14 ene. 2011

sopa de pollo y verdura


”Siete virtudes tiene la sopa, quitan el hambre, sed dan poca, hacen dormir, ayudan a digerir, nunca enfadan, siempre agradan y ponen la cara colorada”.
Se pueden preparar infinidad de sopas, dulces o saladas. En invierno vienen muy bien, pues nos hacen sudar y con ello quemar toxinas por lo que estaremos mas protegidos frente a los constipados. Así que ya sabéis a comer sopas.



ingredientes
1 carcasa de pollo
1 muslo de pollo
1½ litro de agua
1 patata mediana
50 g de guisantes cocidos
1 tomate
1 ½ cebolla
1 ½ puerro
2 zanahorias
1 pimiento verde
sal y aceite





 
elaboración

Limpiamos el pollo y lo ponemos a cocer en una cazuela con agua, sal, ½ cebolla, ½ puerro y una zanahoria durante unos 30 minutos. Lo colamos, mejor si lo dejamos enfriar o preparamos con suficiente antelación para desengrasarlo mejor.
Troceamos en pequeño el resto de verduras para que se noten lo menos posible, pero esto ya va a gusto de cada uno.
En una cazuela con aceite ponemos a pochar la cebolla, el puerro, el pimiento verde y una zanahoria, con un poco de sal. A esto se puede añadir la patata en daditos, pero yo prefiero cocerla a parte y añadirla en forma de puré junto con el caldo, pues si sobra la textura de la patata no queda bien. Por lo que mientras, cocemos la patata pelada y troceada en un poco agua con sal durante unos 15-20 minutos, la escurrimos y hacemos un puré, que aligeraremos con un poco del caldo de pollo.




Cuando tengamos la verdura pochada, no tiene que coger demasiado color, añadimos los guisantes cocidos, el tomate pelado y troceado dejándolo hacer unos minutos. Luego añadimos el puré de patata, el caldo caliente (más o menos para cuatro) y el pollo troceado y todo esto lo dejamos hervir durante unos minutos más.
Si nos sobra caldo lo podemos congelar para otra receta o tomarnos un buen caldo por la noche, un buen truco es congelarlo en cubiteras de hielo para ir sacando lo que vayamos a necesitar.

No hay comentarios: