16 feb. 2015

lasaña o canelones de calabaza rellenos de carne


De nuevo la calabaza se cuela en el blog, esta vez haciendo las veces de pasta, que es una manera estupenda de comer verdura, podemos hacer lasaña, por eso de las capas, o canelonesen el blog ya hay unas cuantas recetas en las que utilizo la verdura cortada en láminas para este fin, las hay de calabacín, de berenjena, de pencas de acelga y hoy le toca a la calabaza. El relleno de hoy es de carne picada con verdura, una boloñesa hecha a mi manera y con la que podemos preparar además pizzas, pasta, o rellenar pimientos, berenjenas, calabacines... Pero rellenos hay muchos, bonito, morcilla, jamón y queso, carne cocida con tomate... así que no hay que repetir siempre el mismo. 


ingredientes
un trozo de calabaza
1 cebolla pequeña
1 pimiento verde
pimiento rojo
1 puerro
1 zanahoria
1 diente de ajo
250 gr de carne picada
salsa de tomate

queso en lonchas
queso rallado
salsa besamel
orégano

sal y aceite




elaboración

Con ayuda de una mandolina cortamos la calabaza en láminas ni demasiado delgadas, para que las podamos manipular bien después de pasarlas por la plancha, ni demasiado gruesas.
Una vez que tengamos la calabaza laminada, igualamos los trozos, haciendo rectángulos, los salpimentamos y los pasamos por la plancha unos minutos, vuelta y vuelta para quitarles la crudeza. Reservamos.

Para hacer el relleno, en una sartén con un poco de aceite, ponemos a pochar a fuego suave la cebolla, el puerro, el pimiento, el diente de ajo y la zanahoria todo bien picadito, sazonamos y lo dejamos hacer por lo menos 20-30 minutos, hasta que las verduras cojan un ligero color. Cuando tengamos la verdura pochada, añadimos la carne picada salpimentada y dejamos que se rehogue bien mezclándola con las verduras. Lo escurrimos todo para quitar la grasa y de nuevo en la sartén añadimos la salsa de tomate y el orégano, lo cocinamos unos 5 minutos para que se mezclen los sabores y ya tenemos listo nuestro relleno.


Para hacer la besamel, derretimos 35 g de mantequilla a fuego suave, añadimos 35 g de harina que rehogamos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco medio litro de leche caliente sin dejar de remover, sazonamos y la cocemos hasta que espese.




Para montar la lasaña, en una fuente para horno ponemos una capa de besamel y encima las láminas de calabaza, las cubrimos con parte del relleno, un poco de besamel, queso y de nuevo lámina de calabaza, capa relleno, besamel, queso... Terminamos con una capa de calabaza y lo cubrimos con salsa besamel. Añadimos un poco de queso rallado y metemos la fuente al horno a 200 ºC durante 15 minutos o hasta que el queso esté doradito.



Si en lugar de lasaña hacemos canelones, colocamos una cucharada de relleno sobre cada lámina, enrollamos y una vez formados los rollitos, los ponemos en una fuente para el horno ligeramente engrasada, los cubrimos con besamel, espolvoreamos por encima queso rallado y los gratinamos a 200 ºC hasta que el queso tome color.




No hay comentarios: