18 ene. 2012

calçots


Hasta este pasado fin de semana no habíamos probado los calçots, han sido todo un descubrimiento, y todo gracias a Jose del blog Las recetas de Jose, que nos envió este paquete con calçots, salsa romesco y una bolsa de frutos secos por ser la ganadora del concurso que organizó para celebrar su primer añito de blog.


Como veis en las fotos, los calçots son cada uno de los brotes de una cebolla blanca y que forman la base de las populares calçotadas, originales de Valls. Los calçots se asan sobre una llama viva usando sarmiento de vid del año anterior, una vez asados nos colocamos un babero-servilleta, los pelamos para quitar la parte quemada, los untamos en la salsa y a disfrutarlos mirando al cielo.
Nosotros hicimos nuestra calçotada particular en el norte de Burgos con un frío que pelaba pero… fue toda una novedad hacer una barbacoa en pleno invierno.




Ahora al escribir la entrada me doy cuenta de algunas cosas que no hice bien, pero que no cambió para nada el resultado final, mira que Jose me mandó un tutorial, que yo me leí pero al final... no quité las raices a los calcots antes de asarlos, tan solo los sacudí un poco por si tenian algo de tierra, pero supongo que no tendrá mayor importancia, lo único es que a la hora de pelarlos costaba un poco soltar el final, ahora entiendo el porqué, pero bueno, para la siguiente seguro que no se nos olvida, por lo demás si tenéis la oportunidad de probarlos no lo dudéis porque están verdaderamente ricos. Según me ha comentado Jose, el último domingo de enero se celebra la fiesta grande del calçots en Valls, así que si os pilla cerca ya tenéis plan para el fin de semana.



17 comentarios: