9 ene. 2011

coliflor gratinada


Es una verdura que podemos consumir durante todo el año, pero su temporada va desde septiembre a enero. Admite un montón de preparaciones, incluida la congelación, para congelarla se separan los cogollos y se escaldan durante unos minutos en agua hirviendo. Suele resultar desagradable para muchos, pues cuando se cocina despide un intenso olor y para otros es de dificil digestión. Para eliminar ese mal olor cada uno tiene su remedio, echar unas cucharadas de leche durante la cocción, cocerla con alguna patata, taparla y en la tapa poner un trozo de pan impregnado en vinagre ...

Si tenemos que comprarla, no tiene que tener manchas, debe estar compacta y las hojas verdes y tiernas. 



ingredientes
1 coliflor

15 gr de harina
15 gr de mantequilla o aceite
500 ml de leche
un poco de cebolla
40 gr de queso rallado 

4 lonchas de jamón serrano
agua
sal
 

elaboración
Retiramos las hojas verdes y vamos separando la coliflor en ramilletes, los cuales lavaremos bien.

Ponemos a cocer en una cazuela con abundante agua hirviendo y sazonada, durante 15 minutos a fuego suave. La escurrimos bien y reservamos en una fuente que se pueda meter en el horno.
A continuación preparamos la besamel, para ello ponemos el aceite o la mantequilla a calentar, y pochamos la cebolla partida en trozos muy pequeños. Se le añade la harina que cocinaremos un poco para que pierda su sabor a crudo e iremos echando poco a poco la leche sin dejar de remover y para que nos quede suave la coceremos por lo menos 10 minutos. A esta besamel la añadimos un poco del queso. Cuando la tengamos lista cubrimos con ella la coliflor, espolvoreamos el resto del queso y ponemos a gratinar hasta que se dore. 


Para adornarla un poco, preparamos unos trozos de jamón crujiente. Colocamos unas lonchas de jamón entre papel de horno y las ponemos entre dos bandejas de horno. Horneamos a 185º C durante 8-10 minutos. Como siempre con el horno precalentado.




3 comentarios: