15 ene. 2016

madalenas rellenas de dulce de manzana


Las madalenas o magdalenas, son otra de las alternativas dulces que tenemos para completar un buen desayuno o merienda, y si son caseras mucho mejor. Una receta que merece tener en cuenta, son muy fáciles de hacer y podemos enriquecerlas con mil sabores y aromas. Las de hoy son una variante a las clásicas de siempre, llevan en su interior dulce de manzana, que podemos cambiar por cualquier mermelada que nos guste, frambuesa, fresa, mora... o incluso por crema de chocolate, de queso...



ingredientes
125 g de huevo
175 g de azúcar
60 ml de leche
190 ml de aceite de oliva suave o girasol
210 g de harina
7 g de levadura química
una pizca de sal
dulce de manzana











elaboración

Batimos los huevos y el azúcar usando una batidora de varillas hasta conseguir una mezcla espesa y cremosa. Sin dejar de batir, a baja velocidad, añadimos el aceite y la leche hasta que esté bien mezclado. A continuación incorporamos la harina tamizada con la levadura y la sal también a velocidad baja. Cuando tengamos una masa homogénea, lo batimos durante un par de minutos a velocidad media.
Cubrimos el bol con un trapo o con film transparente y dejamos reposar la masa en la nevera como mínimo una hora, pero se puede dejar incluso de un día para otro.
Después de este reposo, removemos enérgicamente la masa con un batidor manual. Precalentamos el horno a 210 ºC sin aire y con calor arriba y abajo.


Ponemos moldes de papel en los huecos de una bandeja para madalenas o dentro de flaneras y rellenamos con la masa sólo hasta la mitad de los moldes, con una cucharilla colocamos en cada molde un poco de dulce de manzana y acabamos de rellenar los moldes con el resto de la masa pero sin llegar al borde. Espolvoreamos por encima un poco de azúcar y los horneamos a 180 ºC entre 18-20 minutos.
Una vez hechas retiramos la bandeja del horno, dejamos reposar las madalenas 5 minutos dentro del molde, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Si el dulce de manzana (o la mermelada) está muy espesa lo aligeramos con un poco de agua y si está demasiado líquida lo ponemos a calentar unos minutos, al enfriarse estará más consistente.



Fuente: del libro "Magdalenas" de Xavier Barriga.


No hay comentarios: