7 oct. 2013

corona de arroz con calabacín











ingredientes
500 g de calabacín en láminas

200 g arroz de grano largo
2 cucharadas de queso parmesano rallado
1 cebolla mediana
pimiento verde
pimiento rojo asado
3 dientes de ajo pelados
perejil fresco picado
15 g de mantequilla
100 ml de vino blanco
350 ml de caldo vegetal
2-3 cucharadas de aceite
sal y pimienta





elaboración
Limpiamos los calabacines, los despuntamos y cortamos un trozo de unos 18-19 cm, unos 250 g, lo pelamos y con ayuda de una mandolina cortamos láminas a lo largo, de unos 2 mm de espesor, el resto lo cortamos en daditos. 
Cocemos al vapor las láminas de calabacín durante unos 2-3 minutos, las escurrimos sobre un paño de cocina para que suelten el agua y reservamos. Con este tiempo el calabacín queda al dente, por lo que si os gusta más hecho no hay más que aumentar este tiempo, también se pueden hacer a la plancha.
Para hacer el resto del calabacín ponemos en una sartén un poco de aceite y sofreimos 1 diente de ajo, la mitad de la cebolla y el pimiento verde, todo bien picadito, salamos y cuando esté pochado, añadimos los daditos de calabacín y los doramos a fuego medio unos 5-6 minutos, removiendo de vez en cuando. Salpimentamos y añadimos el perejil picado y un poco de pimiento rojo asado.





Para preparar el arroz en una cazuela ponemos aceite, y sofreimos, el resto de la cebolla y los 2 dientes de ajo, todo bien menudito, sin dejar que se dore. Incorporamos el arroz y lo rehogamos unos 2-3 minutos, removiéndolo. Echamos el vino blanco y dejamos que se evapore a fuego vivo. A continuación
añadimos 2 cucharadas de daditos de calabacín, mezclamos y vertemos el caldo hirviendo poco a poco, y dejamos que se cueza removiendo de vez en cuando. Después de 15 minutos de cocción, el arroz estará cocido al dente, lo retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y el queso rallado, y mezclamos bien.





Engrasamos y 
forramos un molde de corona de 27 cm con las tiras de calabacín, superponiéndolas un poco. Ponemos la mitad del arroz y lo apretamos con una cuchara contra las paredes del molde, dejando un espacio en medio. Distribuimos los daditos de calabacín en ese espacio, lo cubrimos con la otra mitad del arroz y lo comprimimos ligeramente con la cuchara. Bajamos las láminas de calabacín cubriendo el arroz, lo tapamos con papel de aluminio y lo metemos en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 7-8 minutos. Sacamos del horno, desmoldamos la corona sobre una fuente y servimos.
Yo lo he acompañado de una mahonesa con alioli.

Fuente: del libro "La buena mesa"




No hay comentarios: