27 ene. 2014

empanada de espinacas con champiñones


Un relleno que gusta mucho en casa y con el que podemos rellenar también tartaletas, empanadillas, hojaldres, crepes, tortillas... en lugar de champiñones podemos poner gambas o salmón ahumado. También está muy rica esta con pasas y piñones.

 

ingredientes
150 g de cebolla
1-2 dientes de ajo
300 g de espinacas frescas
200 g de champiñones
150 g de queso de cabra
150 ml de nata
1 cucharadita de harina refinada de maiz
pasas y piñones (opcional)

para la masa
250 g de harina
6 g de levadura fresca
125 ml de agua
3 cucharadas de aceite
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar




elaboración
La masa es la misma que usamos para hacer pizzas y algún que otro pan relleno, para prepararla ponemos los ingredientes en un bol y los mezclamos hasta unirlos, volcamos la mezcla en una superficie ligeramente enharinada y amasamos durante unos 10 minutos hasta que se vuelva lisa y elástica. La dejamos reposar en un bol ligeramente engrasado y cubierta con un film transparente hasta que doble su volumen. En un lugar cálido tardará alrededor de una hora. También podemos hacer esta otra masa, más rápida ya que no necesita tiempo de levado.



Mientras hacemos el relleno, y para ello lo primero será lavar los champiñones bajo el chorro del agua y trocearlos. Tambien lavamos las espinacas, las quitamos los tallos, escurrimos y picamos un poco.
En una sartén con aceite caliente ponemos a pochar la cebolla picada hasta que esté tierna pero sin que coja color. Añadimos los champiñones con el ajo y un poco de sal y los salteamos hasta que estén hechos y se evapore el agua que sueltan, añadimos las espinacas, removemos, dejamos que vayan mermando de volumen y se cocinen, soltarán un poco de agua que dejaremos evaporar.
Añadimos el queso de cabra removiendo hasta incorporarlo. Espolvoreamos la harina, la rehogamos y añadimos la nata, rectificamos de sal y cocemos todo durante 5-10 minutos, hasta que esté bien ligado y haya espesado un poco. Dejamos enfriar.



Una vez que haya levado la masa, la volvemos a colocar en una superficie ligeramente enharinada y la aplastamos con los nudillos para desgasificarla, la dejamos reposar unos minutos y la dividimos en dos partes, una algo mayor que otra. Estiramos con el rodillo la porción más grande hasta dejarla del tamaño y forma deseado, con ayuda del rodillo la colocamos sobre un molde. A continuación distribuimos el relleno de espinacas, queso y champiñones sin llegar a los bordes y lo cubrimos con el otro trozo de masa estirada, enroscamos los bordes, pinchamos con un tenedor la superficie y la metemos al horno precalentado
 a 200 ºC unos 25-30 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.





No hay comentarios: