13 dic. 2013

pan brioche con pasas y frutas escarchadas


En una de las panaderías del barrio hacen un pan de fruta muy rico que de vez en cuando traía a casa para el desayuno del domingo, eso era en la época en la que hacía repostería de tarde en tarde. Ahora eso ha cambiado y no hay semana que no haga algo. Así que acordándome de este pan busqué por la red una receta para intentar hacerlo y me quede con la de Dolores, Al calor de un bizcocho, con un resultado muy bueno, tan solo he modificado la cantidad de agua, que he usado un poco menos, y parte de la leche la he sustituido por un poco de ron. 




ingredientes
250 g de harina de panadería
20 ml de agua
90 ml de leche
10 ml de ron
10 g de levadura fresca
1 yema de huevo tamaño "L"
40 g de azúcar
60 g de mantequilla
50 g de pasas
50 g de fruta escarchada









elaboración 
Ponemos la harina y el azúcar en un bol, lo mezclamos, hacemos un hueco en el centro y en él ponemos la yema de huevo, el ron, la levadura desleída en la leche tibia y un poco de agua. Lo vamos mezclando todo hasta unirlo, echamos más agua, lo volcamos sobre la mesa o encimera y seguimos amasando hasta tener una masa lisa que deje de pegarse en las manos. La cubrimos con un paño de cocina y la dejamos reposar unos 10-15 minutos. Pasado ese tiempo estiramos la masa, añadimos la mantequilla troceada y amasamos de nuevo hasta tener una masa lisa y elástica. Veremos que la masa se vuelve muy pegajosa (pero no es necesario añadir más harina), con el amasado se volverá manejable, y será más fácil si en medio del amasado dejamos reposar la masa.



Una vez que tenemos la masa lista, la extendemos y agregamos las pasas y la fruta picadita, amasamos un poco para que se distribuya bien, y formamos una bola que dejamos reposar en un bol ligeramente engrasado y bien cubierto con film de cocina hasta que doble su volumen. 
Una vez la masa levada la volcamos sobre la encimera, la desgasificamos con un pequeño amasado y con las manos ligeramente enharinadas, formamos tres bolas iguales, que colocamos en un molde de cake de 25 cm. Lo cubrimos con un film y dejamos reposar de nuevo hasta que doble de volumen. Vamos precalentando el horno a 220 ºC.
Pintamos los bollitos con huevo batido y lo horneamos unos 20 minutos, si vemos que se dora demasiado lo cubrimos con papel de aluminio.
Una vez cocido lo dejamos reposar hasta que se enfríe y desmoldamos.


El amasado yo lo he hecho a mano, pero os recomiendo usar algún tipo de máquina amasadora.




No hay comentarios: