21 may. 2014

cuando sobra pescado... una quiché



Cuando sobra pescado de una comida, al final quién es el que acaba comiéndoselo bien para cenar o comer al día siguiente?, en casa mis hijos nunca, a no ser que me dé por hacer unas croquetas, rellenar unos pimientos, unos canelones o utilizarlo para aderezar una tortilla, pero ayer me encontré con tres trozos de pescado rebozado, una lámina de pasta brisa en la nevera, y con pocas ganas de cocinar, así que hice esta quiché, una buena ensalada y solucioné la cena a las mil maravillas.



ingredientes
1 lámina de pasta quebrada
3 trozos de pescado rebozado
unos langostinos
200 ml de nata líquida
3 huevos tamaño "L"
sal y pimienta












elaboración
La masa quebrada la podemos hacer nosotros, pero hoy he utilizado una comprada. Una vez estirada la masa, la colocamos sobre un molde de tarta desmoldable, pinchamos con el tenedor, la cubrimos con papel de horno, ponemos un buen puñado de legumbres secas y horneamos a 200 ºC durante 15-20 minutos.
Sacamos el molde del horno, retiramos las legumbres y mientras se enfría, batimos en un bol los huevos, añadimos la nata, el pescado troceado (en este caso panga), los langostinos pelados y troceados (a falta de langostinos unos palitos de cangrejo van estupendamente también), salpimentamos y mezclamos bien todo.
Ponemos la mezcla sobre la base de masa quebrada horneada, espolvoreamos un poco de queso rallado y lo metemos en el horno precalentado a 180 ºC unos 30-35 minutos.








No hay comentarios: