23 ene. 2013

berenjenas rellenas de pollo


El color de la berenjena ya nos avisa que es un fruto para ponerse morado y la de  maneras que podemos cocinarla, al horno, en tortilla, rebozada, a la plancha, como relleno de hojaldres, de tarta saladas y como hoy hacerlas rellenas y para ello he aprovechado un poco de pollo asado, que buenos estan los tiempos para tirar nada, y los rellenos que podemos hacer son muchos, de carne, de arroz, de queso, de verduras...
otro día tocarán.
Con este mismo relleno de pollo podemos hacer también estos calabacines.



ingredientes
2 berenjenas medianas
150 g de pollo asado
un poco de jamón serrano
1 cebolla pequeña
3 cucharadas de tomate
1 cucharadita de harina
1 huevo
aceite y sal












elaboración
Retiramos el tallo de las berenjenas y las partimos por la mitad a lo largo, retiramos parte de la pulpa con ayuda de una cucharita, la picamos para luego añadirla al relleno, salamos las mitades y las dejamos una media hora en reposo para que suelten el agua. Las escurrimos bien, las enharinamos y freímos en una sartén con abundante aceite. Cuando estén hechas las ponemos en una fuente de horno.

Para aligerar el plato en lugar de freirlas, una vez vaciadas las hacemos en el microondas a máxima potencia durante unos tres minutos.
Para preparar el relleno, ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite la cebolla picada, hasta que esté tierna pero no dorada. Añadimos el jamón y la carne de pollo bien picadita y lo rehogamos. A continuación ponemos la harina, las tres cucharadas de salsa de tomate y la pulpa de la berenjena que hemos reservado, removemos y seguimos cocinando a fuego suave durante 5 minutos más. Después añadimos un huevo crudo y lo unimos con todo lo anterior. Con esta pasta rellenamos las berenjenas.
Ahora las cubrimos con un poco besamel y queso rallado o tan solo con queso rallado y las gratinamos durante unos minutos en el horno.




Para la besamel, ponemos a fundir 25 gr de mantequilla, sin que se caliente demasiado, le añadimos 25 gr de harina que rehogaremos durante unos minutos, para que pierda su sabor a crudo, pero sin dejar que tome color. A continuación vamos echando poco a poco la leche sin dejar de remover, importante para que nos quede una besamel rica y sin grumos, así hasta terminar la leche, 500 ml y la cocinamos unos minutos.





No hay comentarios: