7 dic. 2011

galletas de chocolate



Cada día me estoy aficionando más a hacer dulces, antes los hacía muy de vez en cuando y ahora no pasa una semana que no prepare algo, cosas sencillas, como estas galletas que han sido todo un éxito, que cosa más rica con un intenso sabor a chocolate, esto de hacer galletas es todo un vicio.
Es una receta de Ane del blog Cocina Top Secret que celebra su primer año de blog con un concurso en el que hay que preparar una de sus recetas. Me ha costado decidirme y al final he preparado estas galletas, el único cambio que he hecho ha sido que he puesto todo el chocolate negro, pues con leche no tenía, aun estais a tiempo de participar, así que pinchar en el enlace y pasaros a conocerla.



ingredientes
200 gr de chocolate negro
100 gr de azucar
50 gr de mantequilla
210 gr de harina de repostería tamizada
½ cucharadita de esencia de vainilla
½ cucharadita de levadura en polvo
2 huevos
1 pizca de sal
azúcar glas para rebozar








elaboración
Troceamos el chocolate y la mantequilla y lo ponemos a fundir bien al baño maría o en el micro, si lo ponemos en el micro con cuidado de que no se nos queme, para ello cada 10 segundos lo sacamos y movemos hasta que se funda, nos tiene que quedar bien mezclado. Dejamos templar.
En un bol batimos los huevos junto con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que blanqueen, añadimos el chocolate fundido y mezclamos hasta que se integre. Incorporamos la harina tamizada junto con la levadura y la pizquita de sal, y de nuevo lo mezclamos todo, una vez que lo tengamos listo tapamos el bol con film de cocina y lo metemos en la nevera por lo menos 1 hora.
Cuando pase este tiempo encendemos el horno a 180 ºC y colocamos papel de hornear en dos placas de horno.


Ahora solo queda ir dando forma a nuestras galletas. Sacamos el bol de la nevera y veremos que la masa ha endurecido, con ayuda de dos cucharas o con la mano vamos formando bolitas del tamaño de una nuez, las rebozamos en el azúcar glas y las colocamos en las placas de horno dejando espacio entre ellas pues con el horneado aumentaran de tamaño. Las metemos en el horno durante 10 minutos, estarán listas en cuanto se agrieten, tienen que quedar crujientes por fuera y por dentro blanditas. Las sacamos a enfriar sobre una rejilla.
Al enfriarse se endurecen.





20 comentarios: