30 may. 2016

berenjenas rellenas de atún


Un relleno que podemos usar también para hacer empanada o empanadillas, huevos rellenos, canelones, lasaña...

ingredientes
3-4 latas pequeñas de atún en aceite
1 cebolla, 150 g
1 pimiento verde
1 trozo de pimiento rojo
1 diente de ajo
2 berenjenas
salsa de tomate casera
aceite y sal
besamel ligera
queso rallado








elaboración
Lavamos las berenjenas, retiramos el tallo, las partimos por la mitad a lo largo, y las hacemos unos cortes en forma de rombo sobre la pulpa.
Las podemos asar en el horno a 180 ºC, pero yo para ahorrar tiempo las hago en el microondas, para ello las echamos sal, colocamos dos mitades en un plato, las cubrimos con film transparente y pinchamos éste para hacer un par de agujeros. Metemos el plato en el microondas durante 4-5 minutos a máxima potencia y listas. Hacemos lo mismo con las otras dos mitades.
El tiempo es orientativo, dependerá de la potencia del micro y del tamaño y grosor de las berenjenas.
Con ayuda de una cuchara vaciamos todas las mitades, procurando no romper la piel y dejando un pequeño borde de pulpa de 1/2 cm de grosor alrededor para que la berenjena no se abra ni se deforme al rellenarla. Cortamos la pulpa y la reservamos.



Pelamos la cebolla y el diente de ajo y los picamos en trocitos muy menudos. Limpiamos los pimientos y los troceamos también en trozos pequeños.
Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y sofreímos primero la cebolla a fuego lento hasta que esté transparente. Añadimos los pimientos y rehogamos todo junto 5 minutos o hasta que el pimiento esté tierno. 
Incorporamos la pulpa de las berenjenas y el atún bien escurrido, y mezclamos. 
Repartimos el relleno en dos boles, en uno añadimos 2 cucharadas de salsa de tomate y en el otro 1-2 cucharadas de besamel.
Rellenamos las berenjenas con las preparaciones anteriores, y las cubrimos con besamel. Espolvoreamos queso rallado y lo horneamos unos 15-20 minutos o hasta que se dore.


Para preparar la besamel ligera derretimos en una cazuela no muy grande 30 g de mantequilla, añadimos 30 g de harina y la tostamos un par de minutos, removiendo con una cuchara para que no se queme. Después vamos incorporando poco a poco 450 ml de leche templada, sazonamos y sin dejar de remover dejamos cocer durante 5 minutos, hasta que espese. El tiempo de cocción es corto ya que luego se va a terminar de hacer en el horno.



27 may. 2016

pan de chocolate con naranja confitada para torrijas


La misma receta con la que se hace el pan de torrijas que tenéis pinchando en el enlace, pero con la diferencia que a los ingredientes se añaden cacao y la cáscara confitada de una naranja hermosa, que también podéis ver como se hace si pincháis sobre el nombre.



ingredientes
para el poolish
50 g de harina de fuerza
50 g de leche
5 g de levadura



para la masa
300 g de harina de fuerza
15 g de cacao puro en polvo
15 g de levadura fresca
70 g de azúcar
15 g de sirope de arce
75 ml de leche
65 g de mantequilla
1 huevo tamaño "L"
6 g de sal
cáscara de naranja confitada



elaboración
La noche anterior preparamos el poolish, para ello disolvemos en un bol la levadura con la leche, incorporamos la harina y mezclamos hasta tener todo incorporado. Cubrimos el bol con film transparente y lo metemos en la nevera.
Si lo preparamos el mismo día tenemos que dejarlo en un lugar cálido hasta que doble su volumen.
Al día siguiente, sacamos el poolish de la nevera y preparamos la masa.
Como siempre, podemos amasar los ingredientes a mano o con ayuda de una máquina, batidora con ganchos, panificadora... yo lo he hecho en ésta.
Vertemos la leche en la cubeta, a la que añadimos el huevo ligeramente batido, el sirope (podemos sustituirlo por miel o azúcar invertido), la sal y por último la harina, el cacao, todo el poolish y la levadura desmigada. Como veis todos los ingredientes a excepción de la mantequilla y la naranja confitada.
Ponemos en marcha la panificadora en el programa de amasado (en la mía es el número 7 y dura 15 minutos). Como todas las harinas no absorben lo mismo, igual necesitamos ajustar la cantidad de líquido. Cuando se hayan mezclado todos los ingredientes incorporamos poco a poco la mantequilla en trozos y dejamos que termine el programa. Vemos que la masa pasa de dura a blanda, es normal, se irá arreglando a medida que se incorpore y se absorba toda la mantequilla, no hay que añadir más harina, aunque igual necesita algún minuto más de amasado. 
Una vez que esté amasada incorporamos la cáscara de naranja confitada troceada hasta integrarla. La masa estará lista cuando se despegue perfectamente de las paredes de la cubeta, deberá estar lisa y suave.



Una vez que la masa esté lista, la sacamos de la cubeta, hacemos una bola y la colocamos en un recipiente amplio, ligeramente engrasado, lo cubrimos con papel film, también engrasado, y la dejamos a temperatura ambiente hasta que doble su volumen, en un lugar cálido el tiempo será aproximadamente 1 hora.
Una vez que haya doblado su volumen, sacamos la masa del bol y la damos un ligero amasado para desgasarla, damos forma de bola y dejamos reposar, bien tapada, unos minutos para que se relaje y podamos formar bien la barra. También podemos dividir la masa en dos porciones y hacer dos barras.
A continuación formamos la barra, para ello cogemos la bola de masa, la damos la vuelta y aplanamos un poco dando forma más o menos rectangular, la parte superior ancha la doblamos hacia el centro y presionamos un poco para que quede sellado. Después la parte inferior ancha la llevamos también al centro y apretamos de nuevo, y para terminar unimos ambos extremos, sellándolos bien. Hacemos rodar la pieza formada hacia delante y hacia atrás presionando un poco hacia abajo y estirándola hasta formar la barra, que nos ocupará, más o menos, toda la diagonal de la bandeja del horno.
Una vez formada la barra, la dejamos reposar sobre la fuente de horno, forrada con papel de hornear, la pintamos con huevo batido, y la tapamos con papel film ligeramente engrasado hasta que casi doble su volumen el tiempo dependerá de la temperatura ambiente.
Una vez que esté lista, la pintamos de nuevo con huevo batido y marcamos, sin profundizar, con un cuchillo/a, el grosor que vayamos a dar a las torrijas.




Metemos la bandeja en el horno precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo durante unos 20-25 minutos. Si vemos que coge color enseguida lo tapamos con papel aluminio.
Pasado este tiempo sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar la barra sobre una rejilla.

Y si tienes intención de hacer torrijas... entonces si que tienes trabajo duro por delante y no es otro que vigilar el pan para que nadie se lo coma, ya que para hacerlas es mejor que el pan sea del día anterior.