16 oct. 2013

canelones rellenos de calabacín y queso con dos salsas


En una entrada anterior también hacíamos canelones con calabacín, pero era el que envolvía el relleno, en esta ocasión como veis forman parte del relleno, y si no te apetece rellenar pasta, pues rellena unos crepes o unas empanadillas.



ingredientes
16-18 canelones
600 g de calabacín
1 cebolla mediana, 125 g
1 diente de ajo
150 g de queso crema
1 huevo tamaño "M"
1 cucharada de queso parmesano
salsa de tomate

salsa besamel
orégano
aceite, sal y pimienta
queso rallado





elaboración
Pelamos y cortamos el calabacín en lonchitas como para hacer tortilla. Pelamos la cebolla y el diente de ajo y troceamos todo menudito.
En una sartén con un poco de aceite caliente, ponemos la cebolla y el ajo con un poco de sal, y lo dejamos pochar hasta que esté tierno, sin dejar que coja color. Añadimos el calabacín y lo sofreimos aproximadamente 15 minutos, hasta que se ablande, removiéndolo regularmente. Salpimentamos y retiramos del fuego. Incorporamos el queso crema, el parmesano y el huevo removiendo hasta que se mezcle todo.
Mientras tanto cocemos la pasta al dente en una olla con abundante agua y sal, unos 10 minutos. La enfriamos en un bol con agua fría y, una a una, sacamos las láminas y las extendemos sobre un paño de cocina.
Ponemos una cucharada del relleno preparado sobre cada placa, formamos rollitos y los colocamos en una fuente que pueda ir al horno, previamente engrasada o cubierta de besamel.





Como veis por las fotos yo he hecho dos fuentes, una con tomate y otra con besamel.
Para la opción con salsa de tomate: cubrimos los canelones con salsa de tomate, espolvoreamos un poco de orégano y encima ponemos queso rallado. Metemos la fuente en el horno precalentado a 200 ºC y los cocemos aproximadamente 15 minutos, o hasta que veamos que el queso se ha fundido y esté doradito.





Para la opción con salsa besamel: cubrimos los canelones con salsa besamel, espolvoreamos con queso rallado y de igual manera lo metemos en el horno hasta que el queso se funda y se dore.


Para hacer la besamel: ponemos a fundir 25 g de mantequilla, añadimos 25 g de harina la rehogamos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco 375 ml de leche caliente sin dejar de remover, sazonamos y la dejamos cocer hasta que espese.

Podemos sustituir el calabacín por espinacas, y el queso crema por requesón, mozzarela...



No hay comentarios: