8 jun. 2011

merluza con salsa de chipirón



Se trata de una merluza rebozada con una de las salsas estrella en la cocina del País Vasco. Además puede ser una manera de aprovechar la salsa que siempre sobra, al menos en mi casa, cuando ponemos chipirones en su tinta. Queda un plato muy vistoso, la única pega que tiene es que la merluza hay que hacerla en el último momento, pero merece la pena.


ingredientes 
4 trozos de merluza
huevo batido
harina
sal y pimienta

para la salsa 

300 gr de chipirones
1 cebolla
1 puerro
1 tomate
aceite y sal






elaboración

Ponemos a pochar todas las verduras cortadas en juliana en una sartén con aceite y sal a fuego medio. Cuando las tengamos pochadas colocamos los chipirones bien limpios sobre ellas, dejamos cocer todo por espacio de 30 minutos tras los cuales añadimos las tintas. Dejamos cocer 5 minutos más. Con ayuda de una espumadera, retiramos los chipirones y pasamos la salsa por un pasapuré, y si queremos que nos quede más fina la volvemos a pasar por un colador de rejilla fina. Esta salsa la podemos tener hecha con antelación y calentarla en el momento de servir.









Preparamos los lomos de merluza, sin espinas y sin piel y los salpimentamos. Pasamos los lomos por harina, los vamos aplastando y los pasamos por huevo batido.

 Ponemos una sartén a fuego fuerte y cuando el aceite esté caliente pero sin que llegue a humear, empezamos a freir los lomos de merluza, primero por un lado y, al cabo de unos minutos, por el otro lado hasta que la merluza esté hecha.
Para finalizar sólo queda presentar el plato, para ello colocamos en el centro de cada plato un poco de salsa, 
un montoncito de chipirones picados, encima de estos los lomos de merluza rebozados y a su lado un poco de arroz cocido.
Espero que os haya gustado, a nosotros no nos ha gustado, nos ha encantado.



corte juliana

El corte juliana es una técnica de corte que se aplica sobre todo tipo de verduras y hortalizas que consiste en dejarlas en tiras largas y delgaditas. También puede aplicarse a las frutas, y aunque no es fácil de dominar, si no se tiene práctica hay que intentarlo, pues resulta fundamental para el aspecto final del plato, aunque en este caso no se ven porque están pasadas por el pasapuré.

16 comentarios: