26 feb. 2011

queso y bizcocho de kéfir


No sé si habreis oido hablar del kéfir, en este caso de leche pues existe también el de agua, si no lo conoceis deciros que es una leche fermentada cuyo origen es el Caucaso, tiene la textura espesa, parecida a los yogures bebibles, refrescante y con un sabor más o menos ácido. 


Sólo se puede hacer a partir de unos nodulos, estos nodulos como veis en la foto tienen un color blanco amarillento, con forma de racimos, que se van multiplicando y creciendo durante el proceso de fermentación. Tiene muchas propiedades, regenera la flora intestinal, reduce el colesterol, aumenta las defensas...


Los granulos de kéfir se consiguen si alguien te los dá (gratuitamente), pues crecen muy rápido, todas las semanas se tiene que retirar una parte pues si no quedaría muy fuerte. Los granulos se pueden congelar si durante un tiempo no se quiere tomar la leche kefirada y no perderlos. También se pueden conseguir en algunas herboristerias y por internet.



Para hacer el kéfir se ponen los granulos de kéfir en un tarro de cristal, se cubren de leche y después de pasadas 24 o 48 horas se cuela el líquido y se repite la misma operacion. Es mejor utilizar leche entera y se puede hacer la cantidad que se quiera siempre que quede 1/3 del tarro de aire, los utensilios que se utilicen a la hora de colarlo no tienen que ser de aluminio. 

Con el kéfir se pueden preparar algunas recetas como queso de untar como el que veis en la foto, salsas, postres y desayunos.



Para preparar el queso se necesita una jarra y un colador donde quepa todo el kéfir. No tenemos más que echar el kéfir en el colador y esperar que se filtre todo el suero que recogeremos en la jarra. Cuando no escurra más suero tras 24-36 horas ya tenemos el queso listo, lo ponemos en un recipiente y a untar. A esta crema la podemos combinar con nueces, ajo y perejil, finas hierbas...






Además del queso hemos hecho un bizcocho, en el que hemos utilizado kefir en lugar de yogurt, salvando esto es la misma receta que el bizcocho de desayuno, también me atreví a echarle unas pasas pero se ahogaron y se fueron todas al fondo, por lo demás buenísimo, el toque de acidez del kefir le dá un sabor muy rico.






Si quereis más información

http://es.wikipedia.org/wiki/Kéfir

http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/kefir.htm

 
y en el libro "Cúrese con el kéfir" de Joan Mateu, editorial Vital

13 comentarios: