinamos unos minutos.
Para rematar el plato preparamos unos huevos escalfados. Para ello ponemos abundante agua con sal y un chorrito de vinagre a calentar, cuando empiece a hervir bajamos el fuego y echamos los huevos con cuidado (mejor si nos ayudamos de una tacita) y los dejamos cocer durante 3-4 minutos. Los sacamos y retiramos la parte de clara que sobresalga. Repetimos con cada huevo.




14 dic. 2010

bizcocho de calabaza con almíbar de ron



Como entrada de hoy íbamos a poner las angulas de la cena, pero si te pones a hacer fotos se quedan frías y claro no es cuestión de meterlas al microondas, así que ponemos el bizcocho de antes de ayerrrrr, je, je, bueno la cuestión es que la mitad de los días comemos tarde y recalentado debido a la sesión de fotos, salvo la repostería que puedes hacer las fotos sin prisas después de comer, pero lo de los primeros y segundos platos... pero bueno sarna con gusto no pica, y por lo que hemos leído por ahí, creo que a todos nos pasa más o menos lo mismo, bueno aquí teneís las angulas… digo el bizcocho.

ingredientes

bizcocho
250 gr de calabaza asada 

250 gr de azúcar
250 gr de harina tamizada
3 huevos
70 ml de aceite
1 sobre de levadura en polvo

guarnición y almíbar

un trozo de calabaza 
200 ml de agua
100 gr de azúcar
40 ml de ron

elaboración
Lo primero es poner a asar la calabaza, para ello ponemos una rueda de calabaza pelada y limpia en una fuente de horno, y horneamos a 200º C hasta que esté tierna, para que no se reseque colocamos por encima un trozo de papel aluminio, por lo menos tiene que estar media hora, pero como siempre vigilando.
Preparamos un molde, para ello lo untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina quitando el sobrante.
Una vez tierna la calabaza la dejamos enfriar, aplastamos con un tenedor y la mezclamos con el azúcar, añadimos los huevos bien batidos, el aceite, la levadura y poco a poco la harina tamizada.
Toda esta mezcla lo echamos en el molde y lo metemos al horno a 180º C durante 40-45 minutos. como en todo que metamos al horno debemos vigilar la superficie pues si vemos que toma mucho color tenemos que poner un trozo de papel de aluminio por encima para evitar que se dore demasiado.
Para preparar la guarnición, con el trozo de calabaza hacemos unas bolas. En un recipiente ponemos el agua, el azúcar y el ron, cuando hierva echamos las bolitas y las dejamos cocer hasta que estén tiernas. Las servimos junto con el bizcocho y el almíbar bañando el bizcocho.

Hoy para cambiar hemos hecho el bizcocho de calabaza y chocolate, si os apetece ver como lo he hecho no tenéis más que pinchar en el enlace anterior






11 dic. 2010

cardo con nueces



Y no es borriquero eh!

ingredientes
1 kilo de cardo 
agua
sal
100 g de nueces peladas
2 lonchas de jamón cocido
50 g de queso azul
100 ml de caldo de carne o ave
200 ml de nata líquida


elaboración
Limpiamos el cardo, lo troceamos y ponemos en la olla con abundante agua con sal. Tapamos y cuando suba la válvula o empiece a salir el vapor según la olla contamos 5-7 minutos.
Antes de escurrirlo comprobamos que está cocido pinchándolo con la punta de un cuchillo, el filo de éste lo tiene que atravesar con facilidad. Una vez cocido lo dejamos escurrir y reservamos.
Podemos ahorrarnos todo esto si abrimos un tarro de cardo envasado al natural lo dejamos escurrir y ya lo tenemos listo para hacer la receta. En el mercado hay unas conservas estupendas.
En un bol mezclamos el cardo con el jamón y las nueces y lo ponemos en un recipiente para el horno. En un cazo ponemos el caldo, añadimos el queso y la nata.
Dejamos reducir durante 10-15 minutos a fuego lento.
Cuando esté listo lo volcamos sobre el cardo y lo gratinamos en el horno durante 3 minutos a 200 ºC y a comer.



9 dic. 2010

anchoas en vinagre


Las del Cantábrico empiezan a ser como las angulas, escasas y caras... Es uno de los pescados azules más ricos y con el que podemos hacer recetas bien sencillas y apetitosas. Ahora, para evitar cualquier intoxicación por Anisakis, hay que congelarlo antes de comerlo.


ingredientes
anchoas
sal
vinagre de vino blanco, frío

agua fría
aceite de oliva
ajo y perejil picados










elaboración

Limpiamos las anchoas, para ello retiramos cabezas y tripas, las abrimos de arriba abajo para quitarles la espina central, y que queden abiertas en forma de libro. También quitamos una pequeña espina que tienen entre los dos lomos. 
Se lavan bien y las dejamos unos 10-15 minutos en agua muy fría, de esta manera se desangran y quedarán después más blancas. Cambiamos el agua si se enturbia. Las sacamos y dejamos escurrir, las secamos con cuidado con papel de cocina y las congelamos dentro de un tapper al menos 24 horas.
Para prepararlas las descongelamos dentro de la nevera, y una vez listas las colocamos en un recipiente grande formando capas y con la piel hacia abajo. Las cubrimos completamente con una mezcla de vinagre, agua y sal, la proporción es de 200 ml de vinagre por 50 ml de agua. Metemos las anchoas en la nevera y dejamos marinando durante unas 6-7 horas, el tiempo dependerá del tamaño de las anchoas. Pasado ese tiempo las escurrimos bien, cubrimos con aceite de oliva y dejamos reposar, mejor de un día para otro. Las servimos con ajo picado y perejil al gusto. También podemos preparar con ellas unos estupendos pinchos o tostas.




8 dic. 2010

ratoncito pérez

Si es que ya no es lo que era, dejas un diente y te aparecen no una ni dos, sino una bolsa de peladillas, en cuanto al dinero, yo creo que se ha quedado corto, un par de billetes no habrían venido mal, pero bueno 2 euros tampoco están mal, pero que no se lleve el diente, vamos, vamos... aquí os dejamos la entrada que ha escrito el del diente y la receta la vimos en un libro de cocina para niños, si os interesa "Disney-rekin, zeu ere sukaldari" de la editorial Aizkorri.


Un ratón con el que animar una ensalada.

ingredientes
1 huevo cocido
queso
perejil
zanahoria
lechuga 













elaboración
Partimos el huevo por la mitad a lo largo, y lo ponemos en un plato, sobre la parte plana. Con el queso hacemos las orejas y la cola. Con el perejil los bigotes y los ojos. Con la zanahoria la nariz. 

Con la lechuga, hacemos una ensalada y a la que podemos añadir los ingredientes que queramos.


croquetas de pollo


No veas el pedazo tenedor que hemos tenido que usar a cuenta de colocar así las croquetas, en fin que todo sea por que quede bien la foto...



ingredientes
250 g de pollo cocido o asado
1 litro de leche
100 g de harina
100 g de mantequilla
1 cebolla pequeña










elaboración
En un poco aceite ponemos a pochar la cebolla, no dejamos que tome color. Cuando esté tierna, la escurrimos y reservamos.
En una cazuela grande ponemos la mantequilla a fundir, echamos la cebolla y la harina, cocinándola unos minutos para que pierda su sabor a crudo. Vamos incorporando la leche poco a poco sin dejar de remover, para que no nos salgan grumos. Así, hasta terminar con la leche. Seguimos revolviendo esta salsa besamel por lo menos durante 20 minutos, así nos quedará la masa más rica, por lo que tenemos que tener cuidado para que no se nos pegue. Un poco antes de terminar la cocción salamos e incorporamos el pollo picadito, mezclándolo todo muy bien. Ahora extendemos esta masa en una fuente amplia, nos tiene que quedar por lo menos una capa de 2 centímetros para poder formar mejor las croquetas. Y para que en la parte superior no se forme una costra, bien la untamos con un poco de aceite o bien ponemos un film transparente bien pegado a la masa. Dejamos enfriar bien, después vamos dando forma a las croquetas, las pasamos por harina, por huevo y por pan rallado. Las freímos en abundante aceite caliente y dejamos escurrir bien sobre papel de cocina. 


Tenemos que tener cuidado de que no se humedezcan una vez hechas, si eso ocurre, se soluciona pasándolas de nuevo por pan rallado antes de freírlas.

A veces cuando freímos croquetas, sobre todo en freidora, se nos revientan, y eso puede ser, por sacar el cestillo del aceite y volverlas a meter al ver que no están hechas, al ponerlas de nuevo en el aceite es cuando revientan, así que ya sabéis, no sacar hasta que no estén hechas.

Admiten perfectamente la congelación, por lo que podemos hacer cantidad y así poder tenerlas siempre a mano. Para ello las congelamos encima de una superficie dura, que no se toquen, una vez congeladas se ponen todas en una bolsa, intentando sacar bien el aire. Si hacéis croquetas que lleven huevo mejor no congelar pues se queda acartonado.
 



7 dic. 2010

merluza a la sidra


ingredientes
4 trozos de merluza
12 almejas
2 patatas
1 cebollas roja
2 dientes de ajo
1 manzana mediana
1 vaso de tomate
1 cucharada de carne de pimiento choricero
200 ml de sidra
harina
aceite
sal

elaboración

Tanto si hacemos la merluza en lomos como en rodajas no quitamos la piel. Hacemos un poco de caldo con la cabeza, espinas y un poco de perejil, por si se necesita para aligerar la salsa.
Mientras ponemos las almejas en remojo con agua y sal durante media hora, para que suelten toda la arena.
Picamos los dientes de ajo y la cebolla y lo ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite. Dejamos que se hagan a fuego suave e incorporamos la manzana picada. Añadimos la carne de los pimientos choriceros y la sidra. Cada vez que incorporamos un ingrediente lo rehogamos un poco antes de añadir el siguiente. Dejamos que cueza a fuego suave durante 10-15 minutos. Triturar y colar.
Pelamos las patatas, las cortamos en lonchas gruesas y las freímos en una sartén con abundante aceite hasta que estén doradas. Las escurrimos y colocamos en el fondo de una cazuela ancha. A éstas les añadimos la salsa y dejamos cocinar a fuego muy bajo.
La merluza la salpimentamos, pasamos por harina y la freimos (podemos utilizar el aceite que hemos usado para freir las patatas) hasta que quede dorada, sacamos, escurrimos y pasamos a la cazuela, dejamos que se cocine unos minutos a fuego suave durante 2-3 minutos. Si hiciera falta podemos aligerar la salsa con un poco de caldo de pescado.

Poner las almejas en una cazuela, las tapamos y dejamos que se abran. Servimos la merluza con las patatas, la salsa y acompañada con las almejas.

6 dic. 2010

pencas de acelga rellenas de jamón y queso



La acelga es una verdura que en casa se come durante todo el año, se prepara fácilmente y se puede cocinar de muchas maneras. Yo casi siempre preparo las hojas verdes por un lado, y las pencas por otro, por lo que es una verdura que me cunde mucho, primer y segundo plato.
Las hojas las preparo cocidas con patata y un refrito de ajo, en puré acompañadas de otras verduras, en tortilla o revuelto cuando son muy tiernas sin apenas penca, y en potajes con legumbre. Las pencas las relleno y una vez rebozadas las frío, y las sirvo tal cual o con una salsa. También se pueden rebozar y freír solas, sin relleno, así preparadas, en casa las llamamos "chuletas de huerta", y para rematar también sirven para preparar lasañas. En los ingredientes no pongo las cantidades pues dependerá de las que se quieran hacer y de lo que se quiera poner dentro, más queso menos jamón...

ingredientes
pencas de acelga
jamón curado o cocido en lonchas
queso en lonchas
harina, huevo y pan rallado
aceite y sal
agua


elaboración
Las pencas tienen que ser anchas. Separamos las pencas de las hojas verdes de las acelgas. Limpiamos bien las hojas y quitamos los hilos de las pencas. Las hojas las reservamos.
Ponemos al fuego una cazuela ancha con abundante agua con sal, cuando el agua hierva añadimos las pencas, como tienden a flotar yo las cubro con un papel de cocina, así quedan cubiertas en todo momento y se cocinaran por igual con ayuda del mismo vapor. Las dejamos cocer unos 10-15 minutos o hasta que estén tiernas, lo mejor es que antes de escurrirlas comprobemos que están hechas, pinchándolas con la punta de un cuchillo, ésta las tiene que atravesar con facilidad. Una vez cocidas las dejamos escurrir y templar.
Yo las pencas las hago enteras, me resulta más fácil a la hora de rellenarlas, en las fotos podéis ver como lo hago.


Cortamos el queso y el jamón del tamaño de las pencas. Para rellenarlas, las extendemos sobre una fuente y encima de cada uno de los trozos, cubriendo sólo la mitad, ponemos un trozo de queso y un trozo de jamón. Doblamos la penca sobre el relleno y la pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. Las freímos en abundante aceite caliente, por ambos lados y dejamos que escurran en un plato forrado con papel de cocina.
Tal cual acompañadas de una ensalada o con una salsa son un plato estupendo tanto para una comida de diario como para un día especial.




5 dic. 2010

pollo en salsa de naranja



ingredientes
2 muslos de pollo
2 alitas de pollo
zumo de naranja
zumo de ½ limón
5 dientes de ajo sin pelar
aceite
sal

elaboración
En una cazuela ponemos aceite y a fuego suave ponemos a pochar los dientes de ajo enteros y sin pelar. Cuando estén doraditos los retiramos y ponemos a dorar los trozos de pollo previamente salados. Una vez hechos añadimos de nuevo los ajos y el zumo de naranja y de limón, el pollo tiene que quedar casi cubierto por lo que el número de naranjas que usemos variará según el zumo que tengan. Todo esto lo dejamos cocer a fuego suave durante media hora más o menos, si la salsa nos queda espesa podemos añadir caldo.



4 dic. 2010

dulce de membrillo


ingredientes
1 kilo de membrillo
800 g de azúcar

1/2 limón
 
elaboración

Limpiar perfectamente la piel de la pelusilla que la recubre bajo el grifo de agua fría.
A continuación lo troceamos, pesamos y lo vamos colocando en una cazuela.





Lo cubrimos con el azúcar, añadimos el limón pelado y despepitado, y mezclamos todo. Lo dejamos así durante toda la noche o durante al menos 12 horas.


Pasado este tiempo, lo ponemos en una cazuela amplia (o lo dejamos en la misma cazuela donde lo hemos dejado reposar si ya era amplia, lógico) y lo ponemos a fuego fuerte durante 45-50 minutos, tiene que hervir pero no se nos tiene que agarrar.
Después trituramos el membrillo y lo colocamos en los moldes elegidos.
Hay que tener en cuenta que a medida que se enfría se va cuajando.

Y ahora viene lo bueno, resulta que todo el mundo usa moldes convencionales, cuadrados, rectangulares, pero nosotros hemos empezado a darle forma usando unos originales moldes playeros, de los que usan los críos (y los no tan críos) para jugar en la arena de la playa y aquí teneís el resultado de un par de ellos, una tortuga y un pez (yo creo que es una carpa, si hay algún experto que lo pueda verificar...).





Para poder desmoldarlos, antes de echar el membrillo al molde, lo hemos forrado con film de cocina.
Aquí os dejamos un par de fotos, pero tenemos de todo, la estrellita, la pera, la fresa... y alguno más que caerá, el balde con forma de castillo tiene que ser la pera colocado en medio de la mesa con la pala y el rastrillo, ya iremos poniendo fotos poco a poco, según vayan saliendo del congelador, por que si no lo sabíais ahora os lo digo, el membrillo se puede congelar, no se queda congelado del todo por el azúcar, pero se mantiene en perfectas condiciones. 

Y aquí os presentamos la "tortuga membrillo" y la "estrella de marmbrillo".

3 dic. 2010

cardo




En casa descubrimos el cardo hará unos tres años, no es una zona donde se cultiva, pero ahora "se prodiga en nuestra mesa" (toma ya frase de libro…), lo cocinamos en fresco y también lo envasamos (para cuando lleguen tiempos de escasez, la guerra y todo eso... je, je), y dicen que se puede congelar, pero a nosotros no nos da tiempo a todo.
El cardo pertenece a la misma familia que la alcachofa, por lo que pueden hacerse las mismas recetas con ambos.
La mejor época del año para consumirlo es en invierno, alcanzando su mejor momento en el mes de diciembre, por lo que en algunos lugares es tradición comerlo en Navidad.
El cardo adquiere un gran tamaño y puede alcanzar los 2 metros de altura. En el mercado lo encontramos en forma de grandes pencas a partir del mes de noviembre. Las pencas para que blanqueen y reducir su amargor, un mes antes de cortarlas se tapan, de modo que sólo reciban luz las hojas.

Contiene mucha agua, además de fibra por lo que resulta saciante y bajo en calorias.
Se puede preparar de muchas formas: en ensalada, hervido, al horno, rebozado, con bechamel, con frutos secos...Aunque se trata de una verdura muy estacional, podemos encontrarlo en conserva o congelado, por lo que lo podemos consumir durante todo el año.

Antes de su consumo hay que limpiarlo y cocerlo, y para ello preparamos un recipiente con agua fría donde echaremos los trozos de cardo según los vamos limpiando, de manera que no tengan tiempo de oscurecerse por estar en contacto con el aire.
Ponemos en una olla o cazuela abundante agua con sal a hervir.
Para limpiar el cardo soltamos y eliminamos con un cuchillo las pencas exteriores más duras. Cuando sólo quede la parte central, más blanca, cada penca la cortamos en 2-3 trozos de 12/14 cm de largo, dependiendo, claro está del tamaño del cardo y de la receta que vayamos a preparar.
Una vez que tengamos este paso hecho, a cada trozo de penca le vamos quitando con un cuchillo afilado los hilos que tienen por el lado ondulado, igual que hacemos con las pencas de acelga, y la telilla que tienen por el otro lado. A medida que las vamos limpiando, hacemos trozos de unos 5 cm, o al gusto y los ponemos en el recipiente que tenemos con agua bien fría.
Si vamos a preparar las pencas rellenas, este paso de trocearlas nos lo saltamos.
Una vez limpio y troceado, ponemos los trozos en la olla o cazuela que tenemos con el agua hirviendo. Tienen que quedar bien cubiertas de agua, y para que en ningún momento estén en contacto con el aire, cubrimos la cazuela u olla con un trozo de papel de cocina. Dejamos cocer hasta que el cardo esté hecho, pero sin sobrecocerlo, una vez hecho, lo dejamos enfriar dentro del mismo agua, sin quitar el papel de cocina y si no lo cocinamos ese mismo día, una vez frío lo metemos en la nevera.
Si lo vamos a preparar lo escurrimos y listo para preparar la receta elegida.
También lo podemos cocer en la olla rápida, una vez limpio y troceado, lo metemos en la olla, que tiene agua hirviendo con sal, la tapamos y cuando suba la válvula o empieze a salir el vapor contamos 4-5 minutos.

30 nov. 2010

popietas de conejo con manzanas


ingredientes
6 lomos de conejo
higado y riñones de conejo
200 g de champiñones
200 ml de sidra
2 cebollas medianas
3 cucharadas de nata
aceite
perejil
pimienta y sal
4 patatas
4 manzanas

elaboración
Deshuesar los lomos de conejo y abrir la parte más gruesa en libro para que nos queden unos filetes rectangulares y con un grosor parecido, la carne que recortamos la guardamos para utilizar en el relleno.



Para el relleno
La carne que hemos sacado, la partimos en dados pequeños, al igual que el higado y los riñones.
Limpiamos los champiñones y los troceamos en pequeño.
En una sarten con aceite ponemos a rehogar la carne que hemos troceado junto con el higado y los riñones, cuando lo tengamos rehogado incorporamos los champiñones y un poco de perejil, salamos y cuando se haya evaporado el agua que sueltan los champiñones, retiramos y dejamos templar.



Montaje
Salpimentamos los lomos de conejo y repartimos sobre ellos el relleno anterior. Los enrollamos y los atamos utilizando cordel de cocina.
En una sartén con aceite ponemos a dorar los rollitos de conejo, cuando lo estén, añadimos la cebolla y dejamos hacer unos 15-20 minutos con la sartén tapada. Una vez que están hechos los retiramos. Desgrasamos la sartén con la sidra, añadimos la nata y dejamos reducir hasta que veamos que la salsa está ligeramente espesa. Retiramos la cuerda a los rollitos, los incorporamos a la salsa y dejamos calentar unos minutos.
Los podemos servir, bien enteros o partidos en aros con un poco salsa, acompañados con patatas fritas al gusto y la manzana partida en gajos y sin corazón, rehogada en mantequilla.



28 nov. 2010

salsa alioli


Nosotros lo solemos comer untado en pan tostado y encima le ponemos revuelto de espinacas, otro día ya pondremos la receta de este pintxo, también lo usamos para unas patatas con alioli, en los tomates rellenos... total que parece que no, pero al final se usa en infinidad de platos (como las cucharas, je, je).


ingredientes
7 dientes de ajo
150 ml de aceite
sal
unas gotas de vinagre

elaboración
Pelamos los ajos, los partimos, les quitamos el germen si tienen y los ponemos en un bol (o en un almirez) con sal. Machacamos muy bien. Añadimos aceite poco a poco, removiendo en la misma dirección y de manera continuada con la maza del almirez hasta que nos quede una salsa espesa. A nosotros nos gusta que nos quede espesa, tipo paté, para aligerarlo continuar echando aceite hasta conseguir la textura que más os guste.
La ponemos en un tarro y en la nevera dura bastante tiempo.
Se puede disminuir la cantidad de dientes de ajo, queda claro que a nosotros nos gusta con sabor fuerte.
Puede que se nos corte. Es bastante fácil que ocurra. Si es así empezamos de nuevo pero esta vez con un diente de ajo, lo machacamos bien y en lugar de aceite usamos la preparación que tenemos cortada añadiendola poco a poco.

26 nov. 2010

pudin de coliflor


Ahí lo teneis, bien tieso para la foto, y sonriendo... y es que unos días antes hice otro pero el pobre no pasó el "casting", los de estilismo no pudieron hacer nada con el, y eso que son buenos… luego vino el fotógrafo, que si mira que pinta, que si luego me echas las culpas a mí, que yo a eso no le saco ninguna foto… total todo pegas, así que nos lo comimos tan ricamente y dejamos las fotos para otro día, y aquí las teneis, hoy si que ha salido como debe ser.



ingredientes 
500 gr de coliflor cocida
4 huevos
200 ml de nata líquida
3 rebanadas de pan de molde
2 zanahorias hermosas 

cocidas
jamón york en taquitos (opcional)
pan rallado
mantequilla
sal










elaboración
Cocer la coliflor en agua hirviendo con sal a fuego suave durante 15 minutos. Escurrir, triturar y reservar el puré.
Cocer las zanahorias en agua hirviendo con sal a fuego suave durante 15 minutos. Escurrir, y partir en láminas.
Preparamos el molde, forrándolo con papel de horno para que al desmoldar no tengamos sorpresas, untamos con mantequilla, espolvoreamos pan rallado.
En una sartén con abundante aceite freímos el pan de mode, reservamos.
En un bol batimos los 4 huevos, y añadimos el puré de coliflor, el jamón (si decidimos ponerlo) y la nata. Mezclamos todo.






Ahora echamos la crema de coliflor en el molde, unos 3 cazos, ponemos encima el pan frito y encima de éste las láminas de zanahoria, a continuación el resto de la crema de coliflor. Ponemos el molde al baño maría y horneamos a 250º durante 15 minutos, luego bajamos a 180º otros 45 minutos más, estos tiempos son un poco orientativos, tenemos que vigilar pues si vemos que la parte de arriba coge mucho color hay que poner un papel de aluminio encima y lo mas importante, estará hecho cuando introducimos una varilla y esta sale limpia. Dejamos templar y desmoldamos. Podemos comerlo tanto frío como caliente. Y lo podemos acompañar con una salsa de tomate, salsa mahonesa o con una besamel clarita a la que podemos añadir un poco de queso, unas anchoas...