23 sept. 2012

ñoquis de calabacín



Una buena manera de comer verdura toda la familia, es un plato muy apetitoso, que llena lo suyo, por lo que habrá que acompañarlo con una ensalada ligera y un postre. Además con sólo cambiar la salsa o la verdura, calabaza, espinacas, e incluso hacerlos con garbanzos podemos tener un plato diferente y sobre todo del agrado de los más pequeños.

La manera de hacerlos está sacada de unos ñoquis de calabaza que vi en el programa "Robin Food: atracón a mano armada", en el que David de Jorge que es su conductor, llevó como invitado a Leandro Iannarelli, un cocinero argentino que se encarga de supervisar las recetas que hacen en el programa, y cuando vi que en lugar de patata cocida los hacia con patata deshidratada me puse manos a la obra, y ahora es así como los hago. La receta del programa es con el doble de ingredientes pero yo los hago con la mitad, y así no me sobran para congelar.


ingredientes
250 gr de puré de calabacín (500-600 gr en crudo)
65 gr patata deshidratada (para puré instantáneo)
1 huevo tamaño "L", usar sólo la mitad

100 g de harina
30 gr de queso parmesano rallado

un poco de agua








elaboración
Pelamos el calabacín dejando algún trozo con piel y lo cortamos en trozos no muy grandes para colocarlos en una bandeja de horno con un poco de agua, sin sal ni aceite. 
Horneamos a 150 ºC durante una hora más o menos, o hasta que el calabacín esté blando. La cantidad de calabacín en crudo puede variar pues los calabacines no son todos iguales unos tienen más agua que otros y por tanto la cantidad de puré que queda varía, de ahí los 500-600 gr en crudo.
Dejamos templar y lo escurrimos muy bien, para que luego al triturarlo no suelte mucha agua. Tiene que quedar un puré seco, si no es así lo ponemos en un cazo al fuego durante unos minutos hasta tener un puré seco.




Con 50 gr de harina formamos una corona, por el exterior hacemos otra corona con la patata deshidratada, (la que usamos para hacer el puré de patata instantáneo) y 
en el centro colocamos el puré de calabacín, el queso rallado y la mitad del huevo batido.
 Mezclamos todo bien hasta tener una masa homogénea, pero sin trabajarla demasiado. La dejamos reposar unos minutos.

Con esta masa, cogemos pequeñas porciones y formamos pequeños churros de 1 cm de grosor, utilizando el resto de harina para enharinar la mesa y así evitar que la masa se nos pegue a ella. Si usamos demasiada harina nos quedaran unos ñoquis pesados y más duros por lo que es mejor usar la menor cantidad posible.




Cortamos los churros en pequeños trocitos de unos 2 cm de largo, y uno a uno les damos forma, con ayuda de los dientes de un tenedor apretando con el pulgar ligeramente y los colocamos de nuevo en la mesa enharinada hasta terminar con todos. En este paso tengo que mejorar la técnica.



Cocemos los ñoquis en abundante agua hirviendo con sal 1-2 minutos hasta observar que el ñoqui flota, los escurrimos y los vamos colocando dentro de la salsa carbonara, de queso azul, boloñesa…
 Dejamos cocinar todo unos minutos y… todos a la mesa que se enfrían.




7 comentarios: