28 feb. 2011

tostadas de calabaza con queso camembert


Todos los dias se aprende algo, si ponemos un poco interés. Por las mañanas cuando las obligaciones me dejan me gusta escuchar la radio, y cuando llegan los viernes pongo los cinco sentidos pues hay una sección donde Fernando Canales (cocinero del restaurante Etxanobe en el Palacio Euskalduna de Bilbao) comenta de gastronomía. En este caso ese dia tocó hablar de la calabaza y dió tres recetas que me parecieron tan ricas que me faltó tiempo para probarlas. Una de ellas es esta y acerté... está realmente rica, una especie de croquetas, pero más cremosas, una crema frita que se convierte en un excelente entrante, no siempre tienen que ser las tostadas dulces...



ingredientes
200 gr de calabaza cocida
200 ml de nata
200 ml de leche
75 gr de queso camembert
45 gr de harina de maiz refinada
aceite para freir
sal y pimienta
huevo batido
harina











elaboración
Lo primero cocemos la calabaza en agua con sal y un poco de pimienta, calculamos un poco más de 200 gr, que será lo que utilicemos en la receta. Escurrimos bien y aplastamos.

En un bol ponemos la leche, junto con la calabaza, el queso y lo batimos. Añadimos la nata. Ponemos a calentar, dejando un poco en un bol para desleir la harina de maiz refinada.





Cuando lo tengamos caliente, lo retiramos del fuego y añadimos lo del bol. Ponemos de nuevo al fuego muy bajo, sin dejar de remover para que la textura nos quede homogénea y sin grumos, hasta que se espese. Luego lo pasamos a una fuente amplia y baja dejando enfriar. En este caso no lo cubrimos para que no se humedezca y no se nos ablande.

Cuando esta masa esté bien fría, la cortamos en rectángulos, cuadrados... los pasamos por harina y huevo batido y los freímos en aceite bien caliente, dejándolos enfriar sobre papel de cocina.








12 comentarios: