3 mar. 2015

alubias blancas con romesco


El romesco además de ser la salsa del mismo nombre es también un guiso a base de pescados, lubina, rape... cocinados en una salsa compuesta de un majado o picada hecha con los mismos ingredientes con los que se hace la salsa romesco y que una vez hecha se vierte en una sartén o cazuela con aceite, se rehoga durante unos instantes, se moja con agua hirviendo o caldo de pescado y unos minutos después se añade el pescado hasta su cocción.
La receta de hoy solo lleva legumbre, pero podemos añadir al guiso un poco de bacalao, rape...
También podemos cambiar las alubias por garbanzos.


ingredientes
400 g de alubias blancas cocidas
3 dientes de ajo
una rebanada de pan frito
2-3 tomates maduros
2 pimientos choriceros
10 avellanas tostadas
10 almendras tostadas
400-500 g de caldo de pescado
aceite de oliva y sal










elaboración

Remojamos de víspera 4 raciones de alubias. Por la mañana, las escurrimos y colocamos en una cazuela. Las cubrimos con agua dos dedos por encima, salamos, tapamos la cazuela y ponemos a fuego muy suave. Cuando rompa a hervir el agua añadimos un poco de agua fría. Así hasta tres veces. Hay que procurar que no hiervan a borbotones para que los granos no revienten. Una vez cocidas las reservamos.
También podemos usar alubias cocidas en conserva que con sólo abrir el tarro, pasar la legumbre por agua y dejarla escurrir ya la tenemos lista.





Limpiamos los pimientos choriceros, los hidratamos y con la punta de un cuchillo retiramos su pulpa. Reservamos.
Partimos los tomates y los ajos en mitades los colocamos en un plato con un chorrito de aceite, lo cubrimos con film transparente, lo perforamos con un tenedor y horneamos en el microondas 5 minutos.
En un mortero machacamos el pan con los frutos secos, los ajos, los tomates pelados y la pulpa de los pimientos. Una vez hecha la picada la echamos en una sartén con un poco de aceite, la sofreímos y añadimos el caldo hirviendo. Dejamos cocer 10 minutos y salamos.
En una cazuela ponemos las alubias escurridas, vertemos el romesco por encima, removemos con cuidado y dejamos que todo junto dé un hervor.
Las alubias quedarán con la salsa espesa. Pero eso... al gusto de cada uno.








No hay comentarios: