5 mar. 2015

mahonesa de anchoas


Una salsa de mahonesa básica hecha en casa con la batidora, a la que hemos dado un toque diferente al añadir anchoas, salsa que va genial para acompañar pescados, carnes y verduras que sean de consistencia y sabor fuerte.

ingredientes

1 huevo
1 yema
1 cucharada de vinagre
12 cucharadas de aceite de oliva suave o 

    de girasol
6 filetes de anchoas en aceite


elaboración

Para hacer la salsa mahonesa con éxito todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
En el vaso mezclador ponemos el huevo, la yema, el vinagre y el aceite. Sal no ponemos ya que las anchoas ya la aportarán. Introducimos el brazo de la batidora y lo llevamos al fondo, la ponemos en marcha y sin moverlo lo mantenemos hasta que espese, momento en el que vamos levantando y bajando el brazo de la batidora poco a poco hasta que veamos que la salsa comienza a engordar y a estar bien ligada. En el último momento se añaden los filetes de anchoas cortados en trozos y los mezclamos.
Una vez hecha la conservamos en el frigorífico hasta el momento de su consumo y no prolongando su conservación por un tiempo superior a 24 horas.




También podemos conseguir otras salsas derivadas de la mahonesa básica.
Si añadimos un diente de ajo crudo picado conseguimos un falso ali-oli.
Si añadimos dos cucharadas de ketchup, dos de zumo de naranja y una de coñac, conseguimos una salsa rosa.
Si añadimos un par de pepinillos en vinagre, una cucharada de alcaparras, cebolla y huevo duro, todo bien picado, tendremos una salsa tártara.
Y si añadimos gelatina conseguimos mahonesa encolada, que se utiliza para napar alguna preparación fría.


Fuente: revista XL semanal




No hay comentarios: