2 mar. 2011

pastel de esparragos, calabacin, zanahoria y queso

Y seguimos con los pasteles salados, si cae en mis manos una receta con algo de este estilo, tener por seguro que en dos días está en la mesa, es mi debilidad...
Eso sí, es una forma ideal para comer verduras.




ingredientes
1 bote de esparragos
3 zanahorias
400 gr de calabacín
4 huevos
200 ml de nata
queso rallado
aceite
sal

elaboración
Lo primero ponemos a calentar el horno a 180º y vamos preparando el molde, mejor si es rectangular y alto, para ello lo untamos de mantequilla y lo espolvoreamos con harina, retirando el exceso de esta.
Pelamos las zanahorias y las cocemos en agua con sal, no tienen que quedar muy cocidas, las partimos en bastoncillos y reservamos.
Escurrimos muy bien los espárragos y los secamos para eliminar lo más posible el agua que tienen.
El calabacín lo partimos en bastoncillos y en unas lonchas para cubrir el fondo, lo salamos y dejamos por lo menos una hora para que suelte la mayor parte del agua que tienen. Después lo salteamos en un poco de aceite y de nuevo lo dejamos escurrir bien. Es importante escurrir todo muy bien pues son verduras que de por sí tienen mucha agua.
En un bol batimos los huevos y los mezclamos con la nata.
Ahora montamos el pastel, colocamos en la base del molde las lonchas de calabacín, los esparragos y cubrimos con la mezcla de nata y huevo. Encima colocamos los bastoncillos de zanahoria y los de calabacín y echamos lo que nos queda de mezcla. Cubrimos toda la superficie con queso rallado.


Lo ponemos en el horno caliente al baño maría, al menos durante una hora, pero como siempre antes de sacarlo comprobamos que esté hecho introduciendo la punta de un cuchillo, si esta no sale limpia lo dejamos unos minutos más. Dejamos templar y desmoldamos. Puede que una vez desmoldado veamos que nos suelta agua, lo ladeamos un poco y dejamos que escurra.

 

8 comentarios: