31 may. 2013

milhojas de berenjena con tomate y piquillos


Siempre que edito una lasaña, milhojas o pastel, hecho con calabacín o con pencas de acelga, os digo que con berenjena se hacen de la misma manera y aquí tenéis la muestra de ello, claro está con otro relleno, el cual se puede poner tanto con el calabacín como con las pencas de acelga.


ingredientes
berenjenas
salsa de tomate
pimientos del piquillo
queso rallado
harina
huevo batido











elaboración
La cantidad de ingredientes variará según el molde que rellenemos y las capas que pongamos.
Cortamos la berenjena en rodajas alargadas no demasiado gruesas (con piel), las salamos y las colocamos durante media hora sobre un escurridor para que suelten el agua. Las secamos con un trapo o papel de cocina y las albardamos, es decir las pasamos por harina, se elimina el exceso, después por el huevo batido y las freímos en aceite bien caliente hasta que se doren, de este modo se sella la superficie impidiendo que la grasa penetre dentro. Sacamos las lonchas de berenjena a medida que se vayan haciendo y las ponemos a escurrir sobre papel absorbente sin amontonarlas. 





A continuación montamos la lasaña o milhoja para ello ponemos una capa de berenjenas, las cubrimos con salsa de tomate y encima una capa de pimientos del piquillo, así tantas capas como queramos, acabando con berenjena. Espolvoreamos queso rallado y lo introducimos en el horno a gratinar, a unos 200 ºC, hasta que la superficie se haya dorado ligeramente. 
Para montar bien las capas, colocamos en la fuente las láminas de berenjena ligeramente superpuestas, alternando el sentido en cada capa. Es decir, si preparamos la primera capa con las láminas en vertical, extendemos la segunda capa en horizontal para que queden bien repartidas. 


fuente: Itziar y M.ª Jose, gracias chicas, no dejéis de mandarme más propuestas.



No hay comentarios: