1 dic. 2015

patatas rellenas con espinacas y jamón


En la entrada anterior el puré de patata con espinacas estaba presentado en una fuente, y por qué no hacer que la misma patata nos haga la función de recipiente... como veis sólo cambia la presentación, con un pequeño esfuerzo extra tenemos un plato más vistoso. Además de rellenas de verdura, quedan también riquísimas rellenas de carne o de pescado.


ingredientes
4 patatas
200-250 g de espinacas frescas
1 cebolla
1 diente de ajo
50 g de pimiento rojo asado picado
50 g de jamón cocido picadito
queso emmental rallado
20-30 g de queso azul
leche templada
aceite, sal y pimienta









elaboración

Los ingredientes al igual que las cantidades son orientativos, las podeís variar a vuestro gusto, eso sí, sin olvidarse de poner verdura.
Lavamos las espinacas y las cocemos en agua hirviendo durante 4-5 minutos. Las escurrimos y ponemos en un colador apretando para que suelten todo el líquido y las picamos finamente.
En una sartén, calentamos un poco de aceite y pochamos la cebolla y el ajo a fuego suave. Cuando esté tierno y ligeramente dorado, agregamos las espinacas, el jamón, el queso azul y los pimientos. Sazonamos y mezclamos.
Lavamos las patatas, que sean de tamaño uniforme, y las ponemos a cocer con la piel durante 20 minutos o hasta que estén cocidas en abundante agua con sal. Para que no revienten las cocemos a fuego suave, manteniendo un hervor constante y pausado. Si las cocemos rápido conseguiremos que se hagan puré.
También las podemos asar en el horno, envueltas en papel de aluminio y sobre una capa de sal gorda para que no se quemen.




Una vez cocidas, y en el momento que podamos manipularlas, cortamos la parte superior y las vaciamos cuidando de no romperlas. Ponemos la pulpa de patata en un bol, salpimentamos y con una varilla lo mezclamos con un poco de leche templada hasta tener un puré más fino, para que no quede demasiado espeso. A este puré añadimos el sofrito de espinacas y mezclamos. Rellenamos las patatas, las colocamos en una fuente de horno y las espolvoreamos con un poco de queso. Horneamos a 200 ºC hasta que se gratine la superficie.
Si nos sobra pulpa la ponemos en una fuente y lo servimos como pastel. También podemos hacer unas croquetas.







No hay comentarios: