21 feb. 2015

bizcocho esponjoso con nueces


Un buen bizcocho para desayunar o acompañar el café de la tarde, sencillo de preparar y como dice su nombre queda muy esponjoso. Esta vez le he añadido nueces, pero las podéis quitar si queréis restar calorías.

ingredientes
4 huevos tamaño "L"
150-165 g de azúcar glas
150 g de harina
15 g de harina de maíz refinada
2 cucharaditas y media de levadura química
50 g de nueces muy picaditas
80 ml de leche o agua bien caliente
10 g de mantequilla
mantequilla para el molde
harina para el molde
azúcar glass para decorar






elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC y engrasamos con mantequilla un molde de 22-24 cm de diámetro, lo espolvoreamos con harina y para quitar el sobrante lo ponemos boca abajo. Lo guardamos en la nevera mientras preparamos la mezcla.




Mezclamos las harinas con la levadura y lo tamizamos tres veces, reservamos.
En un bol cascamos los huevos, pesados son unos 245 g sin cáscara, y con la ayuda de unas varillas eléctricas los batimos hasta que queden espesos y espumosos. Añadimos el azúcar poco a poco, una cucharada cada vez, batiendo hasta que esté bien disuelto entre cucharada y cucharada. Batimos por lo menos durante 10 minutos, esto ayudará a airear adecuadamente la masa, por lo que es importante dar volumen a la mezcla de huevos y azúcar.





A continuación tamizamos de nuevo la mezcla de harinas y levadura, sería la cuarta vez, sobre la mezcla anterior y con una cuchara de madera o espátula la incorporamos con suavidad y con movimientos envolventes hasta tener una masa homogénea. Añadimos las nueces bien troceadas para que no vayan al fondo, echamos por un lateral del bol la leche y la mantequilla mezcladas y las incorporamos. Vertemos esta masa en el molde preparado y lo horneamos durante 40-45 minutos. Antes de sacarlo comprobamos que está cocido, será elástico al tacto y se habrá separado ligeramente del lateral del molde.

En cuanto esté listo lo desmoldamos sobre una rejilla cubierta con papel de hornear y lo volvemos del derecho para enfriar retirando el papel.




Desmoldarlo en cuanto esté listo o el calor del molde seguirá cociéndolo formando una corteza demasiado crujiente.
Presentamos espolvoreado con azúcar glass. También lo podemos rellenar.




No hay comentarios: