11 feb. 2016

alcachofas con jamón


Hoy hemos disfrutado de un buen plato de alcachofas, son las primeras que se han recogido en la huerta y las he preparado de forma bien sencilla, con jamón y unos ajos.

ingredientes
16-18 alcachofas
jamón serrano al gusto
2-3 dientes de ajo
una cucharadita de harina
aceite y sal
caldo

elaboración
Preparamos un recipiente con agua fría donde echaremos las alcachofas a medida que las vayamos limpiando, de manera que no tengan tiempo de oscurecerse por estar en contacto con el aire. Ponemos también a calentar una olla o cazuela con abundante agua y sal.
Limpiamos las alcachofas, para ello retiramos sus hojas externas, pelamos el tallo con cuidado de no quitar mucha pulpa, cortamos las puntas, unos dos dedos por debajo del extremo y las metemos en el bol de agua fría. Cuando las tengamos todas, y el agua que tenemos calentando hierva, las añadimos a la cazuela. Tienen que quedar bien cubiertas de agua y para que en ningún momento estén en contacto con el aire, ya que tienden a flotar, las cubrimos con un trozo de papel de cocina. Las dejamos cocer durante 20 minutos más o menos, el tiempo varía en función del tamaño y la frescura de las alcachofas, lo mejor es que antes de escurrirlas comprobemos que están hechas, para ello con la punta de un cuchillo las pinchamos y si la hoja se hunde sin resistencia es que están cocidas, pero cuidado de no sobrecocerlas. Dejamos templar antes de sacarlas.
Reservamos el caldo. Las sacamos, las ponemos a escurrir con el tallo hacia arriba y las partimos por la mitad o en cuartos. 




Como veréis yo en ningún momento añado limón ni ninguna otra cosa, me gusta que mantengan su sabor natural, aunque puedan quedar un poco "más feas". Otro truco que veo que se utiliza es poner unas ramitas de perejil a la hora de cocerlas.


Ponemos un poco de aceite en una cazuela amplia, cuando esté caliente añadimos los dientes de ajo bien picaditos, antes de que tomen color echamos el jamón picado en trocitos y lo freímos un poco, pero sin hacerlo mucho. Incorporamos la harina, mezclamos bien y la rehogamos sin que llegue a coger color, sazonamos (teniendo en cuenta el jamón ) y añadimos las alcachofas, un poco del caldo que hemos reservado de la cocción o simplemente agua. Removemos y dejamos que hierva todo unos 4-5 minutos para que la salsa espese y ya están listas para servir.
Redondearíamos la receta si servimos las alcachofas acompañadas de un huevo escalfado.



Podemos poner junto a los ajos un poco de cebolla, o poner solo cebolla. También podemos sustituir los ajos por ajos tiernos o ajetes.




8 feb. 2016

canutillos de hojaldre


El hojaldre me ha solucionado de manera sencilla y rápida el postre del domingo. He hecho unos canutillos, que como veis es hojaldre horneado y relleno de crema pastelera. Otro dulce típico de Bilbao.


ingredientes
1 lámina de hojaldre
250 g de crema pastelera
azúcar glas














elaboración

Los canutillos de hojaldre son muy sencillos de hacer, tan solo hay que enrollar hojaldre sobre algo que le haga mantener la forma y esto lo podemos hacer usando tubos metálicos de pastelería, con forma de cono o con forma de caña, de mayor o menor tamaño.
Extendemos la lámina de hojaldre sobre el mismo papel en el que viene envuelta y cortamos tiras de 1 a 1,5 cm del lado más largo del rectángulo de hojaldre.
Enrollamos estas tiras en unos tubos metálicos de pastelería con forma de cono, ligeramente engrasados o cubiertos con papel de horno para facilitar el desmoldado y los pintamos con huevo batido.
Colocamos los canutillos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y los cocemos a unos 200 ºC durante 15-20 minutos o hasta que estén doraditos.
Sacamos los canutillos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén templados, quitamos los tubos, los rellenamos con la crema pastelera, espolvoreamos azúcar glas por encima... y listos.





Si queremos hacer los canutillos en forma de caña usamos tubos rectos y cortamos el hojaldre en tiras o bien cortamos rectángulos de 10x9 cm ó de 5x9 cm dependiendo del tamaño que queramos dar a los canutillos.