26 ene. 2013

budin de queso con membrillo


Otra manera de comer el membrillo que tenemos en el congelador o fresco si es temporada y que normalmente siempre va acompañado con queso, pero esta vez dándole un toque diferente. Un postre bien sencillo y que no necesita horno a no ser que hagamos nuestros propios bizcochos de soletilla.








ingredientes
250 de queso de untar
60 ml de leche 
4 láminas de gelatina (6 gr)
4 cucharadas de azúcar glass
200 ml de nata para montar
moscatel
200 gr de bizcochos de soletilla
450 gr de dulce de membrillo





elaboración 
Montamos la nata bien fría y le añadimos la mitad del azúcar glass. En un bol batimos ligeramente el queso con el resto del azúcar.
Ponemos las láminas de gelatina a remojar en agua fría para que se hidraten, (entre 2-4 minutos). Una vez blandas, las sacamos del agua y las escurrimos. Calentamos la leche en un cazo y diluimos las láminas de gelatina cuidando de que no llegue a hervir la leche y una vez bien disuelta, mezclamos bien con el queso e incorporamos la nata montada.




Forramos un bol con los bizcochos de soletilla ligeramente emborrachados bien con el moscatel solo, o bien con un almíbar hecho a partes iguales de agua y azúcar, al que podemos añadir moscatel al gusto. En el fondo ponemos una capa de la mezcla de queso y una capa de dulce de membrillo. Cubrimos con una capa de bizcochos ligeramente emborrachados y extendemos por encima de nuevo una capa del queso y otra de dulce de membrillo. Seguimos alternando las capas hasta llenar el molde, teniendo en cuenta que se termina con una capa de bizcochos. Tapamos el bol con film transparente y lo dejamos en el frigo al menos 4 horas.



Como me sobraron 4 bizcochitos y un poco de la mezcla de queso y nata, monté este pastelito, hecho también en capas.




En casa también hemos probado este budin hecho con queso fresco de Burgos y  mermelada de naranja amarga y en lugar de emborrachar los bizcochos con moscatel lo hice con jerez. Una pena pero no hice fotos, pero os puedo asegurar que también estaba riquísimo.



No hay comentarios: