15 nov. 2010

hojaldre de pollo


La receta es fácil, aunque parezca complicada, espero dar las explicaciones de forma clara pero si no os queda muy claro, pues podeís preguntar.

ingredientes
500 gr de hojaldre congelado
3 medias pechugas de pollo
1 cebolla
3 puerros
150 gr de panceta ahumada
250 gr de champiñones
3 dientes de ajo
aceite de oliva
1 huevo
pimienta y sal

elaboración
Para empezar: la receta la dividiré en tres pasos: el primero será hacer el relleno, el segundo preparar el molde y por último el montaje.

Relleno
Picamos la cebolla y los dientes de ajo muy pequeñitos.
Limpiamos bien los puerros, quitamos  la parte verde y cortamos en aros la parte blanca.
En una sarten ponemos unas 4 cucharadas de aceite y rehogamos en él la cebolla, los ajos y los puerros a fuego suave.
Cuando esté pochado retiramos de la sarten y reservamos.
Limpiamos y partimos en láminas los champiñones, en dados la panceta y salteamos en la misma sartén a fuego vivo. Retiramos y reservamos. Añadir si es necesario más aceite e incorporar las pechugas en trozos grandes salpimentadas, las salteamos.

Preparar el molde
Estiramos el hojaldre sobre una superficie enharinada, para ello usaremos el rodillo.
Elejimos un molde y cortamos dos trozos, uno de ellos más grande, la masa sobrante la reservamos.

Montaje
(hoy nos lo hemos currado y hemos hecho un publireportaje...)
Forramos el molde con el trozo grande y con un tenedor pinchamos el fondo.


Cubrimos la masa con los puerros y la cebolla, encima ponemos los champiñones y la panceta y por último las pechugas.


Batimos el huevo con una cucharada de agua y doblamos el borde de la masa hacia dentro y lo pintamos con el huevo.


Colocamos el otro trozo de masa encima y lo sellamos, apretando los bordes para que queden bien unidos.


Con los trozos de masa que nos han sobrado hacemos palitos, los pintamos con el huevo y adornamos la superficie.


Pintamos todo con abundante huevo batido y lo metemos al horno precalentado a 200º C durante 15-25 minutos, hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.
Desmoldamos y listo para comer.
Con la masa de hojaldre  que nos ha sobrado podemos hacer unos volovanes.




No hay comentarios: