3 feb. 2011

lengua de ternera en salsa



Al igual que los callos o las patas de cerdo, la lengua es una pieza que a pocos nos gusta, no sé si por su textura, por ser la parte que es… por lo que sea..., pero... en casa nos gusta mucho, la preparo con frecuencia y de hecho siempre tengo unos filetes congelados a la espera de una salsita. He de deciros que a los críos al principio no les decía que era, pero luego al enterarse no hubo ningún problema, les encanta. 

ingredientes
1 lengua de ternera
2 cebollas
2 zanahorias
1 puerro
una rama perejil
15-20 granos de pimienta negra
1/2 pimiento verde
harina
huevo
aceite sal

elaboración
Limpiamos bien la lengua, quitamos toda la sangre que podamos y la ponemos en un recipiente cubierta con agua fría en la nevera durante unas horas. De nuevo la pasamos por el chorro de agua fría y la ponemos en la olla rápida cubierta de agua fría con sal y con 1 cebolla, 2 zanahorias, 1 puerro y los granos de pimienta. La tendremos unos 30-45 minutos contando desde que suba la válvula. Este tiempo es orientativo pues dependerá del tamaño de la pieza.
Una vez cocida retiramos la lengua y las verduras (que reservaremos). Colamos el caldo, lo dejamos enfriar para desengrasarlo mejor y reservamos.
Pelamos la lengua antes de que se enfrie demasiado, la cortamos en lonchas que pasaremos por harina, huevo batido y la freímos, colocándola en una cazuela ancha.
Ahora preparamos la salsa, en una sartén con aceite ponemos a pochar la otra cebolla y el pimiento verde, cuando lo tengamos bien pochado añadiremos las verduras cocidas que hemos retirado de la olla, echamos una cucharadita de harina que rehogaremos y luego caldo de la cocción. Pasamos la salsa por el pasapurés y la echamos sobre los filetes de lengua, a todo se le da un hervor y a comer. Si la salsa queda muy espesa la aligeramos con más caldo.


Para acompañar al plato un puré de patatas y unas tiras de pimiento verde salteado o también con un puré y piquillos…
Se puede hacer partiendo de lengua ya cocida, por lo que sólo tenemos que trocearla, rebozarla y hacer la salsa con toda la verdura en crudo. Si no hay caldo de carne, pues agua y una pastilla de caldo.
El caldo que nos sobre de cocer la lengua lo podemos congelar bien en tarros o bien en cubiteras.
Si nos sobra lengua también la podemos congelar con la salsa o una vez rebozada, las lonchas las colocamos en una superficie plana que no se toquen unas con otras y cuando se queden duras meterlas a un bolsa, así las podemos ir sacando cuando las necesitemos y hacer la salsa en el momento.





2 comentarios: