16 may. 2011

acelgas con patatas

Hoy toca plato de verduras, receta muy fácil y sin complicaciones, acelgas con patata, no pensareis que en casa comemos sólo las pencas, por supuesto que también las hojas verdes.
Es una verdura que por su peculiar sabor no deja indiferente a nadie, pasa como en casa, a mí me gustan y el resto se las comen sin más, con esta receta no hay consenso, alguna que otra protesta, pero se camuflan bastante bien con una rica salsa de tomate e incluso con un poco de mahonesa.





Las acelgas pertenecen a la misma familia que las espinacas, principalmente la consumimos ahora, en primavera y durante el otoño. Es una verdura rica en fibra, minerales y folatos que ayudan en la formación de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.
Es muy recomendada en regimenes de adelgazamiento por su escaso valor calórico y su efecto diurético y en la dieta de embarazadas y niños en edad de crecimiento.

Si se quieren congelar, hay que prepararlas como si fueramos a consumirlas y escaldarlas durante un minuto en agua hirviendo. Pasado este tiempo las dejamos escurrir bien y las ponemos en bolsas destinadas a este fin. En el momento de utilizarlas, sin descongelarlas, las ponemos a cocer en agua hirviendo de nuevo para terminar su cocción.







ingredientes
acelgas

3 patatas
huevo batido
harina
2 dientes de ajo
aceite y sal







elaboración
Separamos las pencas de acelga de las hojas verdes. Parte de las pencas las utilizamos para hacerlas por ejemplo rellenas y empanadas, rellenas y en salsa, rellenas de carne picada o en lasaña y sólo usaremos dos para hacer esta receta. A la hora de cocerlas, lo mejor es separar ambas partes, ya que requieren distintos tipos de cocción. Las hojas verdes las limpiamos bien, y las picamos.
Ponemos a cocer las patatas troceadas y las pencas en una cazuela con agua hirviendo (no mucha) y sal, más o menos durante 20 minutos o hasta que tanto las patatas como las pencas estén tiernas. Sacamos las pencas, que troceamos y rebozamos, o sea las pasamos por harina y huevo batido y las freímos en aceite caliente.





En otra cazuela, ponemos un poco de aceite, añadimos las hojas de acelga, rehogándolas unos minutos, como si fueran espinacas, mermarán mucho y soltarán mucha agua. Las escurrimos y las añadimos a la cazuela donde están las patatas y dejamos cocer otros 10 minutos, si hay mucho caldo podemos retirar parte de él.

En una sartén ponemos un poco de aceite y los dientes de ajo. Una vez bien dorados, añadimos el refrito sobre la verdura cocida, lo removemos cuidadosamente e incorporamos las pencas rebozadas. Podemos añadir también un poco de jamón salteado bien en dados o en lonchas finas, pero sin hacerlo demasiado.
Y si nos sobran acelgas con patatas, las añado a un puré de verduras.

9 comentarios: