6 dic. 2010

pencas de acelga rellenas de jamón y queso



La acelga es una verdura que en casa se come durante todo el año, se prepara fácilmente y se puede cocinar de muchas maneras. Yo casi siempre preparo las hojas verdes por un lado, y las pencas por otro, por lo que es una verdura que me cunde mucho, primer y segundo plato.
Las hojas las preparo cocidas con patata y un refrito de ajo, en puré acompañadas de otras verduras, en tortilla o revuelto cuando son muy tiernas sin apenas penca, y en potajes con legumbre. Las pencas las relleno y una vez rebozadas las frío, y las sirvo tal cual o con una salsa. También se pueden rebozar y freír solas, sin relleno, así preparadas, en casa las llamamos "chuletas de huerta", y para rematar también sirven para preparar lasañas. En los ingredientes no pongo las cantidades pues dependerá de las que se quieran hacer y de lo que se quiera poner dentro, más queso menos jamón...

ingredientes
pencas de acelga
jamón curado o cocido en lonchas
queso en lonchas
harina, huevo y pan rallado
aceite y sal
agua


elaboración
Las pencas tienen que ser anchas. Separamos las pencas de las hojas verdes de las acelgas. Limpiamos bien las hojas y quitamos los hilos de las pencas. Las hojas las reservamos.
Ponemos al fuego una cazuela ancha con abundante agua con sal, cuando el agua hierva añadimos las pencas, como tienden a flotar yo las cubro con un papel de cocina, así quedan cubiertas en todo momento y se cocinaran por igual con ayuda del mismo vapor. Las dejamos cocer unos 10-15 minutos o hasta que estén tiernas, lo mejor es que antes de escurrirlas comprobemos que están hechas, pinchándolas con la punta de un cuchillo, ésta las tiene que atravesar con facilidad. Una vez cocidas las dejamos escurrir y templar.
Yo las pencas las hago enteras, me resulta más fácil a la hora de rellenarlas, en las fotos podéis ver como lo hago.


Cortamos el queso y el jamón del tamaño de las pencas. Para rellenarlas, las extendemos sobre una fuente y encima de cada uno de los trozos, cubriendo sólo la mitad, ponemos un trozo de queso y un trozo de jamón. Doblamos la penca sobre el relleno y la pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. Las freímos en abundante aceite caliente, por ambos lados y dejamos que escurran en un plato forrado con papel de cocina.
Tal cual acompañadas de una ensalada o con una salsa son un plato estupendo tanto para una comida de diario como para un día especial.




No hay comentarios: