18 dic. 2012

bocaditos de carne con champiñón


Si el otro día os enseñaba unos huevos que estaban envueltos con carne, mini huevos a la escocesa, hoy os enseño estos bocaditos de carne que tienen como sorpresa en su interior un champiñon, otra manera de prepararlos sería incorporar los champiñones en la mezcla de carnes y formar las albóndigas. 


16 dic. 2012

bizcocho 1-2-3 de chocolate


Un bizcocho sencillo, muy conocido por todos, y que es perfecto para el desayuno o para una merienda, hoy a petición popular... con sabor a chocolate.


ingredientes 
1 yogurt natural o de chocolate
3 huevos “L”
2 medidas de yogur de azúcar (200 g)
2½ medidas de yogur de harina (180 g)
½ medida de yogur de cacao 

  en polvo (30 g)
1 medida de yogur de aceite

  de girasol (100 g)
1 sobre de levadura en polvo (16 g)
1 pizca de sal







elaboración 
Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos un molde, en mi caso he usado uno profundo y redondo de 22 cm de diámetro, lo engrasamos por completo con mantequilla, lo espolvoreamos con un poco harina y eliminamos el exceso de esta, dándole la vuelta y pegándole unos golpecitos.


En un bol ponemos los huevos junto con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas lo batimos bien hasta conseguir que blanqueen, a continuación añadimos el aceite y el yogur mezclándolo bien con lo anterior, cuando lo tengamos integrado añadimos la harina tamizada junto con la levadura, la pizca de sal y el cacao. Volvemos a mezclar con ayuda de una espátula. 




Vertemos esta masa en el molde y lo horneamos durante 35-40 minutos, antes de sacarlo comprobamos que está hecho metiendo una varilla en el centro, si esta sale limpia lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla y si la varilla sale sucia lo dejamos en el horno unos minutos más.
Como veis, algún sagutxu no ha podido resistir hasta terminar de hacer las fotos, pero para espantarlos no hay como un buen escobazo, mano de santo...






14 dic. 2012

mini huevos a la escocesa



O lo que es lo mismo huevo cocido, en mi caso de codorniz y menos mal pues sino imaginaros el tamaño de las bolitas, que una vez pelado va recubierto con carne picada, los originales son de carne de salchicha, y que una vez empanados los freimos. Lo habitual es comerlos fríos, y son perfectos para llevarlos de picnic, cosa que llevaré a la práctica.
Una receta que como otras muchas me la recomendó mi amiga Itzi, en la receta que me pasó me indicaba que a la carne picada se le podía poner las especias que quisiera por lo que aquí os dejo mi versión. No serán los auténticos pero en casa nos han encantado. Con una ensaladita una cena perfecta.
Como veis entre los ingredientes que he usado está el panko (pan rallado japonés), que compré en el CI, pues tenía curiosidad de ver como quedaban con esa cobertura y he de decir que quedan super crujientes, si usamos nuestro pan rallado intentar que no esté demasiado molido.



ingredientes
18 huevos de codorniz
450 gr de carne de picada 

   (ternera + cerdo)
100 gr de cebolla
2 dientes de ajo
1 yema de huevo “L”
ralladura de medio limón
sal y pimienta
1 cucharada de perejil fresco picado
15 gr de pan seco
un poco leche
aceite para freir
panko, harina y huevo batido






elaboración
Cocemos durante 5 minutos los huevos de codorniz, los refrescamos en agua fría y los pelamos.
En una sartén con un poco de aceite ponemos la cebolla muy picadita dejando que se vaya haciendo a fuego suave. Cuando empiece a ablandarse añadimos los dientes de ajo también picados y dejamos hasta que esté pochado.
En un bol colocamos la mezcla de carnes, la yema de huevo, sal, perejil pimienta, la cebolla y el ajo pochados, la ralladura de limón, el pan empapado en un poco leche y bien escurrido. Todos estos ingredientes los mezclamos bien, y la mezcla la dejamos reposar en el frigo una media hora.





A continuación con las manos húmedas, cogemos pequeñas porciones de carne, yo calculé unos 30-32 gr para cada una. Cada porción la aplastamos en nuestra palma como si fueramos a hacer tortitas y con ellas envolvemos un huevo, intentando que la carne quede bien pegada a este, así evitamos que al freirlas se nos reviente la cobertura. Si al terminar con los huevos, nos sobra carne, pues ya puestos hacemos unas albóndigas.



Pasamos las bolas por harina, por huevo batido y por el pan rallado en mi caso, panko.
Ya sólo queda freirlas en abundante aceite y cuando las tengamos bien doraditas las dejamos escurrir y listas. Yo las he acompañado con mermelada de tomate cherry y una ensaladita.






12 dic. 2012

albóndigas de bacalao en salsa bizkaina




Estas albóndigas las podemos hacer con cualquier otro pescado, con merluza, verdel, abadejo, rape, bonito, salmón... e incluso de calamar y con cualquier otra salsa, en salsa verde, en salsa de langostinos, en salsa de cebolla con unos guisantitos... La única pega que se puede poner a esta receta en concreto es que la salsa es bastante laboriosa, que no difícil, pero esto se resuelve poniéndose un día a la tarea, hacemos cantidad y la congelamos en raciones. 



ingredientes
500 gr de bacalao fresco
50 gr de miga de pan del día         

   anterior remojada en leche
1 diente de ajo
1 clara de huevo
sal, pimienta y perejil

salsa bizkaina unos 500 g
1 huevo + 1 yema para rebozar
harina para rebozar
aceite para freir







elaboración
Limpiamos bien el bacalao de piel y espinas, y lo picamos. Con las espinas y las pieles podemos hacer un poco de caldo que utilizaremos para aligerar la salsa o para utilizarlo si decidimos poner una salsa diferente a la bizkaina, otra idea es hacer una salsa con langostinos.

Mezclamos el bacalao picado con la miga de pan remojada en leche y muy bien escurrida, el diente de ajo y el perejil picados, sal, un poco de pimienta y la clara de huevo.
Formamos las albóndigas del tamaño que más nos gusten, las pasamos por harina, retirando bien el exceso de esta y por el huevo batido. Ponemos aceite en una sartén y las freímos. Una vez fritas las pasamos a una cazuela ancha donde tenemos la salsa bizkaina.
En esta salsa introducimos las albóndigas fritas y dejamos que terminen de cocinarse por espacio de 15 minutos a fuego suave.






11 dic. 2012

espaguetis con salsa de champiñones


Un estupendo y lucido plato de pasta, muy sencillo de preparar y con un resultado buenísimo. Para ahorrar tiempo que es lo que nos falta, al menos a mí, la salsa la podemos preparar con antelación y calentarla en el momento de servir. 

ingredientes 
250 g de espaguetis
½ cebolla
1 diente de ajo
200 g de champiñones
200 ml de nata
agua
aceite y sal


elaboración

Cocemos los espaguetis en abundante agua hirviendo con sal, hasta que queden blandos o ”al dente”, según el gusto de cada cual, el tiempo suele ser alrededor de 10 minutos. Los escurrimos, los enfriamos con agua fría y los dejamos escurrir de nuevo.




Ponemos aceite a calentar en una sartén, echamos en ella la cebolla junto con el ajo bien picados, un poco de sal y lo sofreímos hasta que la cebolla esté tierna pero sin dejar que tome color. Añadimos los champiñones cortados en láminas y los rehogamos, soltarán agua que dejaremos que se consuma, momento en que añadimos la nata y dejamos reducir a fuego suave. Si nos espesa demasiado se puede aligerar con un poco de caldo. Rectificamos de sal. Esta salsa se puede dejar tal cual o pasarla por el pasapurés, eso también al gusto.

Esta salsa la echamos sobre la pasta, mezclamos, calentamos el conjunto unos minutos y… plato listo. No tardar demasiado en comerlo pues la pasta absorberá la nata y nos quedará un plato seco.







10 dic. 2012

bizcocho de claras a la naranja



Cuando hago un bizcocho siempre pienso en el desayuno, y aunque siempre sobra, a lo largo del día los ratoncitos a su paso por la cocina van cogiendo pequeños trocitos y de la que te das cuenta el bizcocho ha volado. Este ha gustado mucho y es perfecto para aprovechar las claras que muchas veces nos van quedando de preparar crema pastelera, helados... Un bizcocho que vi en el blog de Las María Cocinillas, el cual no podeis dejar de visitar, pues Tere hace unas recetas estupendas y bien ricas!! Yo lo he hecho con un pequeño cambio, Tere usa mermelada de mandarina, pero como da la opción de poner zumo de naranja, eso es lo que he usado junto con un poquito de ron.


ingredientes
300 gr de claras o una botellita de claras    pasteurizadas
1 pizca de sal
230 gr de harina
1 sobre de levadura en polvo
105 gr de mantequilla reblandecida
150 gr de zumo de naranja
180 gr de azúcar
la piel de una naranja rallada
15 ml de ron
azúcar glas para decorar

cacao en polvo para decorar



elaboración
Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos el molde, en mi caso he usado un molde de corona de 24 cm, lo engrasamos y lo espolvoreamos con un poco harina, eliminando el exceso de esta, golpeando un poco el molde.
Mezclamos el zumo de naranja con el ron.
Tamizamos la harina junto con la levadura.
Rallamos muy fina la piel de naranja (sin la parte blanca).
Montamos las claras a punto de nieve junto con la sal.









En un bol pequeño batimos con las varillas eléctricas la mantequilla, la ralladura de naranja y el azúcar hasta que la mezcla quede esponjosa. Incorporamos poco a poco el zumo de naranja y el ron. Esta mezcla la pasamos a un bol más grande y con ayuda de una espátula o cuchara de madera incorporamos la harina y levadura, hasta que quede bien mezclada. Por último añadimos las claras montadas y mezclamos con suavidad, con movimientos envolventes.
Vertemos esta masa en el molde y horneamos durante 30 minutos, pero como siempre, el tiempo dependerá de cada horno. Lo sacamos, dejamos reposar 15 minutos, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Espolvoreamos con cacao en polvo y un poco de azúcar glas.






6 dic. 2012

enrejados de pollo


Este hojaldre, en empanada, es una de las primeras recetas que publiqué en el blog, un relleno que hago desde hace un montón de tiempo y que repito de vez en cuando. La reedito con el único cambio de la presentación, unos enrejaditos que van perfectos como aperitivo, para una merienda en el campo o para una cena con una ensaladita... La presentación mejora bastante y es más sencilla a la hora de servirlos.


ingredientes
2 láminas de hojaldre
1 pechuga de pollo
200 gr de champiñones
100 gr de puerro
1 cebolla
100 gr de panceta ahumada
2 dientes de ajo
aceite de oliva
1 huevo batido para pintar
aceite, pimienta y sal









elaboración
Pochar la cebolla, el ajo y la parte blanca de los puerros.
Saltear los champiñones picados y la panceta e incorporar la pechuga bien picada y salpimentada.
En un bol, unir todos los ingredientes.
Para hacer el enrejado grande los ingredientes los podemos colocar en capas por lo que los ingredientes no es necesario cortarlos tan pequeños.




Para hacer los enrejados pequeños, cogemos una lámina de hojaldre rectangular y la cortamos en 16 rectángulos de 10x5 cm. Colocamos 8 de estos rectángulos en una bandeja de horno que previamente hemos forrado con papel de hornear, encima de cada uno extendemos un poco del relleno con cuidado de no llegar a los bordes, que pintamos con huevo batido.
Con cada rectángulo que tenemos en espera lo doblamos por la mitad a lo largo y con un cuchillo hacemos unos cortes iguales y paralelos sin llegar a los bordes. A continuacion los desdoblamos y los ponemos encima del relleno. Sellamos bien los bordes y los dejamos enfriar durante unos 30 minutos en la nevera. Los sacamos, los pintamos con huevo batido y los metemos en el horno precalentado a 200 ºC durante 15-25 minutos, hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.




Para el enrejado grande la lámina la cortamos en dos y procedemos de igual manera que con los pequeños.
Una vez horneados los dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
Este mismo relleno también nos puede servir para rellenar unos calabacines.

fuente: la idea de los enrejados la he sacado del libro Delicias al horno




2 dic. 2012

potaje de garbanzos con espinacas



Un guiso de legumbre perfecto para combatir el frío que tenemos, el cual podemos convertir en un plato único si le añadimos unos trozos de bacalao.

ingredientes
250 gr de garbanzos
150 gr de espinacas
1 cebolla pequeña
2-3 dientes de ajo
2 zanahorias
2 cucharaditas de pimentón dulce
2 huevos cocidos
1 cucharadita de harina
aceite y sal

elaboración

La noche anterior ponemos los garbanzos en remojo con agua caliente y sal.
Al día siguiente ponemos a calentar en una olla agua con un poco de sal. Mientras se calienta picamos la cebolla en trocitos pequeños. Pelamos y troceamos también las zanahorias.




Cuando empiece a hervir el agua incorporamos los garbanzos, bien lavados y escurridos, tienen que quedar bien cubiertos, con dos dedos de agua por encima, por lo que si necesitamos más agua esta tiene que estar bien caliente. A continuación añadimos la cebolla, las zanahorias, la mitad de los dientes de ajo pelados y fileteados, un chorrito de aceite y una cucharadita de pimentón y cocemos durante 15 minutos, contando desde que suba el tapón de la válvula. Este tiempo dependerá de la olla, del garbanzo, del agua usada…, dejamos enfriar y abrimos la olla, comprobamos que el garbanzo esté hecho, y si hay demasiado caldo retiramos un poco pero no lo tiramos, por si acaso hay que añadirlo más tarde y si nos hemos quedado cortos, pues añadimos un poco más de líquido.


Mientras, se enfría la olla, hacemos un sofrito, para ello en una sartén hermosa, ponemos un poco de aceite y freimos el resto de los dientes de ajo pelados y picados, sin dejar que se doren añadimos las espinacas bien lavadas, escurridas y picadas, al principio veremos que no entran en la sartén, pero a medida que cogen calor irán mermando.
Espolvoreamos una cucharadita de harina que rehogamos unos minutos y una cucharadita de pimentón, con cuidado de que no se queme, mojamos con un poco del caldo de cocción de los garbanzos y lo añadimos a la olla, removemos para que todo se mezcle bien y dejamos cocer unos 10 minutos más a fuego suave. Rectificamos de sal y listos para comer. A la hora de presentar este potaje en la mesa añadimos los huevos cocidos bien picaditos.