29 ene. 2013

falsas salchichas de pollo con perejil


Unas salchichas caseras caseras, la manera de prepararlas es la misma que para hacer nugets o albóndigas, pero con la diferencia que van sin rebozar y se hacen en el horno. 


ingredientes
500 g de pechuga de pollo
60 g de cebolla picada
50 g de queso rallado
1½ cucharada de perejil

   fresco picado
3 rebanadas de pan tostado

ralladura de limón
1 huevo tamaño "L"
3 cucharadas de leche
aceite, sal y pimienta
patatas para la guarnición
12 dientes de ajo





elaboración
Precalentar el horno a 200 ºC.
Con esta cantidad de ingredientes me han salido una docena de brochetas pero todo dependerá del tamaño al que las hagamos.
Mezclamos en un bol la carne de pollo bien picadita junto con la cebolla, el queso rallado, un poco de ralladura de limón, el huevo batido, el pan remojado en tres cucharadas de leche, la sal y la pimienta. 
Una vez bien mezclada lo dejamos reposar un poco en la nevera. 
Después vamos cogiendo pequeñas porciones (55-60 g) y con cada una formamos rollitos alargados, yo para hacerlos me he ayudado de un trozo de film ligeramente engrasado. Los rollitos los ensartamos en palos para brocheta humedecidos con agua para que no se quemen y los dejamos en espera hasta preparar las patatas.
Pelamos, lavamos, secamos y cortamos las patatas en rodajas no demasiado gruesas, y las doramos en una sartén con un poquito de aceite, dejándolas a medio hacer puesto que se terminarán de hacer en el horno. A medida que las vamos sacando las colocamos en la bandeja del horno ligeramente engrasada, cubriendo todo el fondo, pero no amontonándolas, las salpimentamos, ponemos los dientes de ajo y las horneamos durante 10-15 minutos.



Pasado este tiempo, sacamos la bandeja del horno, regamos las patatas con un cazo de caldo de pollo, o de agua, y encima de estas colocamos las brochetas untadas ligeramente con aceite y volvemos a meter la bandeja en el horno durante unos 18-20 minutos. Facilitas y bien ricas.





fuente: receta vista en la revista Pronto. 

26 ene. 2013

budin de queso con membrillo


Otra manera de comer el membrillo que tenemos en el congelador o fresco si es temporada y que normalmente siempre va acompañado con queso, pero esta vez dándole un toque diferente. Un postre bien sencillo y que no necesita horno a no ser que hagamos nuestros propios bizcochos de soletilla.


23 ene. 2013

berenjenas rellenas de pollo


El color de la berenjena ya nos avisa que es un fruto para ponerse morado y la de  maneras que podemos cocinarla, al horno, en tortilla, rebozada, a la plancha, como relleno de hojaldres, de tarta saladas y como hoy hacerlas rellenas y para ello he aprovechado un poco de pollo asado, que buenos estan los tiempos para tirar nada, y los rellenos que podemos hacer son muchos, de carne, de arroz, de queso, de verduras...
otro día tocarán.
Con este mismo relleno de pollo podemos hacer también estos calabacines.



ingredientes
2 berenjenas medianas
150 g de pollo asado
un poco de jamón serrano
1 cebolla pequeña
3 cucharadas de tomate
1 cucharadita de harina
1 huevo
aceite y sal












elaboración
Retiramos el tallo de las berenjenas y las partimos por la mitad a lo largo, retiramos parte de la pulpa con ayuda de una cucharita, la picamos para luego añadirla al relleno, salamos las mitades y las dejamos una media hora en reposo para que suelten el agua. Las escurrimos bien, las enharinamos y freímos en una sartén con abundante aceite. Cuando estén hechas las ponemos en una fuente de horno.

Para aligerar el plato en lugar de freirlas, una vez vaciadas las hacemos en el microondas a máxima potencia durante unos tres minutos.
Para preparar el relleno, ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite la cebolla picada, hasta que esté tierna pero no dorada. Añadimos el jamón y la carne de pollo bien picadita y lo rehogamos. A continuación ponemos la harina, las tres cucharadas de salsa de tomate y la pulpa de la berenjena que hemos reservado, removemos y seguimos cocinando a fuego suave durante 5 minutos más. Después añadimos un huevo crudo y lo unimos con todo lo anterior. Con esta pasta rellenamos las berenjenas.
Ahora las cubrimos con un poco besamel y queso rallado o tan solo con queso rallado y las gratinamos durante unos minutos en el horno.




Para la besamel, ponemos a fundir 25 gr de mantequilla, sin que se caliente demasiado, le añadimos 25 gr de harina que rehogaremos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche, 500 ml y la cocinamos unos minutos.





20 ene. 2013

bocaditos de hojaldre rellenos de pimiento y anchoa


Otra idea más de relleno y de presentación para ir aumentando el surtido de estos pequeños bocaditos hechos con hojaldre, pequeñas tentaciones a las que pocos se van a poder resistir. 
Si no nos queremos enredar mucho en la cocina, también quedan muy bien si en lugar de hojaldre, untamos el ali oli en pan tostado o pan de molde y encima colocamos pimiento y anchoa.




18 ene. 2013

bacalao fresco con borraja


La idea de usar la borraja como guarnición de platos de pescado la saqué del libro "El menú del día" de Pedro Subijana, y es todo un acierto, una combinación perfecta. 

ingredientes
4 lomos de bacalao fresco
250 g de borraja cocida
6 dientes de ajo
2 guindillas cayena
aceite de oliva
sal

elaboración
Lo primero es hacer la borraja, para ello separamos las pencas de estas, retiramos las hojas y las limpiamos, no nos tenemos que esmerar demasiado en quitarlas todos los pelillos que tienen pues al cocerse quedarán en el agua. A medida que las vamos limpiando las dejamos sumergidas en un recipiente de agua bien fría para evitar que ennegrezcan.




Ponemos agua en una cazuela y en el momento que hierva colocamos las pencas, después de 5 minutos, las escurrimos y las ponemos bien cubiertas en agua fría
. Cuando comience a hervir de nuevo, salamos y dejamos que se terminen de cocer. Las retiramos del fuego y las mantenemos en el agua hasta el momento de utilizar.
Quitamos las escamas a los lomos del bacalao, los limpiamos, los secamos bien y los sazonamos.
Colocamos una cazuela amplia a fuego suave con aceite,
 los ajos fileteados y la guindilla, la base tiene que quedar bien cubierta de aceite. Cuando los ajos empiecen a tomar color, los retiramos y reservamos. Introducimos los lomos de bacalao fresco con la piel hacia abajo, en el momento de incorporar el último trozo les damos la vuelta, dejándolos con la piel hacia arriba, dejamos cocer suavemente, nunca freir, durante 5-7 minutos dependiendo del grosor de la tajadas, retiramos la cazuela del fuego y dejamos templar para que sude el pescado, veremos que en la salsa aparecen unos "ojitos". 



Volvemos a colocar la cazuela al fuego, y comenzamos a mover la cazuela como si de un pil pil se tratara, con cuidado para no romper el bacalao, hasta tener la salsa con la consistencia deseada. Añadimos las borrajas bien escurridas, rectificamos de sal y calentamos todo, pero con cuidado de que no hierva para que la salsa no se corte. Decoramos con los ajos fileteados y la guindilla. 


Y como siempre que hay salsa se necesita pan, y que mejor que hacerlo nosotros mismos, como veis en la foto yo me he animado y he hecho una hogaza siguiendo al pie de la letra la receta con la que Salomé del blog "bloc de recetas" hace este Pain Polka. Buenísimo.

Mas recetas con bacalao y con borraja.

16 ene. 2013

salmón a la papillote con berza


El pescado hecho a la papillote conserva todos sus nutrientes y se hace con muy poca o casi nada de grasa, por lo que nos va a venir muy bien para cuidarnos un poco. Además este tipo de preparación admite muchos añadidos desde verduras frescas hasta preparaciones encebolladas o como la de hoy que es berza con puerro, con lo que tendremos a la vez una perfecta guarnición para el plato. Con una buena ensalada y un poco de pan ya tenemos una comida completa.


15 ene. 2013

croquetas de mejillón o mejillones rellenos


Cuanto tiempo sin poner una receta de croquetas y no será porque no hago... En mi casa nunca faltan en el fondo del congelador; las de hoy como veis de mejillones, otra versión, pues en el blog ya hay otras hechas con mejillones


13 ene. 2013

enrejados de hojaldre con beicon, roquefort y nueces


El hojaldre es una masa básica dentro de la repostería y la cocina, que combina tanto con dulce como con salado, hoy la receta es salada, en pequeñas raciones que serán un perfecto y delicioso entrante, y si hacemos un pequeño surtido de ellos con diferentes rellenos...
Esta vez hemos rellenado estos cuadraditos de hojaldre, pero si rellenamos unas empanadillas, unos volovanes...





ingredientes
1 lámina de hojaldre fresco
60 gr de queso roquefort
60 gr de beicon
4 nueces peladas
1-2 cucharadas de nata líquida
huevo batido para pincelar












elaboración
Extendemos la lámina de hojadre, mejor si es rectangular y la cortamos en pequeños cuadraditos de 5x5 cm. La lámina que yo uso es de 40x25 cm más o menos por lo que me salen 40 cuadraditos pero con los ingredientes que os doy para el relleno llegan para hacer 12 bocaditos, para los 8 restantes haremos otro relleno.




Para el relleno, cortamos el beicon en trocitos, lo doramos en una sartén y lo escurrimos bien. En un bol mezclamos el queso con la nata hasta tener una crema mas bien espesita, y añadimos el beicon y las nueces picadas.
Colocamos 12 de estos cuadraditos en una bandeja, y 
encima de cada uno extendemos un poco del relleno con cuidado de no llegar a los bordes, que pintamos con huevo batido.
Con cada cuadradito que tenemos en espera lo doblamos por la mitad y con un cuchillo hacemos unos cortes iguales y paralelos sin llegar a los bordes o en forma de cruz. A continuacion los desdoblamos y los ponemos encima del relleno. Sellamos bien los bordes y los dejamos enfriar durante unos 30 minutos en la nevera.



Los sacamos de la nevera, los ponemos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, dejando espacio suficiente entre ellos, y los pintamos con huevo batido, espolvoreamos unas semillas de sésamo y los metemos en el horno precalentado a 200 ºC durante 15 minutos mas o menos o hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.





11 ene. 2013

bizcocho de calabaza y chocolate


En temporada de calabaza voy probando recetas nuevas pero también sigo haciendo las de siempre, este bizcocho ya lo comenté en la entrada bizcocho de calabaza con almibar de ron pero sin especificar mucho la receta tal cual la había hecho, así que aquí os dejo su elaboración, bien sencilla y con un resultado estupendo.




ingredientes
250 g de calabaza asada
250 g de azúcar
225 g de harina tamizada
25 g de cacao en polvo
3 huevos tamaño “L”
70 ml de aceite
1 sobre de levadura en polvo











elaboración 
Lo primero es poner a asar la calabaza, para ello ponemos una rueda de calabaza pelada y troceada en una fuente de horno, y la horneamos a 200 ºC hasta que esté tierna, una media hora, pero como siempre vigilando. 
Preparamos un molde, para ello lo engrasamos con mantequilla y espolvoreamos con harina quitando el sobrante dando unos golpecitos al molde.
Una vez tierna la calabaza la dejamos enfriar, la aplastamos con un tenedor y la mezclamos con el azúcar, añadimos los huevos bien batidos, el aceite, la levadura y, poco a poco, 200 g de harina tamizada. Esta mezcla la separamos en dos partes, en una de ellas mezclamos los 25 g de cacao en polvo, y en la otra los 25 g de harina tamizada restante. 


Ya sólo nos queda echar estas mezclas al molde para ello primero ponemos una capa de la que no tiene cacao, encima de esta añadimos la que tiene cacao y acabamos con el resto de la que no tiene cacao. Metemos al horno precalentado a 180 ºC durante 40-45 minutos (como en todos los bizcochos debemos vigilar la superficie pues si vemos que toma mucho color tenemos que poner un trozo de papel de aluminio por encima para evitar que se dore demasiado). Comprobamos que está hecho, dejamos enfriar sobre una rejilla y nos queda tal que así... 



Esta vez no he preparado ni el almíbar de ron ni la guarnición de los trocitos de calabaza cocidos en ese almíbar pero si os apetece aquí os dejo como hacerlo.




Para preparar la guarnición, con un trozo de calabaza hacemos unas bolas. En un recipiente ponemos 200 ml de agua con 100 gr de azúcar y 40 ml de ron, cuando hierva echamos las bolitas y las dejamos cocer hasta que estén tiernas. Las servimos junto con el bizcocho y el almíbar bañando el bizcocho.



10 ene. 2013

caracolas de hojaldre rellenas de jamón y queso



Estas caracolas o espirales de hojaldre son un recurso estupendo, nos servirán para un aperitivo, entrante, para una cena rápida e incluso para una merienda de cumpleaños, a los crios les encantan. 


ingredientes
1 lámina de hojaldre
queso en lonchas
jamón cocido en lonchas
semillas de sésamo
huevo batido 











elaboración 
Estiramos la lámina de hojaldre, mejor si es rectangular, la cubrimos sin llegar al borde con las lonchas de queso, yo he usado queso havarti, y encima ponemos las lonchas de jamón.
Enrollamos sobre si mismo procurando que quede apretado y lo dejamos reposar en la nevera una media hora para que el hojaldre se enfríe bien, y suba mejor en el horno.





Luego, lo cortamos en rodajas de 1 cm de grosor, y las colocamos en la bandeja de horno que previamente hemos forrado con papel de hornear, las pintamos con huevo batido, espolvoreamos con semillas de sésamo y las metemos en el horno previamente precalentado a 200 ºC durante 15 minutos o hasta que veamos que el hojaldre haya subido y este bien doradito y crujiente.








Una variante de este relleno y que a los crios les encanta pues lo identifican con pizza es poner sobre la lámina de hojaldre una vez estirada salsa de tomate, espolvoreamos un poco de orégano, las lonchas de queso y de jamón y una vez pinceladas con el huevo poner más orégano o las semillas de sésamo. Desaparecerán... 





9 ene. 2013

risotto de champiñones


Otro producto que al igual que la cebolla se usa mucho en nuestra cocina es el champiñón, tiene muy buena relación calidad-precio y con el preparamos desde croquetas hasta este risotto pasando por tortillas, rellenos de..., o simplemente en salsa...

7 ene. 2013

tarta de cebolla


La cebolla es un ingrediente que no puede faltar en ninguna cocina, os habéis parado a pensar la de recetas que empiezan picando cebolla y poniéndola a pochar, muchas verdad? Al año son unos cuantos kilos los que podemos gastar... Pues la receta de hoy lleva y mucha, y por supuesto pochada, es una tarta que está deliciosa, si te gusta la cebolla claro está, menos mal que en casa no hay problema. Con una ensalada y un poco de pan una cena estupenda. Si quereis podeis cambiar el beicon por queso rallado tipo emmental o gruyere, o uno que funda bien y por supuesto poner beicon y queso a la vez.




ingredientes
1 lámina de pasta brisa
750 gr de cebolla picada
150 gr de beicon
1 bote de leche evaporada (410 gr)
4 huevos tamaño “L”
1/2 cucharadita de brandy
aceite, sal y pimienta











elaboración
Extendemos la lámina de masa brisa o quebrada y la colocamos en un molde engrasado pegándola bien a las paredes del molde para que tome bien la forma de este, recortamos la masa sobrante pasando un rodillo por los bordes del molde y la metemos al frigo durante media hora.
Pasado este tiempo sacamos el molde de la nevera, lo cubrimos con papel de hornear y ponemos unas legumbres encima para evitar que suba la masa. Lo metemos al horno precalentado a 180 ºC durante 10-15 minutos. Lo sacamos del horno, retiramos la legumbre, que guardaremos para posteriores usos en otros pasteles y dejamos enfriar un poco.




para hacer el relleno 
Ojo con la sal, tener en cuenta que el beicon salará ya bastante.
Calentamos el aceite en una sartén y ponemos a pochar a fuego suave la cebolla partida en juliana, salamos un poco y dejamos cocinar hasta que la cebolla este tierna y empiece a tomar un poco de color. La escurrimos.
En esa misma sartén con un poco de aceite salteamos el beicon troceadito y lo mezclamos con la cebolla una vez bien escurrido.
En un bol batimos los huevos, añadimos la leche, la cebolla, el beicon, la cucharadita de brandy y pimienta al gusto. Por supuesto probamos también el punto de sal.




Mezclamos todo bien y rellenamos con esta mezcla el molde que tenemos preparado. Lo metemos al horno precalentado a 180 ºC de 30 a 35 minutos, el secreto para que nos quede una tarta buena es no hacerla demasiado en el horno, el relleno deberá estar cuajado pero cremoso.
Para ahorrar tiempo la podemos preparar con antelación y calentarla en el momento de comerla y para que nos quede como recién hecha ponemos por encima un queso rallado de nuestro gusto que funda bien y la gratinamos.


6 ene. 2013

roscón de reyes 2013


Este año también he hecho el roscón en casa, bueno al final me he liado y he hecho tres, uno de ellos ha ido directamente al congelador para tener listo el desayuno otro día. La receta que he seguido es la misma que usé el año pasado (de Iban Yarza), quería jugar sobre seguro, sale esponjoso y muy rico. 
La receta la podeís ver aquí.




3 ene. 2013

hojaldre de txistorra


Que tal ha comenzado el año?, ya se van poniendo en marcha todos los nuevos retos y propósitos?... yo tengo unos cuantos, a ver si por fin este año consigo alguno de ellos, pero por lo demás aquí seguimos dándole a la cocina que es una de las cosas que me gustan, y para comenzar aquí tenéis un pintxo la mar de bueno, con el que seguro que nadie dice "uf, con todo lo que he comido..." con un poco de sidra bien fresquita entra solo.

Un hojaldre relleno de txistorra, que es un tipo de embutido muy parecido al chorizo (pero mucho mas delgado), por aquí es muy fácil encontrarla, incluso envasada al vacío en cualquier supermercado, normalmente en casa la comemos frita acompañando a un buen plato de huevos fritos y patatas.


ingredientes 
1 txistorra
1 lámina de hojaldre
huevo batido




elaboración 
Cortamos la txistorra en trozos de unos 5 cm.
Extendemos la lámina de hojaldre y la cortamos en rectángulos de 5 cm de ancho y unos 8 cm de largo. En cada trozo colocamos un pedazo de txistorra y la envolvemos. Una vez formados estos rollitos los metemos a la nevera una media hora para que el hojaldre se enfríe bien, y suba mejor en el horno. 

Ponemos a precalentar el horno a 200 ºC. 
Los sacamos, los pintamos con huevo batido y los colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de horno o untada con mantequilla (el caso es que no se queden pegados a esta) y los horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que el hojaldre haya subido y este bien doradito.