9 mar. 2015

tarta de calabaza con chocolate


Otro postre más en el que la calabaza es de nuevo protagonista, una tarta sencilla que al llevar la cobertura de chocolate crea un contraste dulce-amargo que es una delicia.
El molde lo he forrado con galletas y mantequilla mezcladas pero se puede forrar con pasta brick, hojaldre o masa quebrada.

ingredientes
para la base
200 g de galletas
100 g de mantequilla derretida

para el relleno
325 g de puré de calabaza
2 huevos tamaño "L"
350 g de leche condensada
50 g de azúcar
1 cucharadita de café de canela en polvo
una pizca de sal
una pizca de jengibre molido

para la cobertura de chocolate
100 g de chocolate de cobertura
75 g de nata líquida
20 g de mantequilla


elaboración

Para hacer la base de la tarta trituramos bien las galletas, las colocamos en un bol, añadimos la mantequilla fundida y mezclamos.
Con la masa obtenida forramos la base y las paredes de un molde, yo he usado uno desmontable de 26 cm de diámetro, una vez forrado el molde lo metemos al horno precalentado a 180 ºC unos 8-10 minutos para que la pasta de galletas se dore un poco. Lo sacamos y dejamos enfriar.




Para hacer el relleno batimos los huevos con el azúcar, una vez mezclado incorporamos poco a poco la leche condensada, añadimos el puré de calabaza, la sal, las especias y mezclamos.
Vertemos la mezcla en el molde y lo metemos al horno precalentado a 180 ºC durante 40-50 minutos o hasta que esté cuajada.
El momento de sacar la tarta será cuando veamos cuajado el borde y el interior aún esté tembloroso, con el calor del molde terminará de hacerse fuera del horno y evitaremos que se cuartee la superficie.
Sacamos del horno y, sin desmoldar, dejamos enfriar.
Si nos ha quedado muy cuajada, retiramos cuanto antes del molde para que no siga cocinándose.





Para hacer la cobertura de chocolate, derretimos el chocolate en un cazo a fuego muy suave o al baño María, añadimos la nata líquida, lo retiramos del fuego e incorporamos la mantequilla fría. También podemos hacerlo en el microondas pero con cuidado para que el chocolate no se queme.
Una vez hecha la cobertura la vertemos sobre la tarta, extendemos para que cubra bien toda la superficie y dejamos enfriar. Adornamos al gusto.





No hay comentarios: