28 oct. 2013

secado de tomates cherry


La conservación de alimentos mediante deshidratación y secado quizás sea una de las técnicas más antiguas que se conocen. Técnica que consiste basicamente en dejar expuestas al sol o a una fuente de aire caliente, frutas, verduras o plantas hasta que pierden todo el agua que contienen y quedan deshidratadas.




Para secar nuestros cherrys, aprovechamos la energía gratuita y limpia del sol y para evitar el polvo, los insectos y demás... lo hacemos en un secador solar construido por nosotros, para lo cual hemos cogido el modelo de este enlace.




Su uso es más bien fácil, colocamos el secador solar, en una zona bien expuesta al sol y orientada al sur, y a esperar... Lavamos los tomates, los secamos y los partimos por la mitad. Para facilitar la pérdida de agua, por ósmosis, les ponemos un poco de sal y los distribuimos uniformemente sobre las rejillas dejando espacio entre ellos. El secado de los tomatitos llevará unos cuantos días, alrededor de una semanita, pero esto dependerá de las condiciones climáticas, si el tiempo va a ser nublado, esperaremos al sol. A partir del segundo día vemos que los tomatitos se van encogiendo, por lo que podemos agruparlos y seguir colocando más cherrys. Una vez secos, los guardamos en aceite.





También podríamos deshidratarlos usando el horno de nuestra cocina a muy baja temperatura o recurrir a los deshidratadores eléctricos.



No hay comentarios: