3 may. 2014

espárragos rellenos de espinacas y gambas


Los espárragos son siempre bien recibidos en la mesa, lo normal es comerlos cocidos acompañados de una salsa (mahonesa, vinagreta), o incorporarlos a ensaladas y menestras, pero también podemos consumirlos en pudin y como veis en la receta de hoy tambien se pueden rellenar, tanto con verdura como con marisco o setas. Un entrante de lujo, que podemos hacer tanto con espárragos frescos como con espárragos en conserva.


ingredientes
10-12 espárragos extra gruesos
150 g de gambas
150 g de espinacas frescas
1 diente de ajo
30 g de harina
25 g de mantequilla
250-300 ml de leche
aceite y sal
2 huevos para rebozar
harina para rebozar



para la salsa
200 ml de nata para cocinar
75 ml de caldo de los espárragos






elaboración
Escurrir los espárragos.
En esta ocasión he usado espárragos en conserva, así que una vez abierta la conserva, eliminamos el caldo (no lo tiramos pues lo usaremos para hacer la salsa) y los ponemos a escurrir en un colador. Después los colocamos en una fuente cubierta con unas hojas de papel de cocina y los tapamos con más papel que cambiaremos dos o tres veces. Tienen que quedar muy bien escurridos para que no suelten agua una vez cocinados.
Preparar una besamel consistente con las espinacas y gambas.
En una sartén ligeramente engrasada salteamos las espinacas troceadas, dejamos que reduzcan de volumen y se cocinen, soltarán un poco de agua que dejaremos evaporar, en cuanto estén blanditas añadimos las gambas peladas, y cuando estas cambien de color retiramos la sartén del fuego.
En una cazuela derretimos la mantequilla, añadimos la harina y removemos con una cuchara de madera, hasta formar una masa homogénea. Cuando la harina empiece a dorarse, vertemos poco a poco la leche caliente, sazonamos y sin parar de remover dejamos que cueza hasta formar una besamel muy consistente. Añadimos las espinacas y las gambas, removemos y dejamos enfriar cubierta con film transparente para que no forme costra.





Preparar la salsa.
En un cazo ponemos la nata líquida y el caldo de los espárragos y dejamos hervir hasta que espese un poco.
Rellenar los espárragos y dejar enfriar.
Abrimos los espárragos en forma de libro, sin tocar la yema, después los rellenamos con ayuda de una cucharilla o manga pastelera y dejamos que la besamel se enfríe por completo.
Freir los espárragos.

A continuación y con cuidado, los pasamos por harina y huevo batido y los freímos en aceite, mejor si los cogemos con las manos por ambos extremos. Escurrimos sobre papel de cocina y los acompañamos con la salsa de espárrago caliente.
Yo preparé más cantidad de salsa y preparé con ella unos espaguetis.






No hay comentarios: