22 nov. 2013

flan de manzana y coco


El flan bien sea el clásico de huevo como cualquiera de sus variaciones es siempre un postre perfecto para rematar una buena comida, y como las manzanas están ahora buenísimas, pues flan de manzana y para darle un punto crujiente le añadimos coco. Un postre delicioso, fácil de preparar y que se ajusta muy bien al bolsillo.



ingredientes
caramelo para el molde
3 manzanas reinetas
50 g de coco rallado
un bote pequeño de leche condensada
5 huevos tamaño "L"














elaboración
Lo primero que haremos será caramelizar el molde y asar las manzanas.
Para hacer el caramelo ponemos en un cazo 3 cucharadas de azúcar con una cucharadita de agua y unas gotas de zumo de limón. Con el calor el azúcar empezará a fundirse, cuando esté líquida y empiece a coger un bonito color dorado, cuidado de que no coja demasiado ya que amargará, lo retiramos del fuego y lo echamos en el molde, repartiéndolo para que el fondo y las paredes queden bien impregnadas. Lo dejamos enfriar.





Para asar las manzanas, las descorazonamos, las hacemos un corte en la piel y las metemos en el microondas durante 5 minutos a máxima potencia, este tiempo es orientativo, dependerá de la potencia de cada aparato. Una vez asadas las sacamos, retiramos la piel y hacemos un puré espeso. Las dejamos enfriar ya que si las añadimos calientes nos cuajará el huevo.
Batimos los huevos ligeramente, si nos quedan con espuma los colamos, así la crema nos quedará más fina. Los mezclamos con la leche condensada y con el coco rallado. Vertemos la mezcla en el molde y lo colocamos en una fuente con agua y un cartón en el fondo, y los cocemos al baño María en el horno precalentado a 150-160 ºC durante 50-60 minutos, tiempo que dependerá de cada horno. Antes de sacarlo comprobamos que está cuajado introduciendo un palillo de brocheta.






Dejamos enfriar a temperatura ambiente fuera del agua y no lo desmoldamos hasta que esté completamente frío, de lo contrario podemos encontrarnos con una desagradable sorpresa. Para desmoldarlo, pasamos un cuchillo o una espátula por todo el borde.

En lugar de un flan grande también podemos hacer flanes individuales, en este caso hay que tener en cuenta que el tiempo de cocción será menor.



Fuente: receta de M.ª Jesús Gil de Antuñano en la revista Semana.


No hay comentarios: