21 abr. 2014

canelones de calabaza rellenos de bonito


Los canelones admiten todo tipo de rellenos, y si bien los de carne o bonito son los más clásicos, también los podemos rellenar de pescado o verdura (de puerro, espinacas, coliflor...). Son ideales para aprovechar las sobras de otros platos.


ingredientes
1 cebolla grande
1 pimiento verde
1 diente de ajo
1/4 de pimiento rojo
4 latas de bonito en aceite de oliva
6 cucharadas de salsa de tomate
350 g de pasta fresca de calabaza

para la salsa besamel

40 g de harina
40 g de mantequilla
500 ml de leche
sal y nuez moscada






elaboración
Para preparar el relleno, pelamos la cebolla y el diente de ajo, y los picamos finos. También limpiamos el pimiento, le quitamos los filamentos blancos y las semillas y lo cortamos en cachitos pequeños. Ponemos a calentar un par de cucharadas de aceite en una sartén y rehogamos las verduras, primero la cebolla, cuando empiece a hacerse un poco añadimos el ajo, los dos tipos de pimientos y un poco de sal. Cuando las verduras estén bien pochadas, las escurrimos y con ayuda de una espumadera las pasamos a un plato.
Abrimos las latas de bonito, escurrimos bien el aceite (no lo tiramos, lo podemos usar para aliñar ensaladas) y lo desmenuzamos sobre las verduras, añadimos el tomate y mezclamos bien.





Cocemos las placas de canelones en abundante agua con sal, las escurrimos, las extendemos sobre un paño de cocina y las dejamos enfriar. 

Hacemos la besamel, para ello ponemos la mantequilla en un cazo a calentar y cuando se derrita agregamos la harina, la rehogamos un poco para que pierda el sabor a crudo. Echamos poco a poco la leche, mejor caliente, sazonamos, rallamos un poco de nuez moscada si nos gusta y sin dejar de remover lo cocinamos a fuego suave durante unos 5 minutos.




Para formar los canelones, ponemos un montoncito del relleno preparado en el centro de cada rectángulo de pasta, enrollamos y formamos rollitos.
Ponemos un poco de la salsa besamel que tenemos reservada sobre el fondo de una fuente que pueda ir al horno, (también podemos poner salsa de tomate) y colocamos encima los canelones uno al lado del otro y los cubrimos con el resto de la besamel. 
Espolvoreamos con queso rallado y metemos la fuente en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 15-20 minutos. El queso tiene que quedar doradito.




Este relleno de bonito también nos puede servir para rellenar empanadillas, o para hacer una empanada.

Para facilitar la receta podemos comprar las placas de canelones.




No hay comentarios: