1 jun. 2011

tortilla de puerros con langostinos




Si hace unos días os ponía un revuelto de puerro hoy os pongo la versión de tortilla. Receta que tenía sin publicar y que hice aprovechando los últimos puerros de la huerta. Ambas recetas están muy ricas.
El puerro es una fuente de potasio, que lo convierte en un buen diurético, aumenta la producción de orina y favorece la eliminación de residuos. Además su contenido en fibra, lo convierte en un buen laxante.






ingredientes
400 g de puerros
6 huevos
100 g de gambas o langostinos
aceite y sal










elaboración
Limpiamos bien los puerros, les quitamos las raices, las capas exteriores y la parte verde que utilizaremos por ejemplo para un puré, les hacemos unos cortes longitudinales en la parte superior y los lavamos bien.
Picamos los puerros en trozos pequeños y los ponemos a pochar en una sartén con aceite y sal, al principio lo ponemos a fuego fuerte, con cuidado de que no se queme, y a continuación bajamos el fuego hasta que el puerro esté tierno.

 Un poco antes de retirarlos añadimos los langostinos troceados, dejando 5 para la presentación. Dejamos escurrir y reservamos.



En un bol batimos los huevos, no demasiado, mejor que queden gelatinosos. Añadimos el puerro con las gambas y lo mezclamos todo. Ponemos al fuego una sartén con un poco de aceite, echamos esta mezcla y la cuajamos, primero por un lado, cuando esté la damos la vuelta para que se haga por el otro lado. Lo acompañamos con unos pimientos confitados o con una salsa, yo la que he preparado la llamo salsa de langostinos.




para confitar los pimientos
Ponemos en una sartén un poco de aceite y unos ajos en láminas. Añadimos las tiras de pimiento, echamos un poco de sal y azúcar y dejamos hacer a fuego suave durante 5–8 minutos.


para la salsa 
½ cebolla
½ puerro
1 diente de ajo
cáscaras y cabezas de unos 8-10 langostinos
salsa de tomate
harina
agua o caldo de pescado
un poco de brandy o vino blanco

Calentamos un poco de aceite en un sarten y ponemos a pochar el diente de ajo picado con la cebolla y el puerro también picados. Cuando estén bien dorados, añadimos las cabezas y cáscaras de los langostinos (que cojan color) y una cucharadita de harina que rehogamos un poco pero sin que llegue a tomar color, agregamos un poco de salsa de tomate, un poco de vino o brandy y un poco de caldo o agua y todo esto lo cocinamos durante 15 minutos. Pasamos la salsa por un pasapuré y si lo queremos más fino por un colador de rejilla fina. 

13 comentarios: