6 mar. 2011

cáscara de naranja confitada bañada en chocolate



Aquí se aprovecha todo, que no están los tiempos para tirar nada, esta receta es de una compañera de cole de mi hermana. Verónica, gracias por la receta, está muy rica, y aquí si se puede decir que no comerás solo una.
Además en muchas de vuestras casas, se hará zumo por las mañanas y si no el día que decidáis probar estas cáscaras os hacéis una buena naranjada.


ingredientes
piel de naranjas
agua
azúcar


elaboración
Podemos hacer la cantidad que queramos, lavamos bien la piel de la naranja y la pelamos haciendo tiras, nos tienen que quedar tiras naranjas por ambos lados, por lo que con un cuchillo vamos retirando la parte blanca y amarga que pudieran tener. Hacemos tiras más finas.
Las ponemos en un cazo y las cubrimos con agua fría, las ponemos a fuego suave hasta que empiecen a hervir, momento en el que las escurrimos y refrescamos. Esta operación la repetimos dos veces más. 


La cuarta, ponemos las tiras de naranja en la cazuela, las cubrimos con 250 ml de agua y 300 g de azúcar, lo ponemos de nuevo a fuego muy suave por lo menos una hora. Dejamos enfriar en la misma cazuela y las podemos guardar en la nevera siempre cubiertas, las podemos utilizar para añadir a bizcochos, macedonías... o como yo he hecho cubrirlas con chocolate. 


Para cubrirlas de chocolate, es tan fácil como poner una tableta de chocolate fondant en un bol al baño maría. Cuando lo tengamos fundido con ayuda de unas pinzas vamos bañando las cáscaras, bien escurridas del almíbar, con el chocolate. Ir poniéndolas en bandejas forradas con papel de aluminio y poner a enfriar en la nevera.


Igual que he hecho las cáscaras probé con la naranja en rodajas.



18 comentarios: