21 oct. 2011

pan básico


El pasado fin de semana, por fin me decidí he hice mis primeros panes, era una de mis asignaturas pendientes, y el resultado, como veis, no ha sido nada malo, un pan bien rico, que no necesita amasado, es a base de hacer plegados en la masa, se prepara el día anterior y se deja toda la noche en la nevera para que fermente. Viendo los resultados seguiré practicando con la panadería.

Es un pan que he hecho siguiendo las indicaciones de Salomé del blog Bloc de recetas, un blog que no podeis dejar de visitar, en el Salomé nos propone junto con Daniela del blog "Vegetarian gustos si sanatos" hacer un pan una vez al mes, para ir quitándonos el miedo, hoy he hecho la entrada con la segunda propuesta, un "pan con poolish", tener en cuenta que no hay ningún plazo para presentar vuestros logros haciendo pan.


ingredientes
340 gr harina de fuerza
340 gr harina todo uso
14 gr de sal
6 gr de levadura seca
510 ml agua templada (35º)











elaboración 
Colocamos todos los ingredientes en un bol, los mezclamos durante dos minutos y tapamos el bol con una bolsa de plástico durante otros cinco minutos.
Engrasamos bien un recipiente de plástico y pasamos la masa, la tapamos con una bolsa de plástico y la dejamos reposar durante 10 minutos.


Destapamos y ahora comienzan una serie de plegados y reposos. En total cuatro.
El primer plegado, con una espátula doblamos cada lado de masa sobre el contrario, en total cuatro dobleces, lo tapamos con la bolsa de plástico y bien cerrado lo dejamos reposar durante 10 minutos.

En el segundo, tercer y cuarto plegado hay que hacer lo mismo que en el primero, los cuatro dobleces, tapamos y dejamos reposar 10 minutos.

Engrasamos una caja más grande donde pondremos la masa, de nuevo la cubrimos bien con una bolsa de plástico y la dejamos bien cerrada en la nevera durante toda la noche.




Al dia siguiente, destapamos la masa con cuidado pues la bolsa puede tener agua fruto de la condensación y veremos que ha crecido mucho y que está llena de burbujas. Mi caja no era lo suficientemente grande y se quiso escapar la masa.



Engrasamos bien el marmol de la cocina o una tabla y echamos la masa con mucho cuidado para que no se desgasifique. Con ayuda de la espatula bien aceitada vamos cortando porciones de pan, 6 si los queremos grandes y 8 si queremos los panes más pequeños, una vez partidos los trozos los iremos colocando en dos bandejas de horno cubiertas con papel de horno bien engrasado y dejando separación entre los trozos. Los cubrimos con papel film bien engrasado y lo dejamos reposar durante una hora. Cuando pase la hora quitamos el film y lo dejamos así durante una hora más, a la media hora encendemos el horno a 250 ºC.






Cuando alcance esta temperatura la bajamos a 225 ºC y colocamos una de las bandejas en la parte baja del horno, la horneamos durante 25-30 minutos o hasta que veamos que el pan tiene un color tostado. Los sacamos y los enfriamos sobre una rejilla. Hacemos lo mismo con la segunda bandeja.
Pasaros por el blog de Salomé y vereis el paso a paso tan bueno que ha hecho y con el que no os quedará ninguna duda de como hacerlo o por el blogmiren de nuestra amiga Miren que también se animó a probar con este pan y le quedaron unos bollos de cine.  



25 comentarios: