23 mar. 2015

pastel de verdel con berenjenas al ajo


Una manera más de comer este estupendo pescado de temporada, sé que a muchos no os gusta por las espinas que tiene, pero quitarlas en fresco no es tan complicado. Una receta un poco entretenida, ya que hay que retirar bien las espinas, pero no más que la receta del pastel de cabracho.
Como guarnición he hecho unos tomates asados con salsa mery.



ingredientes
600 g de verdel cocido y desmigado
2 berenjenas asadas
5 huevos tamaño "L"
1 cacito y medio de salsa de tomate
75 g de queso crema
100 ml de leche entera
aceite sal y pimienta
3-4 dientes de ajo
mantequilla y pan rallado para el molde
tomates asados con salsa mery









elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC.
Limpiamos las berenjenas y las pinchamos con un tenedor para que no revienten, las colocamos en una bandeja de horno y las asamos durante 40-60 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando. También las podemos hacer en el microondas. Las dejamos entibiar y una vez que las podamos manipular las cortamos por la mitad y retiramos la pulpa, yo he obtenido unos 300 g.
Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y freímos ligeramente los dientes de ajo finamente picados. Una vez que hemos pasados los ajos por la sartén los añadimos a la pulpa de la berenjena y la aplastamos hasta convertirla en una pasta fina.




Limpiamos los verdeles, les quitamos la cabeza y los cocemos unos 15 minutos en un caldo corto hecho con agua, un poco de vino blanco y una juliana fina de cebolla, puerro, zanahoria, una ramita de perejil, sal y pimienta. Cuando veamos que la espina empieza a desprenderse los sacamos del caldo y los dejamos templar. Una vez que se puedan manipular limpiamos los verdeles quitando bien las espinas y las pieles, los desmenuzamos en trozos no muy grandes y reservamos.
En un bol cascamos los huevos, los batimos y añadimos el queso, el pescado bien desmigado, la leche, el tomate y la berenjena. Mezclamos bien. Rectificamos la sal y pimienta y vertemos la mezcla en un molde tipo plum-cake (o moldes individuales) previamente untado de mantequilla y pan rallado. Si no usamos molde de silicona es mejor 
forrar el fondo del molde con papel de hornear dejando que este sobresalga por dos de los laterales y luego untarlo con mantequilla y pan rallado. Esto nos facilitará la tarea del desmoldado.
Se cuece en el horno al baño maría a 200 ºC durante una hora. Antes de sacarlo comprobamos si está cuajado pinchándolo con una aguja, si esta no sale limpia lo tendremos un poco más de tiempo.



Una vez frío, lo desmoldamos y servimos en trozos acompañándolo con una salsa mahonesa, salsa rosa, salsa tártara... Yo esta vez lo he acompañado con una salsa mahonesa con sabor a pimientos del piquillos. Para hacerla he triturado 50 g de pimientos y el puré obtenido lo he mezclado con 100 g de salsa mahonesa.



No hay comentarios: