13 abr. 2015

torta de azúcar


La de tiempo que he tenido esta torta en mi lista de pendientes y por fin ha visto la luz, y de que manera, que cosa mas rica, es puro vicio, bueno todo lo que diga es poco, es una pena no haberla hecho antes. Es una torta típica de la zona de Granada y para hacerla he seguido al pie de la letra la receta de Lidia. 
Ahora además de repetirla, y sin tardar mucho, me queda aún por probar la torta de manteca, que por lo que he visto se hace igual que esta, pero cambiando el aceite por manteca, pero esto ya será tema para otro día, ya os contaré a ver que tal sale.


ingredientes
500 g de harina de fuerza
200 ml de agua
150 ml de aceite de oliva
1 cucharadita de sal (de las de café)
1 huevo
1 cucharada de azúcar
25 g de levadura fresca de panadería
azúcar para espolvorear











elaboración
En un bol desmenuzamos la levadura y la diluimos con el agua templada, una vez disuelta añadimos el azúcar y mezclamos.
En otro bol ponemos la harina y la sal, hacemos un agujero en el centro y vertemos en el hueco la mezcla de agua, levadura y azúcar, y mezclamos bien hasta formar una masa, que dejamos reposar en el bol, bien tapada, durante 30 minutos.
Transcurrido ese tiempo añadimos a la masa el huevo, el aceite y amasamos durante 10 minutos bien a mano o en panificadora, yo he usado esta última. A continuación sacamos la masa, formamos una bola y la colocamos en un recipiente amplio ligeramente engrasado, lo cubrimos con papel film y la dejamos reposar durante toda la noche en la nevera. Si tenemos prisa podemos dejarlo sólo dos o tres horas a temperatura ambiente.





A la mañana siguiente sacamos la masa de la nevera, y tras un ligero amasado la ponemos encima de una bandeja de horno forrada con papel de horno y le damos la forma de torta, para hacerlo podemos usar el rodillo o simplemente las manos. Una vez formada la torta la cubrimos y la dejamos levar 30 minutos.
Después espolvoreamos azúcar por encima y metemos en el horno precalentado a 220 ºC durante unos 20-25 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Yo la he tenido 20 minutos y se me ha tostado un poquito, cosa que tendré en cuenta para cuando la repita, a partir del cuarto de hora, no la quitaré ojo.



fuente: del blog Atrapada en mi cocina.


No hay comentarios: