5 sept. 2012

helado de avellana


Uno de mis sabores preferidos, así que no me podía resistir a hacerlo en casa, y con un resultado buenísimo, nada que envidiar al que podamos comprar, ha resultado muy fácil de hacer, su base es una crema inglesa a la que se añade una mezcla de avellanas y azúcar invertido.

Para hacerlo he seguido la receta del blog Gastronomía & Cía, el único cambio que he hecho es hacerlo con la mitad de ingredientes pues la capacidad de mi heladera es sólo de un litro.




ingredientes
300 g de leche
3 yemas de huevo
50 g
 de azúcar
unas gotas de esencia de vainilla
100 g de avellanas (sin cáscara)
30 g de azúcar invertido












elaboración

Trituramos las avellanas tostadas y sin piel hasta tener una pasta, dejando unas cuantas en cachitos más grandes.
En una cazuela de fondo grueso ponemos a calentar a fuego suave la leche junto con 15 g de azúcar y unas gotas de vainilla, mientras esperamos a que hierva batimos, hasta que blanqueen, las tres yemas de huevo con el resto del azúcar.
En el momento que hierva la leche la echamos sobre las yemas, lo mezclamos y  sin parar de remover lo ponemos de nuevo a fuego lento en la cazuela de fondo grueso o en un recipiente al baño María, removiendo sin parar hasta que espese y con cuidado de que en ningún momento hierva
pues las cremas que llevan huevos se cortan al hervir porque las albuminas del huevo se cuajan.



La crema estará lista cuando veamos que al pasar el dedo por el dorso de la cuchara queda rastro, entonces la retiramos del fuego y del cazo para enfriarla cuanto antes. Para hacerlo de manera rápida echamos la crema en un bol a través de un colador y este bol lo metemos dentro de otro más grande lleno de agua helada.
Mezclamos el azúcar invertido con la pasta de avellanas y lo añadimos a la crema inglesa, mezclándolo de nuevo. Esta mezcla se tiene que enfriar bien, por lo que la metemos unas cuantas horas en el frigorífico, no menos de cuatro horas.



Una vez bien fría es el momento de ponerla en la heladera, la ponemos en funcionamiento según las instrucciones hasta tener la consistencia deseada, tras lo cual pasamos el helado a un recipiente con tapa y lo guardamos en el congelador.



4 comentarios: