13 ene. 2012

alubias blancas con calabaza estofada


Continuo aprovechando las calabazas, esta vez acompañada de legumbre, por cierto también de la huerta de casa. La legumbre no debería faltar en nuestra dieta, es buenísima tanto para nuestra salud como para nuestro bolsillo. Es una excelente fuente de proteínas (ya en la Edad Media la llamaban "la carne de los pobres") y tambien una buena fuente de fibra, sales minerales, hierro y vitaminas. Y si van acompañadas como en la receta de hoy, con verdura, es una manera muy ligera de consumirlas.

ingredientes
para las alubias

250 gr de alubias blancas
un trozo de pimiento verde
un trozo de cebolla
agua y sal

para la calabaza estofada
1 puerro
1 cebolla mediana
1 zanahoria
250 de calabaza

aceite y sal






elaboración

La noche anterior ponemos las alubias a remojo. Por la mañana, las escurrimos y colocamos en una cazuela. Las cubrimos dos dedos por encima, con agua fría junto con el pimiento, la cebolla y un poco de sal. Tapamos la cazuela y ponemos a fuego muy suave durante media hora aproximadamente para que vaya calentándose el agua poco a poco. Pasado este tiempo se pone a fuego más fuerte, procurando que no hierva a borbotones, si no que lo haga muy despacio, durante otros 25-35 minutos. Es importante que se hagan despacio, para que los granos no revienten y se despellejen. Con una espumadera vamos retirando la espuma y las impurezas que se irán formando en la superficie.

Mientras se cuecen las alubias, vamos preparando la calabaza estofada y una vez lista la reservamos.




Cuando pasen los últimos 25-35 minutos retiramos la cebolla y el pimiento y añadimos la calabaza, mezclamos con mucho cuidado, mejor moviendo la cazuela y dejamos cocer a fuego suave otros 10-15 minutos. Si nos parece mucha calabaza, no echarla toda y aprovecharla como guarnición o para cenar con un huevo frito, por ejemplo. Rectificamos de sal, dejamos reposar un poquito y a servir acompañadas de unas guindillas en vinagre caseras.

Si nos quedan muy caldosas sacamos unas pocas alubias, las aplastamos con un tenedor y las incorporamos al cocido, si por el contrario espesan demasiado, añadimos un poco de agua.




28 comentarios: