28 dic. 2011

pan con poolish y feliz año nuevo



Voy a terminar el año con una receta de pan, de nuevo me he puesto manos a la masa, esto de hacer pan engancha y sigo haciendo los panes que nos van proponiendo Salomé y Daniela, voy con un poco de retraso pues ya van con el n.º 4 y este de hoy es el n.º 2, pero no todos los intentos me salen medianamente bien como para enseñarlos, pero al final, el que la sigue la consigue, este creo que no me ha salido del todo mal.
Es un pan con poolish, palabrita que no había oido nunca y que no es más que un pre-fermento que se hace con una mezcla de harina, agua (a partes iguales) y un poco de levadura, que se deja reposar toda la noche y que al día siguiente se añade al resto de ingredientes para hacer el pan.

ingredientes
para el poolish
250 g de harina de fuerza
250 g de agua
1 g de levadura seca

para la masa
500 g de harina de fuerza
250 g de agua
14 g de sal (2 cucharaditas)
6 g de levadura seca (2 cucharaditas)








elaboración
De víspera preparamos el poolish, para ello ponemos en un bol el agua y sobre ella volcamos la harina y la levadura, lo mezclamos con ayuda de una cuchara. Cubrimos el bol con film y lo dejamos a temperatura ambiente.
Por la mañana veremos que la masa habrá aumentado de tamaño y que está llena de burbujas, por lo menos esto es lo que me ha salido a mí.





Una vez que tenemos el poolish, preparamos la masa, yo la he amasado con la panificadora pero tambien se puede hacer a mano.
En la cubeta de la panificadora, ponemos por este orden el agua, el poolish, la harina, la sal y la levadura, elejimos el programa de sólo amasado y una duración de cinco minutos, dejamos reposar durante 15 minutos y lo amasamos de nuevo durante 10 minutos más.
Nos tiene que quedar una masa que no se pegue a las paredes de la cubeta, por lo que igual necesitamos añadir un poco más de harina o un poco más de agua (aquí es donde tengo que controlar algo más para no tener que añadir nada).




Esta masa la colocamos en un bol aceitado y lo tapamos con un trapo durante 45 minutos tras los cuales retiramos el trapo y realizamos unos pliegues. Con las manos húmedas cogemos de un lado la masa, la estiramos y la dejamos caer sobre el lado opuesto, y repetimos los pliegues con todos los lados. Después de hacer estos pliegues cubrimos la masa con un film y dejamos reposar otros 45 minutos más.

Tras este reposo sacamos la masa del bol, la dividimos en dos partes, de cada parte podemos sacar bien 6 trozos para hacer 6 bollitos o bien 2 trozos para hacer 2 barras, lo que elijamos lo tapamos y dejamos reposar 10-15 minutos.




Ahora vamos dando forma a nuestros bollitos y los colocamos en una bandeja de horno previamente engrasada, los cubrimos con film engrasado y lo dejamos reposar otros 45 minutos. Un poco antes de que termine este tiempo ponemos a calentar el horno a 250 ºC.

Antes de meter los panes a hornear los pintamos con agua para que adquieran un bonito color y le hacemos unos cortes. Los metemos al horno, bajamos la temperatura a 200 ºC y colocamos en el fondo una bandeja con agua para que se produzca vapor. Los horneamos durante 20-25 minutos. Apagamos el horno y los dejamos 5 minutos más para que queden más crujientes. Los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.




Y ya sólo me queda desearos a todos un Feliz Año Nuevo, que todos vuestros deseos se vean cumplidos.




41 comentarios: