14 dic. 2012

mini huevos a la escocesa



O lo que es lo mismo huevo cocido, en mi caso de codorniz y menos mal pues sino imaginaros el tamaño de las bolitas, que una vez pelado va recubierto con carne picada, los originales son de carne de salchicha, y que una vez empanados los freimos. Lo habitual es comerlos fríos, y son perfectos para llevarlos de picnic, cosa que llevaré a la práctica.
Una receta que como otras muchas me la recomendó mi amiga Itzi, en la receta que me pasó me indicaba que a la carne picada se le podía poner las especias que quisiera por lo que aquí os dejo mi versión. No serán los auténticos pero en casa nos han encantado. Con una ensaladita una cena perfecta.
Como veis entre los ingredientes que he usado está el panko (pan rallado japonés), que compré en el CI, pues tenía curiosidad de ver como quedaban con esa cobertura y he de decir que quedan super crujientes, si usamos nuestro pan rallado intentar que no esté demasiado molido.



ingredientes
18 huevos de codorniz
450 gr de carne de picada 

   (ternera + cerdo)
100 gr de cebolla
2 dientes de ajo
1 yema de huevo “L”
ralladura de medio limón
sal y pimienta
1 cucharada de perejil fresco picado
15 gr de pan seco
un poco leche
aceite para freir
panko, harina y huevo batido






elaboración
Cocemos durante 5 minutos los huevos de codorniz, los refrescamos en agua fría y los pelamos.
En una sartén con un poco de aceite ponemos la cebolla muy picadita dejando que se vaya haciendo a fuego suave. Cuando empiece a ablandarse añadimos los dientes de ajo también picados y dejamos hasta que esté pochado.
En un bol colocamos la mezcla de carnes, la yema de huevo, sal, perejil pimienta, la cebolla y el ajo pochados, la ralladura de limón, el pan empapado en un poco leche y bien escurrido. Todos estos ingredientes los mezclamos bien, y la mezcla la dejamos reposar en el frigo una media hora.





A continuación con las manos húmedas, cogemos pequeñas porciones de carne, yo calculé unos 30-32 gr para cada una. Cada porción la aplastamos en nuestra palma como si fueramos a hacer tortitas y con ellas envolvemos un huevo, intentando que la carne quede bien pegada a este, así evitamos que al freirlas se nos reviente la cobertura. Si al terminar con los huevos, nos sobra carne, pues ya puestos hacemos unas albóndigas.



Pasamos las bolas por harina, por huevo batido y por el pan rallado en mi caso, panko.
Ya sólo queda freirlas en abundante aceite y cuando las tengamos bien doraditas las dejamos escurrir y listas. Yo las he acompañado con mermelada de tomate cherry y una ensaladita.






11 comentarios: