19 may. 2011

tomates rellenos de revuelto de puerros


Es la segunda vez que preparo puerros con huevo, la idea me la dio Joaquina del blog la cocina de los inventos tras un comentario que me hacía a la tortilla de cebolla diciéndome que probara la tortilla de puerro, pues la probamos y nos gustó muchísimo, así que ayer para cenar repetimos, pero esta vez en forma de revuelto.


ingredientes
6 huevos
200 gr de puerros
queso rallado
5 tomates
12 langostinos
aceite y sal






elaboración
Para preparar los tomates antes de vaciarlos los escaldamos, para ello les hacemos un corte en forma de cruz en la base y los introducimos en una cazuela con abundante agua hirviendo durante unos segundos. A continuación los metemos en agua muy fría para refrescarlos, los pelamos, les hacemos un corte superior conservando el tallo, pues a la hora de presentar quedarán mejor, y con ayuda de una cuchara les quitamos las pepitas y los dejamos escurrir boca abajo. La carne que retiramos por supuesto que no la tiramos, nos servirá para hacer una salsa de tomate.



Para limpiar los puerros, les quitamos las raices, las capas exteriores y la parte verde, que utilizaremos por ejemplo para un puré, les hacemos unos cortes longitudinales en la parte superior y los lavamos bien. 

Picamos el puerro en trozos pequeños y lo ponemos a pochar en una sartén con aceite y sal, al principio lo ponemos a fuego fuerte, con cuidado de que no se queme, y a continuación bajamos el fuego a bajo hasta que el puerro esté tierno.

 Un poco antes de retirarlos añadimos los langostinos troceados, dejando 5 para la presentación. Dejamos escurrir y reservamos.


Batimos los huevos, no demasiado, deben quedar gelatinosos, no líquidos y con espuma, se les añade un poco de queso (podemos añadir un poco de leche) y sal.
Ponemos a calentar la sartén con un poco, muy poco aceite y cuando esté caliente, a fuego suave añadimos los huevos batidos y los puerros, no paramos de remover hasta que cuajen para que no se peguen, deben quedar hechos pero cremosos. Sacamos el revuelto y rellenamos los tomates inmediatamente para que no siga haciéndose. El hacerlos más o menos irá al gusto de cada uno pero como más rico está el revuelto es poco hecho.


Para presentarlos, colocar un langostino en cada tomate junto con su tapa y servir enseguida. Espero que os haya gustado, estaba muy rico.

15 comentarios: