18 dic. 2012

bocaditos de carne con champiñón


Si el otro día os enseñaba unos huevos que estaban envueltos con carne, mini huevos a la escocesa, hoy os enseño estos bocaditos de carne que tienen como sorpresa en su interior un champiñon, otra manera de prepararlos sería incorporar los champiñones en la mezcla de carnes y formar las albóndigas. 




ingredientes
18 champiñones
450 gr de carne de picada
(ternera + cerdo)
100 gr de cebolla
3 dientes de ajo
1 yema de huevo “L”
ralladura de medio limón
1 cucharada de perejil fresco picado
15 gr de pan seco
un poco leche
sal y pimienta
aceite para freir
panko, harina y huevo batido
2 limones para decorar
2 huevos duros para decorar
una ramita de perejil para decorar



elaboración
Limpiamos los champiñones bajo el chorro de agua y los salteamos en una cazuela con un poco de aceite y un diente de ajo. Cocemos durante 10 minutos los huevos, los refrescamos en agua fría y los pelamos.
En una sartén con un poco de aceite ponemos la cebolla muy picadita dejando que se vaya haciendo a fuego suave. Cuando empiece a ablandarse añadimos dos dientes de ajo también picados y dejamos hasta que estén pochados.
En un bol colocamos la mezcla de carnes, la yema de huevo, sal, perejil, pimienta, la cebolla y el ajo pochados, la ralladura de limón y el pan empapado en un poco leche y bien escurrido. Todos estos ingredientes los mezclamos bien, y la mezcla la dejamos reposar en el frigo una media hora.




A continuación con las manos húmedas, cogemos pequeñas porciones de carne, yo calculé unos 30-32 gr para cada una. Cada porción la aplastamos en nuestra palma como si fueramos a hacer tortitas y con ellas envolvemos un champiñón, intentando que la carne quede bien pegada a este, así evitamos que al freirlas se nos reviente la cobertura.
Pasamos las bolas por harina, por huevo batido y por el pan rallado en mi caso, panko.
Ya sólo queda freirlas en abundante aceite y cuando las tengamos bien doraditas las dejamos escurrir.





Cuando todas las albóndigas estén fritas, cortamos los huevos duros en láminas y los limones sin pelar en rodajas muy finas, y las ponemos en el fondo de una fuente.
Sobre cada rodaja de limón, colocamos una de huevo duro y, en el centro de esta, una albóndiga, que coronamos con un poco de perejil y sujetamos todo con un palillo.



9 comentarios: